Prueba de la batería del Xiaomi Mi 11, nos sorprende por completo

En algunas ocasiones los terminales de gama alta tienen problemas para ofrecer una autonomía decente, ya que sus componentes no lo permiten, ya que son grandes consumidores de energía. Te contamos cómo responde el Xiaomi Mi 11 en todo lo que tiene que ver con el tiempo que los puedes utilizar sin recargarlo.

Lo cierto es que los componentes que hay en el interior del Xiaomi Mi 11 son claramente de los mejores que hay en el mercado. Un ejemplo de lo que decimos es que el procesador integrado es un Snapdragon 888 y la pantalla, que tiene un impacto directo en la autonomía, es AMOLED de 6,81 pulgadas -y no le falta la posibilidad de utilizar una frecuencia que llega a los 120 Hz-. Es decir, que hablamos de opciones que necesitan de una batería decente para no dar problemas… Y, la elegida por la firma, es de 4.600 mAh lo que nos está nada mal (y, ojo, que el grosor del terminal es de sólo 8,1 milímetros).

Conexión USB del Xiaomi Mi 11

La verdad es que no hay nada especialmente sorprendente en lo que tiene que ver con los componentes del Xiaomi Mi 11, pero sí que es cierto que revisando otros modelos que son de gama alta, el amperaje antes mencionado está entre los mejores. Eso sí, falta por ver si la combinación hardware/software (Android 11 en este caso con personalización MIUI 12), es óptima o no.

¿Responde la autonomía del Xiaomi Mi 11?

Pues lo cierto es que en general, hay que decir que para nada es decepcionante lo que ofrece el terminal del que hablamos. Todos lo contrario. En el uso habitual hemos conseguido resultados que son convincentes, ya que no hay problemas para superar un día de uso (y no decimos llegar a la noche). En este caso hablamos de utilizar en smartphone con correos, navegar por Internet y, como no, dar rienda suelta a los contenidos multimedia de vez en cuando. Se coloca al nivel de lo que hemos Visor en la gama Huawei P40, lo que son grandes noticias, y supera a lo que hemos visto en modelos como por ejemplo algunos de los integrantes de la Galaxy S11. Bastante bien.

Uso de la pantalla del Xiaomi Mi 11

Al probar el comportamiento del Xiaomi Mi 11 con diferentes configuraciones de la pantalla, hay que decir que cuando no se abusa del brillo las cosas van bastante bien, casi excelente habría que decir. Pero, y casi siempre hay uno, al subir este parámetro de forma constate los tiempos bajan de forma evidente… es lo que tiene superar de forma constante al máximo los 600 nits. El caso es que en el peor de los casos hablamos de tiempo que superan las ocho horas sin problemas, mientras que en el mejor irse por encima de las 10 es lo habitual. Convincente, no hay duda, especialmente teniendo en cuenta que este es un gama alta puro y duro.

Autonomía del Xiaomi Mi 11

Hay que mencionar de forma concreta cómo responde el dispositivo con el uso de los 120 Hz. En general las cosas son adecuadas, pero se nota que el número de pasos para configurar este parámetro es menor a lo que permite por ejemplo el Galaxy S21. Esto hace que en modo automático se consuma más energía en algunos casos, lo que impacta en la autonomía. ¿Es desastroso esto? Ni mucho menos, pero es algo donde hay margen de mejora en el dispositivo de Xiaomi. De todas formas, esto no es algo malo y al establecer el máximo en la frecuencia, la reducción de tiempos de uso no es muy elevada, ya que no ha superado nunca el 8% en nuestras pruebas.

Carga, hay de todo en este teléfono

La verdad es que unos se sorprende gratamente de lo que ofrece el Xiaomi Mi 11, ya que literalmente no le falta de nada. Así, por ejemplo, la velocidad que admite como máximo este modelo por cable es de 55 W, nada menos. Pero, además, si se utiliza la opción inalámbrica, se llega a los 50 W. Brutal, Esto significa que siempre se rellena el 100% de la batería en menos de 55 minutos, lo que es una excelente marcas. Eso sí, en la segunda opción, el control del calor es mejorable, pero sin llegar mucho menos a ser molesto para el usuario ni peligroso para el terminal.

Trasera del teléfono Xiaomi Mi 11

¿Aquí se acaban las buenas noticias en este modelo? Pues no. Este terminal incluye opciones como por ejemplo compatibilidad con tecnología Power Delivery 3.0, lo que es un seguro de vida, e incluso tiene carga inversa para poder cargar dispositivos compatibles con Qi (como por ejemplo auriculares). Por lo tanto, hablamos tanto de cantidad como de calidad, ya que no le falta soporte para Quick Charge 4+. Sin llegar a ser el mejor, sí que incluye una buena cantidad de opciones de configuración en los Ajustes, como por ejemplo el poder deshabilitar la carga inversa.

La verdad es que el Xiaomi Mi 11 nos ha parecido un smartphone tremendamente solvente en lo que tiene que ver con la autonomía. Rápido cuando tiene que serlo y con un buen tiempo de uso sin tener que recurrir a un enchufe de forma constante. Buen trabajo el realizado y, la verdad, es que el salto cualitativo en esta generación nos ha parecido bastante notable.