Vuelta al cole: Razones para limitar el móvil a los niños

Como nativos digitales, muchos niños comienzan a usar la tecnología a una edad muy temprana. Tener un teléfono móvil parece ser una extensión natural de este hecho y ahora que llega la vuelta al cole seguramente estés pensando si ha llegado el momento de darle a tu hijo su propio smartphone. ¿Es oportuno?

Actualmente pedagogos, pediatras y expertos en tecnología no se ponen de acuerdo. No se puede simplemente responder sí o no a un niño cuando solicita un teléfono, se deben considerar el propósito de tenerlo, así como sus ventajas y beneficios. A medida que los niños y la sociedad se vuelven más expertos tecnológicamente, la respuesta a menudo será sí, pero no siempre el móvil va a ser una buena forma de incentivar a los más pequeños de la casa.

niños movil

5 razones para alejar a tus hijos del móvil

Crecer en la era de la tecnología tiene sus beneficios, como el acceso instantáneo a un sinfín de posibilidades educativas y preparación para los trabajos del futuro, el contacto inmediato con los menores o el fomento de las relaciones sociales. Pero también expone a los jóvenes a una serie de problemas mucho menos benignos:

  • Exposición a la radiación: No es un invento que los móviles emiten radiación SAR y aunque sus efectos no han sido clasificados del todo, nunca está de más reducir la exposición de los más pequeños dela casa a ellas. Los expertos señalan que, debido a sus cráneos más delgados y fisiología única, los niños pueden recibir el doble de radiación en su cerebro y hasta diez veces más en su cráneo en comparación con un adulto.
  • Obesidad infantil: Cuanto más tiempo pase el niño con el smartphone, menos tiempo dedicará a jugar, hacer deporte o a otras actividades mucho más sanas. Es oportuno restringir el uso del teléfono.
  • Mal descanso: Muchos niños con teléfonos móviles pierden el sueño debido a hablar por la noche o por estar ansiosos de no perder una llamada, y como resultado sufren de dolores de cabeza y somnolencia durante el día, lo que interfiere con el aprendizaje en la escuela.
  • Acoso cibernético y delitos sexuales: Los niños con móvil están más expuestos a sufrir ataques por redes sociales, contactar con extraños y, en definitiva, poner en riesgo su identidad digital.
  • Falta de atención: Cuando nuestros hijos solo piensan en usar el móvil, su capacidad de atención se ve reducida,. Por este motivo es casi obligatorio que apaguen el smartphone en clase.

De hecho, investigadores de la London School of Economics descubrieron que los estudiantes de escuelas con acceso restringido al teléfono móvil recibieron (en tiempo) alrededor de una semana de educación adicional cada año y obtuvieron notas un 6% mejores a las de sus compañeros.

Cuándo deben usar los niños su primer móvil

Varios expertos coinciden en que los 9-10 años es la mejor edad para que nuestros hijos comiencen a usar su propio teléfono, siempre con herramientas de configuración parental bien configuradas claro está.

A partir de esta edad los niños ya están en un curso avanzado de primaria y son más conscientes de lo que tienen entre manos, pero no deja de ser clave que los padres y tutores les enseñen a usarlo de forma conveniente y expliquen los riesgos a los que están sometidos.