Qué datos pueden saber de ti al pagar con el NFC de tu móvil

Los dispositivos móviles cada vez se convierten en herramientas más imprescindibles con el paso del tiempo. Y todo gracias a que los diferentes fabricantes van añadiendo funciones y características esenciales. Como es el caso de contar con un chip NFC en los smartphones. Con este componente llegaremos a realizar diferentes tareas con nuestro terminal de una forma más rápida, entre ellas, poder hacer pagos.

No obstante, todavía no son todas las personas que confían en la seguridad de esta herramienta que nos facilita hacer pagos al momento sin tener que recurrir a nuestra tarjeta del banco física. Más que nada, porque temen que los datos de su tarjeta sean robados e incluso lleguen a sufrir un fraude. Sin embargo, con la tecnología de hoy en día el pago con el móvil se ha convertido en una opción más segura.

¿Pueden robar datos al pagar con el móvil?

Como decíamos, llevar a cabo el pago con nuestro dispositivo móvil se ha convertido en el método más seguro, incluso más que el hecho de recurrir a la tarjeta de crédito o débito tradicionales. Esto es porque, básicamente, a la hora de pagar en un local con nuestro terminal se comparten unos determinados códigos que son únicos y aleatorios que tienen un solo uso, más conocidos como ‘tokens’.

Además, una vez se cree será el que identifique la operación que vayamos a realizar. De esta manera, al realizar una compra en cualquier tipo de establecimiento, el número no quedará almacenado ni en ningún servidor externo. Aunque en el caso de los iPhone, al utilizar Apple Pay, se emplea un número único de dispositivo totalmente encriptado.

móvil NFC

Incluso, en el caso de los smartphones con el sistema operativo de Google, lleva añadido una función desde Android 10 que les permite habilitar el uso de Secure NFC. Es decir, el chip solamente se activará en caso de que la pantalla del smartphone se encuentre totalmente desbloqueada. De esta forma, no podrás hacer pagos. Para habilitar esta opción utiliza el buscador interno de tu smartphone.

En el caso de los iPhone, únicamente te dejará enviar tu información de pago cuando consiga tu smartphone autenticarte usando Face ID, Touch ID o el código que estableciste de seguridad para desbloquear tu smartphone de Apple. Así que estas vías son las medidas de seguridad que se utilizan en los diferentes smartphones para que la transacción sea totalmente segura.

El NFC del móvil utiliza una frecuencia de corto alcance, por lo que será necesario también acercar el smartphone a menos de 10 centímetros del TPV. Incluso, si se sufre un fraude, tendremos las mismas coberturas legales que proporcionan las tarjetas de crédito o débito tradicionales.

Quién tiene información de tus transacciones

Eso sí, Google Pay o, también en el caso de este servicio de Apple, aunque existen otras muchas, ninguna de ellas transmite la información no la emitan a terceros. Además, de que nuestros datos bancarios no se comparten con el comercio con en el que hemos comprado. Por lo que el único en conocer nuestros movimientos bancarios seremos nosotros y nuestro banco. Pues, desde la app de nuestro banco podremos conocer qué tipo de información saben:

pago movil

  • La fecha y la hora exacta en la que se ha realizado una operación.
  • En qué establecimiento hemos hecho una transacción.
  • El importe que hemos gastado.

Aunque, hay que tener en cuenta que, al tener una aplicación de un banco, al usarla nos solicitará una serie de permisos como nuestra agenda para poder facilitarnos los pagos a nuestro contactos o la localización, aunque en este caso podemos restringir este acceso, ya que dependiendo de la propia aplicación servirá para una determinada función como el hecho de localizar cajeros u oficinas cercanas a través de la app. Por lo que deberás revisar bien los permisos que le has concedido y cuáles son prescindibles. Además, cuentan con protocolos de seguridad SSL o TLS para que no se puedan descifrar con facilidad nuestros datos al iniciar sesión y se consiga realizar una conexión segura.

No obstante, hay que saber que si se recurre a apps de terceros, como es el caso de Fintonic, para hacer un seguimiento más exacto de nuestros gastos, hay que conocer que tendrán acceso a la clave de nuestra cuenta. Y, además, requiere permisos como nuestra ubicación o el número de teléfono. A su favor nos encontramos que tampoco expondrá nuestra información a terceras empresas, pues nuestros datos personales que le cedemos están protegidos bajo el Reglamento General de Protección de Datos.