Anom, el smartphone que usa el FBI para «cazar» criminales

Muchos usuarios seguro que lo desconocen, pero el FBI utilizó diferentes Google Pixel 4a para convertirlo en Anom. Lo curioso, es que estos terminales que han utilizado como señuelo, están apareciendo de forma misteriosa a la venta en distintos mercados de segunda mano.

Por lo que, cualquier usuario que no se dé cuenta, estará comprando un smartphone que ha usado el FBI para cazar criminales en diferentes partes del mundo. Además, puede pasar más desapercibido porque al iniciar el dispositivo móvil se inicia como otro cualquiera, aunque si muestra un detalle que puede llamar la atención. Y es que, este teléfono, al encenderse tendrá un logotipo de un sistema operativo llamado ArcaneOS.

El teléfono Anom del FBI

La realidad es que apenas hay información disponible públicamente sobre este sistema operativo ArcaneOS. Pero, lo que sí se puede asegurar, es que si te acabas de comprar un Pixel 4a y aparece ese logo, quiere decir que entre tus manos cuentas con un teléfono Anom. Más que nada, porque es este detalle el que ha ayudado a que, varias personas que terminaron con este tipo de terminales, se den cuenta de que algo no iba del todo bien en su nuevo smartphone.

google pìxel 4a

Pasa más desapercibido por otros muchos porque al desbloquear el Google Pixel 4a aparecerán algunas aplicaciones bastante conocidas como Tinder, Instagram, Facebook, Netflix e incluso Candy Crush. Sin embargo, ninguna de estas aplicaciones puede llegar a funcionar, por lo que, si se tocan sus iconos, no hará nada.

Además, al restablecer el teléfono al pensar que es culpa del móvil y tras escribir otro PIN, el terminal abre una sección completamente diferente dentro del dispositivo, en el que podremos ver un nuevo fondo y nuevas aplicaciones que hasta ese instante no estaban en el móvil. A partir de ese momento, en lugar de las aplicaciones que todo el mundo conoce, solamente habrá un reloj, una calculadora y los ajustes del dispositivo.

La app del FBI oculta en la calculadora

Aunque, lo más interesante de todo es que al pulsar en la calculadora no se abre como tal una calculadora, sino que nos mostrará una ventana para que iniciemos sesión. Directamente nos pedirá que «Ingrese ID de Anom» y una contraseña. Es decir, en la calculadora hay escondida una aplicación de mensajería oculta llamada Anom, la cual se descubrió hace apenas un mes que es la que utilizaba como señuelo el propio FBI.

Móvil Anom

Todos los delincuentes que contaban con un móvil con estas características creían que podían comunicarse de forma segura a través de esta app, ya que pensaban que la aplicación cifraba sus mensajes. Pero, estaban equivocados, ya que un grupo internacional de agencias de aplicación de la ley, incluido el FBI, se encargaba de monitorear sus mensajes.

Solamente el mes pasado, el FBI y las diferentes agencias de seguridad en Europa y Australia ya anunciaron cientos de arrestos de millones de mensajes de usuarios que había utilizado Anom durante varios años. Incluso, se llegaron a obtener hasta 27 millones de mensajes en más de 11.800 dispositivos que ejecutaban esta curiosa app de mensajería en más de 100 países.

Fuente > Vice

¡Sé el primero en comentar!