La SIM Virtual se retrasa en España

Generales

Con países que ya la comercializan, la idea de la tarjeta SIM virtual no termina de asentarse en España a la velocidad que debería, y son los fabricantes y las operadoras las que no parecen estar interesadas en ver esta tecnología implantada en nuestro mercado. Al menos no por el momento. ¿El motivo? Intereses enfrentados.

Llevamos con el mismo ritual desde que la telefonía móvil se asentó, siempre abriendo la batería (al inicio) o usando los nuevos huecos en smartphones con batería integrada para colocar ese minúsculo chip enfundado en una cobertura de plástico llamado SIM que ha ido reduciendo esa capa externa para ir cabiendo en los terminales actuales. Cada móvil ha necesitado y necesita una SIM, pero con la idea de mejorar y evolucionar sus posibilidades, marcas como Xiaomi empezaron a usar algo llamado SIM Virtual.

Equipada de fábrica en los móviles, la SIM virtual viene ya implementada dentro del teléfono y hace que este haga las veces de SIM, por lo que para funcionar no necesita la operación de meter la pequeña tarjeta de plástico con el chip. Una tecnología que permitiría entre otras cosas que un usuario cambie de operador en segundos, ya que no necesitaría cambiar la SIM del teléfono por venir esta implementada y ser configurable permitiendo almacenar los códigos de varias operadoras al mismo tiempo.

Evolución de las SIM fisicas

En resumen significa que como clientes podríamos pasar de Vodafone a Orange, o de MasMovil a Movistar en cuestión de segundos, sin plazos de espera y sin todo el engorro de solicitar bajas, pedir altas, esperar a una nueva SIM para meter en el móvil. Todo beneficios para los usuarios en una medida que revolucionaría la industria de los móviles.

No en España

Beneficio en diseño también al permitir a las compañías diseñar nuevos smartphones sin el hueco actual necesario para la SIM, la tarjeta SIM virtual o eSIM iba a comenzar pronto su implantación. De hecho, según leemos en este reportaje de El Economista firmado por Antonio Lorenzo, fuentes pertenecientes a operadoras de telefonía móvil han señalado que lo acordado entre varias empresas potentes como Telefónica, Vodafone, Orange, AT&T, Verizon, China Unicom, Deutsche Telekom, las mismas que en febrero aprobaron la propuesta eSIM global durante el marco del Mobile World Congress de Barcelona, no están cumpliendo en su mayoría con lo acordado y la introducción de la eSIM se está retrasando.

El primer dispositivo con eSIM

Según vemosen el artículo, la Fase 1 de la medida eSIM empezó a inicios de este año y a día de hoy las SIM virtuales deberían haberse implantado ya en ‘wearables’ como los smartwatch, las tablets o las pulseras inteligentes, y por supuesto nada de eso ha sucedido excepto en un par de mercados, Alemania y Reino Unido, que han lanzado el Samsung Gear S2 con Telefónica siendo la primera operadora en estrenar la eSIM. Pero el smartwatch, que Telefónica traerá a España a finales de verano, ha sido el primero y único de momento, y no le han seguido más, por lo que al retraso de la Fase 1 hay que sumarle el retraso de la Fase 2 que se supone debía empezar a finales de verano y terminar a inicios de 2017 con la implementación en los primeros smartphones.

Arma de Doble Filo

Las compañías de Telecomunicaciones tampoco están apoyando activamente la eSIM, temiendo cosas como aplicaciones que nos permitan cambiar de operadora al instante para irnos de Movistar u Orange por ejemplo para aprovechar ofertas como la de Lowi o la de Vodafone y su doble de megas para estos meses. Y cuando terminasen irnos a las que mejor nos oferten tarifas para el otoño.

SIM prepago

Con la supresión del roaming en junio de 2017, la eSIM no supondrá una bajada en los ingresos del segmento internacional según los operadores, ya que con una SIM virtual podemos contratar en un segundo tarifas de las operadoras locales de tal o cual país, pero algunos han reconocido que hasta que no empiece la Fase 2, la que introduce la eSIM directamente en los smartphones, no empezarán a trabajar con esta tecnología. Esto puede ser visto como una medida protectiva para centrarse en los móviles y no antes en los wearables, pero otras fuentes aseguran que las operadoras tienes prioridades a corto plazo que consideran más importantes que empezar ya con la eSIM.

Escrito por Cesar Otero

Fuente > El Economista