Prueba a fondo del ZTE Blade L2

Prueba a fondo del ZTE Blade L2

Iván Martín

La gama media de producto se está convirtiendo en una de las más activas en la actualidad, algo que viene a demostrar el ZTE Blade L2, un dispositivo que llega para encuadrarse en este segmento y que ofrece características que se pueden considerar como suficientes (aunque con ciertos matices).

En lo referente al procesador y la memoria RAM este modelo incluye el “combo” que se ha convertido en casi un estándar para los modelos con precio ajustado (149 euros). Nos referimos a un SoC MediaTek MT 6582M que funciona a una frecuencia de 1,3 GHz en cada uno de sus núcleos. En lo referente a la TAM, esta asciende a 1 GB, por lo que en un principio no debe existir problema alguno para navegar por Internet o gestionar el correo.

Con un acabado en plástico, este modelo tiene un peso de 166 gramos y un grosor de 8,95 milímetros. Por lo que no destaca especialmente en este apartado. Lo mismo ocurre con la capacidad de almacenamiento, que es de 4 GB internos ampliables mediante el uso de tarjetas microSD de hasta 32 GB. Por cierto, su batería de 2.000 mAh ofrece una autonomía mejor de lo esperado.

Teléfono de cinco pulgadas ZTE Blade L2

Un detalle a comentar específicamente es la pantalla. Esta es de 5 pulgadas, por lo que ofrece una buenas dimensiones, pero su resolución es de sólo 850 x 480, por lo que no alcanza la calidad HD y, esto, se hace notar en algunos momentos. Para finalizar, en el apartado de la cámara hay que decir que la principal es de 8 megapíxeles, por lo que cumple… pero sin más.

Si quieres ver la prueba completa del ZTE Blade L2 pulsa aquí.

6 Comentarios