El 77% de los usuarios cambiarían de operador para ahorrar dinero

Escrito por Miguel Ángel Muñoz
Generales

La crisis económica que venimos atravesando desde hace un tiempo ha provocado cambios en los hábitos de consumo y el sector de la telefonía móvil no es ajeno a esta tendencia, como pone de manifiesto una encuesta realizada por la operadora MÁSmóvil y que asegura que el 77% de los usuarios de los productos de telefonía móvil cuenta con cambiar de operador a fin de reducir la factura.

De los más de 1.000 individuos entrevistados, el 61% opera actualmente con una compañía tradicional y el 37%, con una de bajo coste. En los últimos seis meses el 49% de los sujetos preguntados asegura haber reducido el consumo de móvil por la crisis, sobre todo en el número de llamadas nacionales y el envío de mensajes de texto, los SMS. Asimismo, el 36% afirma haber cambiado su modalidad de pago por la mejora de tarifa y el 30% ha optado por el control de gastos.

Gente infiel

De los datos obtenidos de este sondeo, casi un 50% de los encuestados ha reducido su consumo en los últimos tiempos y un 22% estaría dispuesto a prescindir de su móvil para ahorrar dinero. En cuanto a las prioridades de los consumidores, un 32% renunciaría antes al móvil que a ir a la moda, un 53% prefiere acudir a espectáculos, restaurantes o a locales de ocio antes que usar el teléfono, y un 65% prefiere echar gasolina. Sin embargo, un 5% renunciaría al sexo antes que a su móvil.

Las tarífas sí importan

El presidente de la operadora encargada de la encuesta, Maini Spenger considera que “la crisis hace que los consumidores tengan una sensibilidad mucho mayor al precio, a las tarifas y a lo que se paga por los servicios de telefonía móvil. El usuario mira con detenimiento la competencia y elige cada vez más en función de la relación mejor calidad, precio y servicio”. Habrá que ver si, a la vista de los resultados de esta encuesta de MÁSmóvil, las diferentes operadoras de telefonía móvil ajustan sus tarifas para no perder clientes.