4 trucos para que tu Samsung Galaxy M12 funcione más rápido

La gama Samsung Galaxy es una serie de teléfonos móviles repleta de oportunidades. Cualquier usuario con base a sus preferencias puede encontrar una opción ideal entre el amplio catálogo de la compañía coreana. No importa tu presupuesto, pues hay alternativas económicas que convencen con creces.

Una de las más populares del mercado es el conocido como Samsung Galaxy M12, que con un poco de suerte puedes llegar a encontrar en oferta por una cantidad cercana a los 100 euros. Una oportunidad asequible, aunque con algunos peros, puesto que un precio tan bajo conlleva una reducción de prestaciones en ciertos apartados. Por suerte para ti, si dispones de este smartphone a tu disposición y estás comenzando a experimentar problemas de rendimiento, tienes a tu alcance algunas posibilidades para mejorar el funcionamiento de tu Samsung.

Ni una actividad en segundo plano

Son muchas las aplicaciones que siguen realizando operaciones y ejecutando procesos mientras no estamos dentro de ellas. Las conocidas actividades en segundo plano lastran la navegación a lo largo del sistema si tu dispositivo no cuenta con una memoria RAM pronunciada, como es el caso.

Segundo plano

Para eludir cualquier tipo de problemática relacionada con este aspecto, hay que acudir a los ajustes de desarrollador. Para habilitarlos tienes que acceder a la sección ajustes y a la zona relacionada con la versión actual del terminal. Toca en numerosas ocasiones sobre ella y un mensaje informando sobre su activación debería aparecer.

En el interior de esta herramienta, encontrarás múltiples configuraciones relacionadas con el funcionamiento de tu Samsung Galaxy M12. Dirígete al apartado correspondiente a las aplicaciones, selecciona la opción “Limitar procesos en segundo plano” y escoge “Sin procesos en segundo plano”.

Ojo al almacenamiento

El espacio interno del móvil influye de modo determinante en su funcionamiento a la hora de efectuar tareas. Una capacidad pobre implica una ralentización pronunciada en ciertos casos, aunque es fácil de evitar esta clase de problemas.

La alternativa más sencilla es comprar una buena tarjeta MicroSD. En lo que al Samsung Galaxy M12 se refiere, permite una ampliación de hasta 1TB. Sin embargo, quizá no sea necesario adquirir este tipo de producto. Principalmente, porque hoy en día muchas aplicaciones cuentan con una versión Lite de tamaño reducido y pensado exclusivamente para terminales de este calibre. También es recomendable eliminar los programas que no utilices asiduamente.

Desactiva las animaciones

Los ajustes de desarrollador abren un abanico de posibilidades que te van a permitir incrementar el rendimiento del teléfono a través de pequeñas modificaciones. En esta ocasión, debes desactivar todas las escalas de animaciones para gozar de una mejor experiencia.

Animaciones

Esto eliminará ciertas transiciones que proporcionan fluidez durante la navegación, pero merece completamente la pena deshacerte de ello si la capacidad del dispositivo es limitada.

Si deseas eliminar cualquier clase de animación, toca ir de nuevo a las opciones de desarrollador. En la sección “Dibujo”, pulsa sobre cada una de las tipologías existentes y desactiva esta característica.

Fuera widgets

El rendimiento del Samsung Galaxy M12 no es idóneo y es algo lógico teniendo en cuenta su coste. Justo por esta razón, es conveniente no forzar las propiedades de este teléfono por mucho que los widgets de Android adornen la pantalla de inicio.

Estas herramientas resultan verdaderamente útiles durante el día a día, ya que ofrece la posibilidad de tener a mano cada vez más aplicaciones. Claro está, su uso implica un consumo mayor de memoria RAM y no estamos para derrocharla.

¡Sé el primero en comentar!