Cómo podemos enfriar nuestro móvil si se calienta en exceso

El calor es uno de los mayores enemigos de la tecnología en general y más concretamente de los terminales. Este dispositivo que nos acompaña a la playa, la piscina o en los días de trabajo más duros, tiene que sufrir temperaturas extremas para las que ni mucho menos está preparado. Una situación que lo puede dañar y por eso es importante enfriar el móvil de manera correcta, para que no sufra y por supuesto no se rompa.

Hay quienes recomiendan métodos que pueden conseguir que nuestro teléfono baje repentinamente de temperatura, como, por ejemplo, meterlo en el frigorífico, aunque esto deteriora notablemente la batería de nuestro móvil y puede acabar muy mal por los efectos de la humedad. Tampoco debemos pasar por alto esta situación y seguir usándolo, porque de lo contrario todas las fotos y archivos almacenados podrán perderse para siempre, así como el propio terminal.

Aléjalo del calor

Ante una elevada temperatura en el smartphone, lo primero que debemos hacer para enfriarlo correctamente es alejarlo de la fuente de calor. Si el sol le está dando directamente, es imprescindible taparlo, hacerle sombra y evitar de esta manera que la temperatura siga subiendo en el interior del teléfono. Pero esto no es suficiente, pues también hay que tener en cuenta las superficies sobre las que lo colocamos, dado que hay materiales como el metal que absorben el calor y lo transmiten al propio teléfono.

calor movil verano temperatura

También debemos evitar dejar juntos dos móviles, o el propio terminal con una tablet, así como otros dispositivos. Si por separado se calientan mucho, imagínate si ambos están en contacto, provocando que la temperatura se multiplique e incluso nos quememos al quererlos tocar.

Quítale la funda y los accesorios

Otro paso fundamental para hacer que el móvil se enfríe muy rápido se basa en quitarle la funda, por sencillo que parezca, esta evita que se disipe correctamente el calor y el smartphone se calentará más de lo debido por su culpa. Puede ser de gran ayuda para las caídas accidentales, pero, sin embargo, le juega una mala pasada el calor, tanto si está hecha de silicona, como de algún otro material más premium.

Funda Poco F3

El resto de componentes que pueden estar conectados al teléfono como, por ejemplo, unos auriculares o incluso un PopSocket tampoco ayudan a que el smartphone vuelva a la temperatura ideal. Estos accesorios se calientan y al estar unidos al dispositivo, alargan el proceso de enfriamiento.

Apágalo o deja de utilizarlo

En todos aquellos casos en los que nos aparezca un mensaje en pantalla de alerta por alta temperatura, tenemos que tomar medidas con mayor determinación para evitar que el teléfono pueda quemarse. La más útil y rápida para bajar la temperatura del móvil, además de los consejos ya mencionados, es pagar el terminal de inmediato. De esta manera nuestro smartphone dejará de generar calor y poco a poco eliminará el que ha absorbido.

temperatura calor oneplus 9 pro

Por supuesto, aunque es algo que muchos pueden imaginar, es clave dejar de cargar el teléfono. Al estar conectado a la corriente, la celda genera calor en mayor o menor medida y eso, sumado a los grados que ya tiene, supone un problema mayor, dado que no conseguiríamos enfriarlo por mucho que sigamos los demás pasos.

Enfríalo a base de aire

Conseguir que la temperatura del móvil se reduzca en poco tiempo y sin sufrir daños no es una tarea sencilla, dado que tenemos que ayudarnos de la temperatura ambiente para no hacer un cambio brusco que lo dañe, como ya hemos mencionado. Pensando en los métodos que utiliza el ser humano, nos encontramos con los ventiladores, los que sirven para remover el aire y evitar esa sensación asfixiante de calor, lo que vamos a usar también en los smartphones.

accesorio enfriar iphone 12 mini

Podemos poner el teléfono delante del ventilador, para que notemos cambios a los minutos de situarlo justo delante, o bien, nos podemos ayudar de los accesorios para enfriar el móvil que se pueden comprar. Existen muchos tipos y modelos entre los que elegir, algunos creados expresamente para usarlos mientras jugamos con él, por el calor que puede generar unos gráficos tan pesados, pero en caso de toparnos con un dispositivo muy caliente, también podemos ponérselo con esta finalidad.

Paciencia y cuidado para que no se repita

Cuando hayamos puesto en práctica todos estos consejos o al menos algunos de ellos, no podemos apresurarnos a volver a encender el móvil o iniciar los juegos que le han llevado a estar tan caliente como antes. Es mejor tener calma y dejarlo que poco a poco vuelva al estado normal, aunque por fuera puede dejar de quemarnos las manos, en su interior el calor sigue muy vivo y comenzar a abrir apps puede hacerle sufrir de nuevo muy pronto.

Además, te aconsejamos evitar todos los juegos pesados que a tu smartphone no le han sentado bien. Esos títulos con gráficos exigentes están ideados para smartphones con los mejores procesadores y en nuestro caso, puede que seamos capaces de moverlos, pero no le harán ningún bien.

¡Sé el primero en comentar!