¿Es cierto que el arroz puede secar tu móvil? Verdades y mentiras

¿Es cierto que el arroz puede secar tu móvil? Verdades y mentiras

Daniel Caballero

Desde los inicios de los teléfonos, no solo de los smartphones en sí, el arroz ha estado presente como remedio de urgencia cuando nuestro dispositivo ha caído al agua accidentalmente. Siempre hemos alabado las capacidades de este cereal para absorber la humedad. Pero, ¿realmente es útil? Y la gran pregunta… ¿Puede estropear más nuestro móvil cuando se ha mojado?

No obstante, los fabricantes suelen lanzar terminales con resistencia al agua y al polvo, con algún grado de certificación IP. A pesar de esto, el agua sigue siendo el gran enemigo de los smartphones de hoy en día, ya que el líquido elemento es responsable de una gran parte de las incidencias que reciben los servicios técnicos especializados en reparaciones. Y además, en la mayoría de los casos la garantía no cubre esos daños, por lo que la certificación nos da tranquilidad, pero hay que sortear el agua.

movil mojado 01

Antes de hacer nada

Parece evidente pero lo primero que debes hacer, a toda prisa, es quitar el smartphone del elemento en el que está sumergido. Cada segundo de exposición al agua reduce las posibilidades de que el teléfono salga vivo y se puede recuperar por lo que, nada más sacarlo, debes lavarte las manos y secarlas lo más rápido posible antes de seguir manipulando el terminal. De igual forma, i está lloviendo, envuélvelo en cualquier material que no deje entrar más líquido: unas cuantas capas de ropa o una bolsa de plástico servirán.

Después, antes de meterlo (erróneamente,e com verás a continuación) en arroz o proceder a su secado, es importante retirar cualquier carcasa u otro accesorio lo antes posible. Al igual que en urgencias se corta la ropa en lugar de quitarla con cuidado, los segundos importan. El agua y la electricidad no se mezclan, así que si el teléfono estaba conectado a un cargador cuando se derramó agua sobre él, primero retira el cargador del smartphone y luego retira el enchufe de la toma de corriente.

cargadores movil

Si el teléfono no se apagó automáticamente, apágalo ahora. Acto seguido, sigue retirando cualquier elemento que tengas dentro del smartphone, como la tarjeta SIM o la tarjetas MicroSD, si estás usando una. Ten en cuenta que todos estos componentes también pueden dañarse con el agua, por lo que sacarlos y secarlos tiene sentido.

En general, todo lo que puedas retirar del teléfono, ya sea la carcasa, el protector de pantalla, las tarjetas de telefonía o de memoria, e incluso la batería, si tienes un smartphone antiguo que permite retirar este componente, va a ayudar a proceder con el secado del terminal.

Es ahora cuando debes plantearte si usar, o no, el arroz. Nosotros te vamos a explicar los peligros a los que vas a someter al teléfono si optas por esta opción.

¿Cuál es el método del arroz?

Hasta que encontremos una forma de impermeabilizar todos nuestros teléfonos móviles al 100% esta antigua solución es una especie de mezcla entre ciencia y mito.

Realmente, es posible secar un teléfono mojado si lo metes en arroz, sí, especialmente si pones el teléfono y el arroz en una bolsa de plástico sellada. Pero aunque el arroz extraerá la humedad, eso no significa necesariamente que su teléfono funcione correctamente después. Es más, los daños a los que estas exponiendo el teléfono movil pueden ser mayores que utilizando otros métodos para secar el terminal ya que, como veremos más adelante, el arroz puede quedar atascado en la toma de auriculares.

Sobre el papel, el método clásico dice que introduzcas el smartphone en un cuenco de arroz, aunque nosotros recomendamos usar una bolsa sellada, y lo dejes en ese estado 24 horas, no más tiempo. Con algo de suerte, y si sorteas los riesgos que mencionamos a continuación lograrás reparar el teléfono… ¿del todo? Eso es lo que vamos a tratar de discernir a continuación, eliminando mitos y dejando solo las verdades sobre la relación de este cereal con los productos electrónicos (no solo los teléfonos).

Peligros de usar el arroz

Queramos o no, está pasando a la historia como una especie de mito, que tiene algo de realidad y que siempre ‘siembra’ dudas sobre su verdadera eficacia para arreglar un móvil mojado. Por si hay algún despistado en la sala, recordaremos que el remedio casero consiste en introducir un móvil en arroz, cuando este se haya mojado y presenta, o no, problemas de encendido y funcionamiento. Uno de los principales remedios que usaba tu madre o tu abuela cuando había algún fallo en uno de los aparatos electrónicos de la casa y que en contadas ocasiones, funcionaba,

movil arroz

Las recomendaciones varían según la fuente, pero, en general, debemos mantener el terminal sumergido en este cereal durante 24/48 horas. Si todo va bien, el arroz y su potente eficacia absorbiendo la humedad, conseguirá secar un smartphone para que vuelva a funcionar como antes del remojón. Sobre el papel, es una solución rápida y efectiva para cuando no podemos cargar el móvil mojado más allá de dejarlo secando.

Hace años, un fabricante de reconocido prestigio y que sabe algo de smartphones, rompió una lanza a favor de este método: Nokia. La famosa compañía no dudó en ‘mojarse’ afirmando que el mito del arroz era bastante real y que funcionaba, siempre que lo usáramos con cabeza. La marca recomendaba secar un móvil mojado con una toalla y meterlo en una bolsa llena de este cereal, situándola sobre un radiador y dejarla toda una noche.

Nokia Arroz

Para la firma, el método era totalmente válido para recuperar smartphones que se han mojado. Eso sí, no todo el mérito es del arroz, que ayuda en la tarea, pero todo depende de diversas variantes como la cantidad de agua que ha entrado en el dispositivo o el tiempo que ha estado sumergido. Si el móvil tiene mucha agua en su interior, no conseguirá recuperarlo por mucho arroz que le pongamos, pues el daño ya estará hecho; pero si se trata de agua que ha entrado de manera puntual, no habrá problema en quitarla gracias al arroz.

Además, es posible que solo sirva como una medida temporal, ya que la corrosión comenzará a hacer de las suyas para relevar problemas de funcionamiento en un futuro cercano.

No elimina el agua del interior

Al dejar el dispositivo en un cuenco con arroz, sí, puedes ayudar a absorber el agua, pero el arroz solo eliminará el líquido que está en el exterior del teléfono. Como consecuencia de que tu terminal se haya mojado, debes preocuparte por la humedad, pero no la de fuera, sino la que se apodera del interior del cuerpo del teléfono móvil. Esta humedad podría dañar el chipset y otros componentes del smartphone, junto con otros pequeños elementos cuidadosamente colocados dentro del teléfono móvil. Esta humedad puede ser un elemento que puede dañar de sobremanera nuestro móvil y sí que puede sentenciar la integridad de nuestro teléfono para siempre, por lo que es importantísima la forma en la que secaremos el mismo.

Es por ello que el arroz realmente va a conseguir poco más que lo que tú mismo podrías hacer con un trapo, pues el interior va a seguir estando en riesgo, incluso potenciándose con el uso del arroz por el siguiente motivo que os vamos a explicar

Cuidado con los granos pequeños

Algunos técnicos especializados se han encontrado con smartphones llenos de granos de este cereal en su interior, o de partículas de grano minúsculas, que han estropeado componentes internos, sumado al problema de la humedad. Esto significa que, además de no ser de ayuda, en ocasiones, incluso puede incluso agravar el problema. Teniendo en cuenta esto, podemos considerar el arroz como un buen método para una emergencia inicial, en la que una vez ‘seco’ podamos volver a encender el móvil para realizar una copia de seguridad de nuestros datos en el caso de que no la tengamos por si decidimos no seguir teniendo nuestro teléfono móvil.

móvil con arroz dentro

Es cierto que este cereal ha recuperado muchos smartphones, por lo que podemos considerar el mito como cierto, no obstante, muchos otros han presentado fallos de funcionamiento posteriores, por lo que no podemos considerarlo como un método 100% fiable y definitivo para arreglar un móvil que caído al agua. A esto hay que sumar los mencionados problemas que pueden darse con las partículas del arroz.

Además, ten en cuenta que el arroz, al absorber la humedad de tu dispositivo, podría mojarse por sí mismo y dejar un rastro de arroz blando en los diferentes rincones del teléfono y sus puertos. Luego está el temido polvo de almidón que está presente por todo el arroz y que podría entrar fácilmente en tu teléfono y estropearlo.

Si ponemos en una balanza los beneficios frente a los prejuicios, está claro que para un momento puntual nos puede servir, pero debes tener en cuenta que es posible que hagas más mal que bien a tu teléfono. Como alternativa, algunos técnicos consultados consideran mejor utilizar bolsas de sílice, que absorben mejor la humedad y suelen venir con muchos productos como ropa o alimentos. En el caso de que decidamos usar el arroz, lo mejor que podremos hacer es usar los granos más grandes que podamos tener por casa para que estos problemas se vean sumamente reducidos.

El arroz no arregla la corrosión

El principal problema de que un móvil se moje no es que esté húmedo y no lo podamos usar, algo en lo que sí que ayudaría el cereal, sino que este método no podrá hacer nada con la corrosión, que será instantánea cuando un móvil se moja con agua. Lo peliagudo es que, aunque a veces la corrosión está en partes importantes, otras veces no, por lo que seguiría funcionando sin problemas aparentes… hasta que no sea así.

Por ello, la idea de apagarlo, esperar unas horas, incluso días, para que el agua y cualquier partícula de humedad desaparezca dentro de arroz es más un mito que realidad, ya que el verdadero peligro está en si en la corrosión ha afectado a algún elemento vital del smartphone, como puede ser el caso de las conexiones de sus chips.

Es por ello por lo que, si el agua tiene contacto con diferentes componentes importantes, y aun así el teléfono funciona, será más bien pura suerte. Eso no quita que el teléfono, en su interior, tenga uniones de soldadura oxidadas que queden debilitadas, quebradas o terminen por romperse definitivamente al cabo del tiempo después de que un teléfono se moje.

La mejor forma de secar el móvil

La mejor opción sigue siendo el desmontaje del dispositivo para proceder a limpiar correctamente todos los componentes internos y verificar si alguno ha sido afectado seriamente por la humedad, para proceder a su sustitución. Por tanto, en caso de no tener conocimientos para proceder a desmontarlo, la vía más aconsejable es acudir siempre a un técnico especializado.

Retíralo todo

La mejor forma de actuar cuando un smartphone se ha mojado es retirar todos los componentes y accesorios que podamos extraer del equipo. Al igual que cuando entramos en un quirófano por una emergencia se retira la ropa rápidamente en lugar de quitarse con cuidado, con nuestro teléfono sucede lo mismo. La funda, el protector de pantalla y cualquier otro accesorio, deben quitarse del terminal lo antes posible para que el agua comience a evaporarse sin ningún tipo de elemento que dificulte el proceso.

El agua y la electricidad no se llevan anda bien, así que si el teléfono estaba enchufado a un cargador cuando se derramó agua sobre él, primero retira el cargador de la pared y luego quita el cable de carga del teléfono. Además, si el smartphone sigue encendido y no se apagó automáticamente, es el momento de hacerlo.

Todavía hay más cosas que puedes retirar, aunque dependiendo de tu móvil, podrás hacerlo en mayor o menor medida. Aquellos con un iPhone, podrán retirar la tarjeta SIM y poco más. En el caso de que el problema lo tengas con los dispositivos Android, es posible que también tengas una tarjeta microSD que puedas quitar. Incluso, si tu smartphone es antiguo, podrás retirar la batería.

Seca el móvil inmediatamente

Una vez que el terminal se haya mojado, lo cierto es que uno de los primeros pasos será ir corriendo a secar el exterior del teléfono. La mejor manera de hacerlo será coger un trapo de cocina o alguna servilleta que sea lo suficientemente superabsorbente para que podamos eliminar las gotas que podrían luego llegar a meterse también en el móvil a través de sus diferentes ranuras.

Limpiar movil

El mejor material que podemos emplear en este caso es un paño de fibra que no deje partículas de polvo cerca de los conectores del teléfono, ya que, si encima de que está mojado, le añadimos suciedad, el problema va a crecer y nuestro teléfono se puede convertir en un pisapapeles irrecuperable.

No obstante, si tienes los suficientes conocimientos, también existe la posibilidad de desmontar el dispositivo para poder llegar a limpiarlo correctamente por dentro. Pero, si en tu caso no cuentas con ellos, lo mejor será acudir a un técnico especializado que se encargue de hacerlo puesto que abrir el teléfono puede suponer que la garantía deje de cubrir en el futuro cualquier tipo de arreglo, por lo que será una cuestión a pensar.

Utilizar alcohol isopropílico

Otro método bastante efectivo para poder darle una segunda oportunidad a un móvil mojado es el alcohol isopropílico que sea apto para componentes eléctricos. Además, de que será una buena manera de eliminar la posible corrosión de los componentes. Por muy imposible que sea de creer, lo cierto es que con este líquido conseguiremos evaporar cualquier rastro de humedad.

Uno de los aspectos positivos este producto es que, al contar con grandes niveles de pureza, logra evaporarse sin dejar rastro allá por donde pase. Además de esto, conseguiremos arrastrar toda el agua que se encuentre en camino. Por tanto, si no sabes qué hacer si se moja tu móvil, podrás optar por esta opción que logrará eliminar. Eso sí, bastará con sumergirlo un par de minutos. Ya que, luego, habrá que quitar los restos del alcohol.

Es un producto muy sencillo de localizar tanto en supermercados como Amazon, donde puedes comprar pequeños botes por menos de 10 euros que te servirán para los móviles así como para otros equipos electrónicos.

Bolsas de sílice

El método anterior no será el único para absorber la humedad que invade nuestro dispositivo electrónico. Por ejemplo, en vez utilizar el arroz, ya hemos visto como los expertos recomiendan usar otro material que todos tenemos por casa y nunca le encontramos una gran utilidad. Es óptimo poner el smartphone en torno a bolsas de sílice que suelen venir en algunos productos que compramos, como zapatos o prendas de cuero y que solemos acabar tirando a la papelera por no encontrarle ese aparente uso.

bolsas silice

Este tipo de materiales no aparecen junto a las prendas para dar buen olor, de hecho son inodoras. Su principal objetivo es el de absorber la posible humedad o vapor que se llega a generar en las cajas y bolsas de plástico mientras se transporta hasta el cliente. Por tanto, os recomendamos a probar a comprar estas bolsas de sílice y meterlas en una bolsa hermética junto al teléfono mojado en la medida de lo posible y el efecto que tendrán las mismas para con nuestro teléfono móvil será bastante superior que el que harían los famosos granos de arroz, debido a que es un elemento destinado justo para retirar la humedad.

Usar un deshumidificador

Esta opción nos ayudará a apurar todavía el secado de un teléfono mojado. Por ello, tendremos que utilizar un deshumidificador o un aire acondicionado en modo absorción de humedad. Además, bastará con poner el smartphone cerca de este aparato entre 12 y 24 horas.

Si vas a trabajar con un aire acondicionado, ten mucho cuidado de no confundir la opción de absorber humedad con la de calor. No se te ocurra aplicar aire caliente directamente sobre el teléfono o el remedio será peor que la enfermedad pues agravará el problema del agua dentro de nuestro teléfono. Cuando pase este tiempo, el dispositivo debería estar completamente seco. Por lo que ya podremos tratar de encenderlo y comprobar si ha dado efecto. En el caso de que no haya resultado tal y como buscábamos, será el momento de buscar otras soluciones, aunque estas ya se van volviendo muy pero que muy limitadas.

Deja el móvil en un armario

Las soluciones más absurdas a veces son las más efectivas. Lo primero que recomendamos cuando tenemos que secar un smartphone es alejarlo de atmósferas húmedas como pueden ser el cuarto de baño o la cocina, por no hablar de una terraza. Además, debes evitar a toda costa aplicar calor o exponer el móvil al sol, lo que provocaría daños mayores pues, si el agua le sienta mal al smartphone, las altas temperaturas mucho peor. De la misma manera, las temperaturas bajas tampoco ayudarán a eliminar el agua de nuestro teléfono móvil por cuestiones que creemos obvias.

Por ello tenemos que buscar un lugar fresco y seco y en nuestra casa no hay mejor sitio que un armario. Podemos dejar el smartphone en una caja junto con las mencionadas bolas de sílice y rodeado de toallas, lo que también permitirá eliminar cualquier rastro de humedad del smartphone de forma más efectiva que el arroz. Deja el teléfono en este lugar durante un día entero y, con suerte, comprobarás como funciona con normalidad y no hay rastro del agua en sus componentes.

La última solución

Si nada te ha funcionado, debes empezar a pensar que el agua ha afectado y mucho a tu teléfono móvil y prácticamente es irrecuperable. Te recomendamos que acudas a un profesional, ya sea la tienda en la que compraste tu teléfono o bien, el servicio técnico del fabricante para cerciorarte de lo que ha pasado en tu teléfono y sobre todo si tienen solución.

Si es una cuestión que pueda solucionarse fácilmente, dudamos mucho de que la garantía cubra estos fallos, por lo que será el momento de decidir si queremos pasar por caja o si por el contrario, es el momento de cambiar de móvil.

¿Puedo acelerar el proceso?

Una de las ideas que nos pueden surgir en torno a los problemas que tenemos en nuestro teléfono móvil viene dada por la posibilidad de que usemos el secador para emitir calor a nuestro teléfono móvil y por tanto, se seque más rápido nuestro teléfono; algo que podría parecer lógico en un principio. Sin embargo, realmente se trata de una cuestión que puede ser muy dañina para nuestro teléfono, puesto que igual que lo es el agua o el frío extremo por las condiciones de humedad, el calor también afecta y mucho a nuestro teléfono.

Por tanto, te sugerimos que bajo ningún concepto uses el secador ni ningún otro dispositivo para secar más rápido el teléfono por los grandes daños que puede suponer. Seguramente sepas que cuando nuestro teléfono consume muchos recursos, este se calienta como es natural, porque se calientan los componentes interiores, por lo que calentando el mismo a través de un secador, solo conseguiremos que estos se puedan dañar mucho más; además hay componentes internos que podrían varias su estado con el calor y ciertamente no nos interesa porque convertiría nuestro móvil en un pisapapeles. Antes que esto, quizás sea preferible usar arroz, aunque no lo recomendemos tampoco.

¡Sé el primero en comentar!