Este es el método correcto para limpiar tu Mi Band sin dañarla

Este es el método correcto para limpiar tu Mi Band sin dañarla

David Girao

Al igual que cualquier otro dispositivo electrónico, llegará un momento en el que nuestra smartband necesite un buen lavado. Sin embargo, tendremos que proceder de la manera correcta para no dañar su correa, la pantalla o el módulo de la misma. Por ese motivo, vamos a ver cómo lavar una smartband de manera correcta.

Hay que tener en cuenta que nuestra smartband está en continuo contacto con nuestro cuerpo. Hay usuarios que si siquiera se al quitan para dormir al ser la mayoría capaces de monitor el sueño. Son generalmente usadas mientras se hace deporte, y también están en contacto con el exterior, por lo que un buen lavado será obligatorio tarde o temprano.

Consejos para limpiar la smartband

Pero incluso aunque la pulsera no parezca estar sucia, puede que una molestia o irritación en nuestra piel, sea un síntoma de que se hayan acumulado residuos o suciedad. Llegados a este punto, lo mejor es dejar el wearable como nuevo realizando un limpieza a fondo. Sin embargo tendremos que tener en cuenta unas pautas muy claras, ya que incluso aunque nuestro modelo sea resistente al agua, no todo vale.

smartband en la mano

Limpiar el módulo y las correas

Es aconsejable limpiar nuestra muñeca y la correa de la pulsera después de hacer ejercicio o sudar. Esto podemos hacerlo con un paño suave, siempre que este no suelte pelusa. Si es posible, lo mejor es separar el módulo de la correa para realizar una mejor limpieza por separado. Si el módulo o la pulsera contienen manchas o restos suciedad, podremos usar un cepillo de dientes con cerdas suaves y ligeramente humedecidas, para frotar hasta su completa eliminación. Al terminar debemos secar el módulo y la correa hasta dejarlos completamente secos.

Limpiar los conectores de carga

De igual forma, es importante limpiar los conectores de carga de la pulsera. Estos pueden ser válidos para una carga inalámbrica o en un dock de carga, pero en ambos casos conviene limpiarlos de vez en cuando. Si no lo hacemos, el paso del tiempo y la corrosión producida por el sudor y la humedad, podrían provocar que el oxido haga acto de presencia.

En este caso, lo mejor es usar un bastoncillo de algodón empapado ligeramente en alcohol y frotar suavemente estos conectores. Posteriormente debemos secar la zona con el mismo año suave que hemos mencionado anteriormente y nunca poner a cargar la pulsera si aún hay restos de humedad tras la limpieza.

smartband y agua

Lo que no se debe hacer

De igual forma, es muy importante evitar ciertos productos y hábitos de limpieza. Si bien son válidos para otros productos electrónicos, no son nada recomendables en este tipo de wearables. Hay que tener claro que cuaquier error que comentamos en este sentido, nos dejará fuera de la garantía oficial del fabricante. Los productos a evitar en la limpieza son:

  • Productos químicos: como cosméticos, protectores solares, spray antibacteriano, limpiadores de manos, detergentes o insecticidas
  • Jabón, agentes de limpieza, materiales abrasivos o aire comprimido
  • No usar ondas ultrasónicas o fuentes de calor extremas
  • No usar agua a alta presión
  • No limpiar con agua salda aunque sea resistente mediante certificados IP
  • No limpiar con agua ionizada