Lo último de Xiaomi es un móvil al que se le quita la pantalla

Xiaomi

Mientras que seguimos esperando noticias de la comercialización internacional de ese Mi Mix Alpha de Xiaomi con pantalla flexible, hoy sale a la luz una nueva patente que nos permite echar un vistazo a un hipotético móvil de la firma que vuelve a ceder gran parte de protagonismo a su display. Lo sorprendente es que, en este caso, lo que podemos hacer con él es quitarle la pantalla.

Aparentemente, Xiaomi está buscando hacer regresar al mercado los diseños modulares que se convirtieron en un concepto popular a la hora de lanzar teléfonos inteligentes hace un par de años. Com el recuerdo del LG G5 en mente, hoy se ha publicado una nueva patente del gigante tecnológico chino que nos avanza un móvil al que le protagoniza una pantalla extraíble.

Patente Xiaomi

El smartphone más «loco» de Xiaomi

La patente presentada en la Administración Nacional de Propiedad Intelectual de China habla de un «teléfono de dos componentes» que deja claro que podremos separar la pantalla del resto del cuerpo del teléfono. Lo que no sabemos es si esta pantalla tendría una funcionalidad fuera del teléfono o contendría una pequeña batería para usarse de forma independiente.

Lo que se aprecia en la documentación es que cuando el dispositivo no está conectado, podemos hacer uso de un sistema de cámara dual en la parte delantera junto con un flash LED, lo que significa que tiene un disparador de selfies debajo de la pantalla y que funcionaría fuera del cuerpo. Por supuesto, mientras la pantalla está conectada, el teléfono inteligente no es diferente de cualquier otro teléfono normal.

Patente Xiaomi

Este display externo del móvil de Xiaomi cuenta en la parte posterior con unos conectores gemelos que se asemejan a una rejilla de altavoz con pequeños orificios que se conectan a los pines que se pueden ver en el cuerpo principal del dispositivo. Esto nos recuerda bastante a los famosos MotoMod de Motorola y a sus conectores magnéticos que permiten usar nuevos accesorio  para ampliar las funciones del teléfono.

Realmente ahora mismo somos incapaces de verle la utilidad al hecho de tener un móvil con una pantalla extraíble y funcional. Sin duda tener algunos aspectos positivos y, aunque no parece muy práctico, seguro que Xiaomi sabría como venderlo.

Por supuesto, todo puede quedar en una de esas patentes del fabricante chino que finalmente quedan en el oscuro agujero de proyectos olvidados por parte de l marca y que nunca llegue a ver la luz del sol.

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > Let's Go Digital