Según GFK el precio de los teléfonos ha crecido un 7% en el último año

Móviles

Es un hecho evidente que el precio de los teléfonos, especialmente los tope de gama, ha aumentado. Ahora vemos como algo normal que los actuales buque insignia superen los mil euros sin clamar a los cuatro vientos. Y la consultora GfK confirma este hecho: de media el precio de los teléfonos ha aumentado un 7 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

Si bien es cierto que la demanda global ha crecido de forma moderada al aumentar de media un tres por ciento cada año, regiones como América Latina, con un once por ciento de aumento de ventas, y Europa Central y Oriental  vendiendo un nueve por ciento más han hecho que el mercado de la telefonía siga siendo muy lucrativo.

Informe de GfK sobre el precio de los teléfonos

El aumento del precio de los teléfonos compensa la caída de  ventas

Ojo, que en las regiones clave las ventas han disminuido. Por ejemplo en Europa Occidental se han vendido 30.9 millones de smartphones, un siete por ciento menos que el año pasado. Y aún así los fabricantes de teléfonos han aumentado sus beneficios en un once por ciento. ¿El secreto del éxito? uno de cada ocho smartphones vendidos cuesta más de 900 euros.

Además hay que tener en cuenta que, según GfK, las ventas en Europa Occidental se han reducido no solo por la saturación del mercado sino por la llegada de nuevos teléfonos como el iPhone X que ha hecho que muchos consumidores prefieran esperar  para poder comprar el próximo buque insignia de la compañía con sede en Cupertino.

El Samsung Galaxy S8 se convierte en el smartphone Android más vendido

Para que os hagáis una idea de la diferencia, el año pasado tan solo uno de cada dieciséis teléfonos móviles superaba esta cifra. Si a esto le sumamos el hecho de que el precio de los teléfonos vendidos en Europa Central y Oriental ha aumentado un 26 por ciento queda claro que a los fabricantes les está compensando subir el precio de sus teléfonos más punteros.

El ejemplo más notable lo vemos en China, un país que siempre ha sido muy amiga de las marcas baratas y que ahora ha aumentado el precio medio de los teléfonos vendidos en la región en un 15 por ciento. Si China es uno de los mercados más lucrativos de Apple es por algo.

Hay que tener en cuenta que si los fabricantes han aumentado el precio de sus teléfonos no ha sido solo para ganar más dinero. Sencillamente el usuario es cada vez más exigente y quiere que los smartphones de gama alta cuenten con una serie de prestaciones, como el uso de materiales nobles o certificaciones IP que hacen que los terminales sean resistentes al polvo y al agua, que hacen que el precio final del producto se encarezca.

Escrito por Alfonso De Frutos

Fuente > GFK