Tres elementos que marcarán el futuro de las cámaras de los smartphones

Android

Para una parte importante de los consumidores de tecnología móvil, pocos elementos hay más esenciales a la hora de decantarse por tal o cual terminal que las capacidades de la Cámara. Y aquí os comentamos tres funciones que seguro en un futuro más cercano que lejano podrían marcar la tendencia a seguir por todos los fabricantes.

Más Estabilización=Más Calidad de Imagen

La idea de equipararse a las cámaras profesionales, o al menos de no estar a tanta distancia, sigue siendo un objetivo de muchos fabricantes. Y para contribuir a ello, las compañías OPPO (fabricante de productos electrónicos con sede en Mountain View) y MEMS Drive Inc están demostrando en conferencias y eventos las posibilidades de su nueva tecnología, la SmartSensor, que además presume de ser el primer estabilizador de imagen óptica de la industria a nivel sub-pixel.

Para hacernos una idea, normalmente la tecnología actual de estabilización de imagen en un móvil suele mover la lente para compensar las vibraciones del movimiento. La tecnología de OPPO y MEMS mueve el sensor de imagen al estilo de las cámaras DSLR profesionales, lo que permite usar tres ejes y no sólo dos en la estabilización. ¿Ventajas? Mayor estabilización, rapidez y precisión que otras tecnologías móviles actuales, menos consumo energético. No es equiparable aún a una cámara profesional, pero ciertamente supone una mejora a los sensores de los smartphones actuales.

Mejor estabilización y zoom sin pixelar, objetivos de los fabricantes

El Zoom Mágico de la Doble Cámara

Aunque de momento no son tendencia obligada, el uso de dos cámaras en un terminal es algo que se está viendo cada vez más. Con ellas podemos desde cambiar entre varios tipos de lentes -la opción de Panorámico que permite el LG G5 por ejemplo- a reenfocar imágenes ya capturadas u optar por jugar con las fotografías en 3D. Pero siempre el horro del Zoom está presente, ya que ‘zoomear’ equivale a fotografiar de forma más cercana pero perdiendo progresivamente la calidad de la imagen.

¿No sería estupendo poder usar el zoom y que no se perdieran píxeles? Pues esto es posible con la tecnología de la compañía Corephotonics, que monta dos sensores de 13 megapíxeles, uno estándar y otro basado en un diseño propio que «pliega la luz» y crea un zoom ‘óptico’ x5. Y decimos ‘óptico’ así entre comillas porque no se basa en las técnicas mecánicas de aumento de imagen óptica, sino en algoritmos de software para crear la imagen.

De esta forma, un zoom digital x3 que en una cámara normal aumentaría la pixelación de la imagen no tiene ese efecto con la tecnología de Corephotonics, que mantiene la misma calidad a pesar del zoom hecho, usando la doble cámara y los algoritmos de proceso para mejorar también el rendimiento con poca luz y hasta quitar el ruido de la imagen. De momento lo han probado con algunos procesadores Snapdragon de Qualcomm, y la compañía quiere llevar su tecnología a las plataformas Exynos de Samsung y Mediatek. Pero seguro que ya hay quienes la querrían ver aplicada a sus terminales de ahora.

Las lentes podrían marcar la diferencia en el mercado

Hola Lentes, Adios Megapíxeles

Nexus 6P o Samsung Galaxy S7 son ejemplos actuales de terminales que han montado sensores con menos megapíxeles que modelos anteriores para poder acomodar células mayores de píxeles, como el ejemplo de los 16 Mp en caso del Galaxy S6, y los 12 en la cámara del Galaxy S7. Pero en un mercado actual en el que la competición es feroz -no hay más que ver la cantidad de fabricantes y modelos chinos que salen al mercado compitiendo con stock más barato contra los gigantes de la telefonía móvil-, puede que el futuro de las cámaras se decida en otro terreno: el de las Lentes.

Por descontado, el problema de usar una lente de cámara profesional en un móvil estriba en el tamaño, la mayor limitación que los terminales tienen. Pero si echamos un vistazo a los nuevos avances puede que esta teoría sea más plausible. Como en la Universidad de Utah, en la que unos ingenieros han conseguido una lente diez veces más delgada que un pelo humano, pero capaz de curvar la luz a un sólo punto como las lentes normales hacen. O en la Universidad Nacional de Australia, que puede presumir de tener la lente más delgada del mundo, y sugiere su uso en dispositivos flexibles y cámaras pequeñas.

Lente Carl Zeiss profesional

Por supuesto estamos hablando de primeros pasos nada más, pero he aquí un dato interesante para terminar: Leica, compañía alemana fabricante de cámaras y lentes conocidas por su calidad, ha firmado un acuerdo de colaboración con Huawei. No se sabe en qué trabajan, si les harán lentes o crearan juntas una nueva tecnología para las cámaras de sus smartphones. Pero seguro que estas tres características comentadas darán que hablar en un futuro.

Quizás te interese:
Escrito por Cesar Otero

Fuente > Androidauthority.com