Curso de Fotografía MovilZona: consejos para coger la cámara, usar bien el botón del obturador y encuadrar correctamente

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Generales

Ya hemos tratado casi todos los aspectos que intervienen en la toma de las fotografías pero existen algunos externos a lo que es la propia fotografía que aún pareciendo de menor importancia, son en ocasiones las que marcan la diferencia. Vamos a ver la mejor forma de coger la cámara o el móvil, desentrañar los secretos del botón de obturación y algunos consejos sobre el encuadre.

Empezaremos con unos trucos para coger la cámara o smartphone, y que gracias a que los que ahora están más dedicados a la fotografía, como el Nokia Lumia 1020 que hemos utilizado para realizar el curso, son válidos ya que esta tecla tienen una posición “natural” en el terminal.

La forma correcta de colocarse y coger la cámara

Existe lo que se llama una posición del fotógrafo y que consiste en colocar la mano derecha con el índice en el disparador y la mano izquierda, con la palma hacia arriba, sujetando el objetivo. Es evidente que una cámara compacta o un smartphone no tienen la envergadura en el objetivo para tomar esta posición, pero posicionando la mano izquierda  con el índice a lo largo del lado inferior del terminal o cámara, estabilizaremos mucho mejor nuestro pulso.

curso lumia manos

En segundo lugar, la posición de los brazos es muy importante. La mejor de las opciones es situar los “codos hacia dentro”, como podéis ver en la imagen. Esto hace que la cámara se estabilice mucho más y, junto con el estabilizador óptico habitual en las cámaras compactas – y en el Nokia Lumia 1020 – evitaremos imágenes movidas sobre todo si disparamos con un tiempo de exposición más largo de lo normal.

curso lumia codos

Otra opción es crear lo que sería un “trípode” natural. Apoyando el codo en la rodilla y con la otra fírmemente en el suelo podemos dar mucha más estabilidad a nuestro pulso. Otro consejo siempre importante es buscar un punto de apoyo: barras, barandillas, bancos, cualquier cosa que nos permita descansar los brazos nos dará esa estabilidad que no podemos lograr con las manos. También es posible encontrar una posición muy estable, si no hay donde apoyarnos, acercándonos a una pared o columna.

Pulsando el botón de obturación

Pasamos ahora a hablar del botón del obturador, que también, aunque no lo parezca, tiene mucha importancia a la hora de tomar fotos estabilizadas. El primer consejo es, cuando ya tengamos todo preparado y vayamos a tomar la foto, presionarlo suavemente para que, en el caso de que utilicemos un enfoque automático ajuste bien el foco, o en el modo manual para después apretarlo a fondo y así reducir la vibración en la cámara.

curso lumia boton obturador

En este aspecto, la respiración es también muy importante. Si estamos respirando mientras tomamos la foto, al subir y bajar el pecho tendemos a mover los hombros, y por tanto, los brazos. Simplemente inspira profundamente, mantén el aire en los pulmones mientras tomas la foto y luego suéltalo sin problemas.

Si bien cuando tomamos una foto con una velocidad de obturación rápida esto no será tan decisivo, el control del botón de disparo es clave en velocidades de obturación lenta. Cómo ya hemos visto durante las últimas semanas, jugar con ésta velocidad nos permite crear efectos como el de escribir en el aire o obtener una sensación de velocidad. Para ello, en muchas ocasiones es muy útil utilizar el retardo de disparo para poder olvidarnos de darle al botón y poder concentrarnos en mantener la estabilidad de la cámara.

Es este punto, concretamente, el Nokia Camera Grip puede ser uno de nuestros mejores aliados. Para las pruebas nos prestaron también el complemento del Lumia 1020 en el que además de dotarle de una batería extra – muy necesaria para sesiones largas de fotografía – nos permitía un agarre más preciso del conjunto del terminal así como un botón de obturación mucho más sensible y mejor colocado. Para rematarlo, cuenta también con el tornillo universal en el que le podemos acoplar cualquier trípode para mejorar la estabilidad.

Encuadrando y jugando con la perspectiva

Finalmente, vamos a entrar de lleno en el encuadre, que es el alma de la composición fotográfica. cómo hemos seguido desde la primera entrega, no vamos a aburriros con larga explicaciones teóricas sino que vamos al grano con consejos a tener en cuenta a la hora de disparar las fotos. El encuadre, de forma rápida, se puede definir como el espacio de la escena que vamos a tomar. Y es que la fotografía es uno de los artes más subjetivos ya que lo que hacemos es sacar de su contexto y aplicar un punto de vista a un elemento.

Pese a que no queremos alargarnos mucho con la teoría, tenemos que mencionar “la regla de los tercios” o también llamada el espacio negativo. Imagínate la escena dividida en una cuadrícula de 3X3 cuadros iguales. Todas las cámaras y casi todos los smartphones tienen la la posibilidad de poner estas líneas en pantalla y son tremendamente útiles para tomar las fotos. En el caso de la regla de los tres tercios, el truco está en colocar los elementos en las intersecciones de las líneas.

curso lumia tres tercios

Sin embargo, estas guías no son las únicas que se utilizan. En el caso del Nokia Lumia 1020, por ejemplo, tenemos la posibilidad de colocar también otras como la del número áureo, un eje cartesiano – muy útil para nivelar una foto -, y la posibilidad de colocar un marco cuadrado, y así hacer una foto que se pueda recortar perfectamente para subirla a redes como Instagram.

curso lumia lineas guia

El juego de líneas y ángulos en las fotos es lo que guía y ordena lo que vemos. En primer lugar, lo más sencillo es jugar con el horizonte. La línea horizontal que marca nos dividirá la imagen en dos mitades y estas fotos suelen transmitir una gran calma y tranquilidad.

curso lumia horizonte

Usar orientación vertical es lo apropiado para fotografiar a una persona ya que somos más altos que anchos, o en general para cualquier tipo de elemento alargado. Por otra parte, orientar una imagen hacia lineas verticales también nos ayudará a dar mucha profundidad a una escena.

curso lumia vertical

Por último, colocar la cámara inclinada, que no debería ser lo habitual pero en ocasiones nos ayuda ayuda a transmitir dinamismo a las imágenes

curso lumia diagonal

El consejo final es juega siempre con las líneas en una misma imagen de forma horizontal, vertical o diagonalmente. Crea ángulos entre las figuras y no sólo te quedes con la primera toma, haz varias para tener luego dónde elegir.

También, a la hora de encuadrar una foto, es importante cambiar la perspectiva. Si bien tomando una foto lo solemos hacer a la altura de nuestros ojos, tras la primera toma cambia de posición, tanto tú como la cámara. Agáchate, súbela por encima de tu cabeza, los cambios de perspectiva dan, en muchas ocasiones, resultados espectaculares e inesperados. Prueba a disparar con la cámara la altura de la cadera o con ella por encima de tu cabeza – este último es especialmente interesante para fotografías de “multitudes” en una calle o un concierto.

curso lumia foto calle

Por otro lado, elige siempre lo que vas a retratar. Las fotografías con un motivo siempre son mejores ya que los elementos no se mezclan en el fondo y ayudan a destacar aquellos que hemos querido retratar. Esto se puede conseguir también utilizando algunos trucos de los que hemos hablado ya como enfocar un elemento para desenfocar el resto.

Otro consejos a la hora de componer la fotografía es ayudarse del entorno para “encuadrar” lo que queremos fotografiar. Busca ventanas, puertas, arcos todo puede hacer que consigas nuevas vistas de imágenes, aparentemente, intranscendentes como la carretera que veis a continuación.

curso lumia cuadros

Cómo consejo final, os decimos que todas estas reglas están también para romperse. Es decir, experimentad con la cámara, su posición y el encuadre todo lo que queráis y sobre todo, haced siempre muchas fotos. Es improbable que a la primera os quede todo perfecto y siempre es mejor tener para descartar que luego lamentarse porque esa que nos parecía tan buena en la pequeña pantalla del smartphone o de la cámara, al verla en el ordenador es decepcionante.

Además, también os invitamos a repasar los originales de estos ejemplos, junto con muchos otros más en los que ejemplificamos todo lo que os contamos en esta ya la quinta entrega de nuestro curso. Os dejamos también con los enlaces a las anteriores entregas para que repaséis todos los conceptos que hemos tratado ya como:

– Luminosidad, sensibilidad ISO y el tiempo de exposición.

Balance de blancos, compensación de exposición y medición de la luz.

Enfoque, flash y consejos para fotos en interiores.

Modos semiautomáticos: preferencia a la apertura o a la exposición