Los Galaxy S6 venderán 55 millones de unidades en 2015, ¿Samsung ha encontrado el camino?

Al año 2014 fue un periodo de redefinición de Samsung en lo que a telefonía móvil se refiere. Sufrieron más de lo previsto para vender un Galaxy S5 que a los pocos días de su presentación se quedó sin diseñador jefe (lo despidieron), ya que los coreanos se vieron en la obligación de dar un giro de 180º a su política de smartphones ‘Premium’. Y si nos atenemos a las cifras que van a conseguir los nuevos Galaxy S6, parece que lo han conseguido, ¿no?

Los analistas hablan

Así que han sido los especialistas de DRAMeXchange los que se han apresurado a poner una cifra sobre la mesa que indique cómo de grande va a ser el éxito de Samsung con sus nuevos dispositivos, y calculan que de los dos nuevos Galaxy S6 que saldrán al mercado a principios de abril se venderán a lo largo de todo 2015 un total de 55 millones de unidades, con un especial ‘éxito’ del modelo normal, el que no cuenta con las pantallas ‘Edge’ a ambos lados.

En ese desglose de unidades vendidas del Galaxy S6, 22,2 millones se corresponderían con las unidades de lanzamiento, que habrían aumentado en los últimos días respecto de las estimaciones iniciales (en 5 millones), 16,2 para el tercer trimestre comprendido entre julio y septiembre y, por último, en los tres últimos meses del año las cifras bajarían hasta los 12,5 millones.

Un éxito sin paliativos que vendría a darle la razón a los coreanos cuando el año pasado decidieron tomar una serie de resoluciones encaminadas a darle un nuevo rumbo a su política de lanzamientos pero, ¿han encontrado el camino?

Samsung Galaxy S6 Edge

Samsung ante un año crucial

Si recordáis, el año pasado Xiaomi asaltó el tercer puesto de la clasificación de fabricantes de móviles, con unas estimaciones de ventas que podrían llegar a los 100 millones de dispositivos en todo el mundo para este 2015. Una amenaza evidente para los coreanos que, al hilo de ese éxito de los chinos, empezaron a escuchar voces que les recordaban día y noche que tenían un problema. Y es que con una competencia tirando los precios y sin un claro elemento diferenciador en el exterior (por que en el interior todos comparten Android), ¿por qué pagar 700 euros por un producto que podíamos conseguir por 350?

Así que Samsung se vio forzada a escoger un camino: bajar los precios de sus móviles y luchar cara a cara en el mismo sector que la competencia China o diferenciarse. Y por fortuna escogieron lo segundo. Producto de esa necesidad han nacido los nuevos Galaxy S6 que, de un simple vistazo ya enamoran y se pueden percibir como mejores, más exclusivos y mejor acabados.

De confirmarse estos 55 millones de Galaxy S6 vendidos en 2015, Samsung habría acertado de pleno en las decisiones que tomó y demostraría que existe un mercado ‘Premium‘ en Android, dispuesto a pagar por un producto bien fabricado, con buenos materiales y que se perciba como diferente. Samsung tiene la oportunidad de convertirse en el Apple de Android, y no por una simple cuestión de mimetizar lo que hacen los de Cupertino, que no les hace falta, sino replicando su modelo exclusivista, de pocos dispositivos al año pero muy bien acabados, que cuenten con un rendimiento probado y que seduzca a quienes, por la razón que sea, están dispuestos a gastarse más dinero del habitual en un smartphone.

Y si esos 55 millones vienen a darle la razón a Samsung, bienvenido sea ese cambio.

Fuente: Yonhap News

8 Comentarios