Samsung registra la marca Gear Solo también en EE.UU.

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Samsung

Hace poco os hablábamos de la aparición del registro de lo que parece un nuevo smartwatch de Samsung, el Gear Solo. Hoy, el día en el que los nuevos Gear 2, Gear 2 Neo y Gear Fit se ponen a la venta con el Galaxy S5, aparece también que la compañía coreana ha querido registrar esta marca en la USPTO norteamericana.

Hace sólo unos días, nos hacíamos eco del registro de la marca Gear Solo por parte de Samsung en Corea del Sur. Sólo tres días después, y coincidiendo con el lanzamiento de la nueva generación de smartwatches de la marca junto al Galaxy S5, aparece ahora el registro de este dispositivo también en la USPTO de EE.UU., la oficina de patentes y marcas norteamericana, junto con otra marca que no se sabe si también identifica un nuevo smartwatch u otro tipo de wearable, el Gear Now.

Samsung_gear_2_neo

Volviendo al Gear Solo, esta curiosa denominación parece apuntar a que el dispositivo contaría con su propia conexión 3G que permitirá que el wearable funcionara de forma independiente, sin necesitar un smartphone para obtener la conexión a internet. Aunque no está claro si también permitiría realizar llamadas, ya que se puede restringir el 3G a ser utilizado sólo por las aplicaciones para sincronizarse con Internet, parece que se descarta la posibilidad de que cuente con conexión WiFi, ya que parece que repetirá el Exynos 3250 que tienen los nuevos Gear 2 y este chip necesita un segundo elemento para esto, que tiene poca cabida en el ya ajustado diseño de los actuales smartwatches de Samsung.

Este terminal, de ser algo que llegue en un futuro próximo a las tiendas, tendrá que lidiar también con otros problemas como la autonomía. Con baterías de 300 mAh, es difícil saber cómo el fabricante coreano ha conseguido optimizar la autonomía para soportar una conexión a internet permanente.

Habrá que seguir atentos a la evolución de estos dispositivos de Samsung que parece que no ha dicho aún su última palabra en 2014 en el incipiente y prometedor mercado de los wearables.

Fuente: USPTO