Inician una recogida de firmas para exigir la actualización del HTC One S

Inician una recogida de firmas para exigir la actualización del HTC One S

Víctor Rodríguez

Hace un par de días HTC notificaba que el HTC One S no se actualizaría con Android 4.2.2 Jelly Bean y dejaría de recibir actualizaciones. La reacción de los propietarios del terminal no se ha hecho esperar. A las miles de quejas durante las posteriores horas tras conocerse la noticia se le suma una iniciativa que pide la recogida de firmas para exigir al fabricante que respete la actualización confirmada en febrero.

La confirmación oficial de que el HTC One S no seguirá recibiendo actualizaciones ha provocado un enfado de consideración entre los propietarios del modelo. Además de las numerosas quejas repartidas entre redes sociales, foros y portales especializados, algunos de éstos se han movilizado para promover una queja formal multitudinaria con una recogida de firmas.

Cambio de planes

La repercusión del anuncio del cese de soporte para el HTC One S ha sido considerable dada la actuación de la compañía. Son muchos los que consideran que la decisión del fabricante un despropósito ya que a principios de año quedaba confirmada la actualización con Android 4.2.2 Jelly Bean y HTC Sense 5. De hecho, así fue cuando se publicó una lista con los equipos de la firma que recibirían dicha mejora de software. Sin embargo, HTC ha reconsiderado su postura inicial alegando que el funcionamiento del teléfono y ciertas características  se verían afectados negativamente con Android 4.2.2.HTC One S con carcasa de color negro

Con el mismo procesador que el Galaxy S3 americano

Esta razón no ha sido aceptada por una gran mayoría de clientes y buena muestra es la recogida de firmas iniciada en el portal Change.org. En éste se ha escrito una petición en la que, además de mostrar su inconformismo, debaten la decisión del fabricante con ejemplos prácticos. En el manifiesto se mencionan modelos como el Samsung Galaxy S3 (versión americana) y HTC One X, terminales que han sido actualizados o están en proceso y que han demostrado un rendimiento inferior al HTC One S en test como AnTuTu. Esta postura ha sido tomada para desbaratar los motivos por los que no se actualizará el One S.

En cuanto a la situación en la que se encuentra la recogida de firmas, el contador integrado en la página muestra que la iniciativa ha reunido más de 1.500 firmas. El objetivo es lograr, al menos, 2.500 para que la queja sea tomada en cuenta por HTC. ¿Conseguirán los propietarios del HTC One S que la compañía rectifique?

 

8 Comentarios