Apple construirá su propia cafetería para evitar filtraciones como la del iPhone 4

Apple

Apple tiene ya la aprobación del ayuntamiento de Cupertino para construir su nueva cafetería al lado de su cuartel general. Su objetivo es evitar que oídos indiscretos puedan escuchar y espiar las conversaciones de los empleados de la compañía en los locales de la ciudad.

Aunque puede que a muchos se le haya olvidado el incidente del prototipo perdido del iPhone 4 que acabó en manos de Gizmodo, a Apple no, como tampoco el resto de filtraciones que ha sufrido por los descuidos de sus empleados en los bares cercanos a sus sede. Para evitar estas posibles situaciones, que pueden propiciar el espionaje industrial por parte de sus rivales, la compañía quiere crear su propia cafetería en los alrededores de su cuartel general.

Un entorno seguro para que los empleados hablen de Apple con seguridad

Ya cuenta con la aprobación de las autoridades de la ciudad y tiene listo el proyecto para empezar la construcción de un establecimiento de unos 2.000 metros cuadrados con el que quiere proveer de un entorno seguro para que los empleados de Apple puedan sentirse cómodos y sin la presión de que alguien puede escuchar una conversación comprometida.

apple bar

Para ello, aunque el establecimiento va a estar abierto a todos los ciudadanos, tendrá espacios privados para los empleados de Apple a la vez que un amplio aparcamiento de 70 plazas así como zonas ajardinadas.

Una idea planteada en el proyecto de la nueva sede

Apple ya planteó esta idea el pasado mes de julio cuando el propio Steve Jobs presentó el proyecto de la nueva sede de la compañía al ayuntamiento de la ciudad. Adam Lashinsky remarcó la psicosis que sufre la empresa ante el espionaje industrial llegando, como indica en su libro Inside Apple, a que algunos empleados habían sido despedidos tras haber sido descubiertos hablando de proyectos de la compañía fuera de las oficinas.

Aunque es un rumor sin confirmar, parece que existe una suerte de equipo de agentes de seguridad camuflados que patrullan los restaurantes cercanos en busca de empleados para controlar qué y a quien le cuentan algo de Apple.

La pregunta es ¿los empleados podrán ir a otra cafetería de la zona?

Con su nuevo proyecto, desde la empresa de la manzana mordida quieren minimizar al máximo los posibles filtrados de información a la vez que garantizar a sus empleados un lugar donde hablar libremente. Sin embargo hay una pregunta que queda en el aire una vez que esté construida ¿si trabajas en Apple podrás en el futuro ir a otro bar en Cupertino que no sea el oficial?

Escrito por David G. Bolaños