iPhone 4. El Ejército de EE.UU. “alista” smartphones para sus tropas

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Android

iphone 4 para el ejercito

¿Android o iPhone? Esta es la duda que tienen las autoridades militares norteamericanas de cara a estandarizar el uso de los smartphones entre sus tropas con la intención de desarrollar aplicaciones militares especiales para los terminales que proveean de funciones útiles a los soldados en situaciones de combate, apoyadas por otros proyectos como  la creación de antenas móviles a bordo de aviones o helicópteros que pudieran dar cobertura en el campo de batalla.

¿Que smartphone creeis que puede ser más útil en el campo de batalla? Esta es la pregunta que se están haciendo los generales estadounidenses la armada americana que tienen la intención de dotar a todas sus tropas de smartphones que contengan aplicaciones militares especiales y útiles en el campo de batalla, como parte esencial del equipamiento de los soldados.

Los nuevos gadgets ya se alistaron hace tiempo

Es algo conocido que oficiales del ejército estadounidense visitaron el pasado marzo las oficinas de Apple en Cupertino, California, para estudiar como el, entonces, recién estrenado iPad podría utilizarse en el entorno militar. Por otra parte, los iPods se utilizan, desde 2008, para que las tropas destinadas en Iraq puedan comunicarse con los habitantes del país. “Estamos revisando de todo, desde iPads hasta Kindles o mini proyectores“, afirmó Mike McCarthy, director del, y permitidnos que lo pongamos en inglés, Mission-Command Complex of the Future Force Integration Directorate de Fort Bliss, en Texas.

El Army Times, periódico oficial del ejército norteamericano, recogía las declaraciones de McCarthy y añadía que incluso se está planteando desde el “alto mando” que el nuevo equipamiento incluya también el pago de las facturas telefónicas de los soldados, suponemos para que no se queden sin saldo en medio de una batalla o no puedan estar sin cobertura si los llaman a filas.

Bromas aparte, la medida tiene un carácter más práctico e interesante, y se dirige a que los soldados puedan integrar en los smartphones métodos que les permitan acceder a los sistemas de inteligencia militar en tiempo real además de al streaming de video de vehículos no tripulados como robots, que pueden permitir la identificación de tropas aliadas y enemigas en el campo de batalla sin exponerse a situaciones de peligro.

iOS o Android, he ahí la cuestión

Evidentemente, la Armada estadounidense está estudiando, principalmente, los dos sistemas que. de momento, tienen mayor peso en el mercado y en EE.UU.: iOS y Android. Para Charles King, analista de Pund-IT, parte de esta decisión tiene que ver con el cambio generacional de las tropas, acostumbradas a las nuevas tecnologías que pueden ofrecer la posibilidad de llevar a cabo sus responsabilidades de forma más efectiva, y además, ofrece la posibilidad a las autoridades militares de controlar el cumplimiento de las mismas.

Pero, quizás lo más curioso de esta iniciativa de las autoridades militares estadounidenses es que, por primera vez, puede que la industria civil haya superado a la militar, al menos en el mercado de la telefonía móivl. Meredith Eitt, analista de Current Analysis, indicaba que “el ejército puede que encuentre los dispositivos de electrónica de consumo lo suficientemente sofisticados como para utilizarlos en el campo de batalla. Sin embargo, hay una capa de innovación que este tipo de dispostivios no tendrán nunca y que será introducida por el ejército, principalmente por los niveles de seguridad necesarios en el ámbito militar”. Según el reportaje del Army Times, esto estaría ya solucionado a través de lectores de tarjetas de indentificación que estaría preparados tanto para iPhone como Android.

Smartphones civiles en las bases, pero terminales militares en el campo de batalla

Todo esto, que puede ser útil y ya posible en las bases y cuarteles, no puede aplicarse del mismo modo en situaciones más peliagudas. En el campo de batalla no valen los “delicados” teléfonos civiles (sólo imaginarse un soldado intentando utilizar un iPhone 4 en medio de un combate es ya bastante ridículo de por sí).

Por lo tanto, para los terminales destinados al petate de los soldados se optaría por el diseño de los teléfonos desde cero, con sólidas funciones en remoto y con el apoyo de antenas móviles montadas en aviones o helicópteros que den un área de hasta 40 millas de  cobertura, algo que se está ya probando en la base White Sand de Nuevo México, junto a un puñado de aplicaciones para analizar la viabilidad de los terminales inteligentes en entornos de combate.

+ Foro Android
+ Foro Apple