Gracias al Bluetooth, vamos a poder conectar una gran variedad de dispositivos diferentes (como otros teléfonos, mandos, teclados, cascos, ordenadores, etc) a nuestros smartphones o tablets sin necesidad de adaptadores ni cables, todo a través de este protocolo inalámbrico de corto alcance. Mientras que, por lo general, no deberíamos tener problemas ni de compatibilidad ni de conexión, en ocasiones sí suelen aparecer problemas desconocidos que hacen que seamos incapaces de conectarnos a nuestros dispositivos.

Que intentemos conectar un dispositivo y este no funcione puede llegar a ser muy frustrante. Por ello, en este manual queremos ofreceros una serie de configuraciones para solucionar los problemas con el Bluetooth de manera que, si tenemos problemas a la hora de intentar conectar un dispositivo a través de este protocolo a nuestro iPhone o iPad, podamos solucionarlos y conectar sin problemas dicho dispositivo.

Antes de empezar con las siguientes configuraciones, debemos asegurarnos de que:

  • El Bluetooth está encendido y no tenemos activado el “Modo Avión”.
  • Los dos dispositivos están lo suficientemente cerca el uno del otro (menos de 10 metros).
  • Ambos dispositivos tienen batería suficiente.

Reiniciar la conectividad puede solucionar los problemas con el Bluetooth

En ocasiones, el controlador de estas conexiones puede quedarse bloqueado por diferentes razones, por ejemplo, un intento de conexión fallido, que le deja bloqueado intentando conectar o simplemente porque, al estar en bajo consumo, no ha podido recuperarse y ha entrado en estado de error.

Por ello, una de las configuraciones más rápidas que debemos realizar para acabar con estos problemas es, antes de nada, desactivar y volver a activar el Bluetooth de nuestro dispositivo. Además, también podemos activar y desactivar el “Modo Avión” de manera que todas las conexiones se reinicien y estas vuelvan a activarse desde cero.

Ajutes rápidos iOS

Una vez restablecidas las conexiones volveremos a intentar conectar el dispositivo a través de Bluetooth. En caso de que siga fallando, antes de continuar con los siguientes métodos, podemos apagar el bluetooth desde el menú de iOS y reiniciar nuestro iPhone o iPad por completo. Una vez vuelva a encender, volvemos a activarlo y volvemos a intentar conectar al dispositivo.

Olvidar el dispositivo y volver a vincularlo de nuevo

Si seguimos teniendo problemas para conectar el dispositivo, y ya lo habíamos tenido conectado antes, lo que debemos hacer es eliminarlo, hacer que el dispositivo lo olvide, y volver a conectarlo desde cero para eliminar posibles problemas de comunicación o, por ejemplo, de clave.

Para ello, abriremos el menú de “Ajustes” en nuestro iOS y pulsaremos sobre el apartado “Bluetooth”. Allí, debajo del interruptor, veremos todos los equipos y dispositivos a los que le hemos conectado a través de este protocolo.

Lista de dispositivos Bluetooth conectados

Ahora, solo debemos pulsar sobre el icono con forma de (i) y seleccionar la opción “Omitir dispositivo”.

Olvidar dispositivo bluetooth iOS

Tras ello, el dispositivo desaparecerá y lo único que nos queda por hacer es volver a vincularlo de nuevo para no tener errores.

Reiniciar todas las configuraciones inalámbricas

Otra opción que podemos llevar a cabo para solucionar los problemas con el Bluetooth, en caso de seguir con problemas, es reiniciar todas las configuraciones de conectividad de nuestro iOS. Para ello, el sistema operativo nos ofrece una opción para ello dentro de “Ajustes > General > Restablecer” llamada “Restablecer ajustes de red”.

Restablecer valores de red iOS para solucionar los problemas con el Bluetooth

Tras pulsar esta opción, todos los ajustes de conexión se restablecerán, borrando todas las redes guardadas, los dispositivos previamente conectados, todas las contraseñas y todo lo demás relacionado tanto con el Wi-Fi como con el Bluetooth y demás protocolos de conexión inalámbrica.

Restablecer los valores de fábrica y empezar desde cero

Si tras todo lo anterior sigue fallando, el siguiente paso es el más radical. Para acabar con todos los problemas de aplicaciones y configuraciones, lo que debemos hacer es restablecer todos los valores de fábrica del dispositivo.

De esta manera, tras unos minutos tendremos nuestro iOS como recién salido de la fábrica (además, podemos aprovechar para actualizar), eliminando así todos los factores que pueden llevar a error en la conexión.

Si, a pesar de todo, seguimos sin conseguir solucionar los problemas con el Bluetooth, lo más seguro es que el Bluetooth se haya estropeado, o que el dispositivo que intentamos conectar no sea el correcto. En ambos casos, poco más podremos hacer.