¿Puede un cristal templado reparar la pantalla rota del móvil?

¿Puede un cristal templado reparar la pantalla rota del móvil?

David Girao

Cuando adquirimos un móvil nuevo, la primera opción debería ser protegerlo antes de que tenga (que pasará) su primera caída. La cuestión no es si el móvil se nos va a caer o no, la cuestión es cuándo se caerá. Si no lo hemos protegido a tiempo y hemos sufrido algún daño en la pantalla, ¿podemos paliar los daños protegiéndolo con un cristal templado, o es mejor cambiar la pantalla? ¿Qué opinan los expertos en reparación de móviles?

Muchos de nuestros smartphones llegan protegidos de fábrica con algún vidrio protector como Gorilla Glass o Dragontrail. Esta protección evitar que el terminal quiebre su pantalla con determinados impactos, pero no está a salvo en muchos casos. El cristal templado para proteger la pantalla es la mejor opción, siempre que este sea de calidad y la experiencia táctil no se vea perjudicada. Pero, ¿qué hago si se me ha roto la pantalla antes de poner el protector? Lo que más recomendamos es utilizar el móvil con la pantalla rota para al menos para extraer nuestras fotos.

Móvil pantalla rota

Antes de nada, comprueba la garantía del móvil

Muchos usuarios lo desconocen, pero es posible que la garantía del móvil cubra un daño en la pantalla siempre y cuando no haya sido por accidente. Incluso se ha dado el caso de que en el momento de su compra muchos usuarios han contratado clausuras extras de reparación que implican la sustitución de la pantalla a coste cero… ¡Sin que lo recuerden!

Además, ahora hay campañas de ampliación de garantía de algunas marcas que incluso reemplazan el cristal del teléfono si se rompe, por lo que lo primero que debes hacer antes de intentar cualquier cosa es ponerte en contacto con el fabricante del smartphone para saber si hay algo que pueden hacer ellos antes de que trates de arreglar el problema tu solo.

cambiar pantalla iphone

Aquí llama especialmente la atención la nueva estrategia de Xiaomi con algunos de sus móviles (no solo los topes de gama). La marca ofrece un cambio de pantalla gratuito durante los primeros 6 meses desde la compra del dispositivo. Conscientes del problema que es tener un teléfono nuevo en el que has invertido cientos de euros y que, a las primeras de cambio, se te caiga y se te rompa, el fabricante basa sus últimas estrategias de marketing en reemplazar este costoso componente de forma gratuita.

Por ello, es posible que otras marcas repliquen estos movimientos y debas consultar a las compañías cuando la pantalla se raje o dañe. Será la mejor forma de saber si necesitas hacer «malabares» con protectores y fundas o la solución es más sencilla.

El protector de pantalla, solución intermedia

Su propio nombre lo dice, un protector de pantalla sirve para proteger el panel de golpes y arañazos, pero, ¿podemos usarlos para arreglar un display ya dañado? Lógicamente, no llegaremos a reparar la zona dañada cómo tal del táctil del terminal. Sin embargo, sí que conseguiremos que no llegue a romperse más o, incluso, que no nos cortemos en el caso de que la pantalla empiece a desprender pequeños cristales.

Sobre el papel esto va a ser como poner una tirita a una rotura de pierna, pero es cierto que podemos evitar que los daños del panel van a más e incluso recuperar funcionalidad en algunas zonas. No en vano, estos accesorios cuentan con elementos adhesivos que pueden fijar zonas rotas de la pantalla y hacer que la visibilidad del conjunto sea mucho mejor.

Pantalla rajada

Todo dependerá del tipo de golpe. Es decir, si tu pantalla ha sufrido un golpe en el centro, la mayoría de protectores de pantalla podrán cubrir esa zona y protegerla contra futuros golpes. Además de que evitaremos que el golpe o arañazo vaya a más. Por ejemplo, si pones un protector de cristal templado, la zona dañada tendrá menos posibilidades de romperse más con una nueva caída, mientras que, si se te vuelve a caer sin protector, el móvil tiene todas las papeletas para que su pantalla se rompa del todo.

No obstante, el protector de pantalla no tendrá el mismo efecto que si lo hubiésemos puesto nuevo, ya que, en cualquier nuevo impacto fuerte, la parte rota sufrirá bastante más que las zonas no dañadas. Ante estos casos, lo ideal será sustituir por completo el táctil del smartphone y proteger el display desde un primer momento para que no nos vuelva a suceder esto.

cristal templado 2

Golpe en una esquina

Si el golpe ha sido en una esquina, la cosa se complica en cierta medida. La mayoría de los smartphones actuales, cuentan con bordes que terminan en curva, y según nos indican los expertos, es muy difícil encontrar un cristal templado que cubra perfectamente esa curvatura, ya que están pensados para proteger el frontal de la pantalla. Por tanto, si el golpe ha roto o ajado una esquina de nuestra pantalla, correr a poner un cristal templado puede ser del todo inútil.

Pero si en vez de un protector usamos una funda todoterreno, sí que podemos paliar en cierta medida el problema al que nos enfrentamos. Aunque no sean protectores propiamente dichos, en Amazon y en multitud de distribuidores existen una serie de carcasas que envuelven por completo al smartphone.

Por detrás añaden una carcasa robusta y en el frente un cristal que se sitúa delante del panel roto. Por supuesto, esto no va a arreglar la pantalla de ninguna de las formas, pero sí que va a evitar que sigamos dañándola tras el uso diario. Lo más aconsejable, como hemos dicho al principio de estas líneas, es reparar el móvil haciendo uso de la garantía, el seguro del teléfono o, si es necesario, pasar por caja y llevar el teléfono a reparar a un centro de soporte oficial.

carcasa resistente iPhone

De hidrogel

Dependiendo de la magnitud de la rotura, algunos técnicos de reparaciones nos han recomendado poner los nuevos protectores de hidrogel. Estos protectores se adhieren mejor a la pantalla que los que tiene el clásico pegamento, por lo que la experiencia táctil será mejor y el impacto de un futuro golpe será absorbido de forma homogénea por todo el protector.

Lo malo es que este tipo de protectores tiene un pequeño inconveniente, y es que, si la rotura es muy grande, con varias grietas, muy profunda o hay trozos de pantalla que han desaparecido, el gel pudiera filtrarse al interior del dispositivo. En este caso la mejor opción es siempre consultar la mejor opción para cada tipo de golpe con un técnico especialista.

Este nuevo tipo de protector para las pantallas de los smartphones puede encontrarse por unos 20 euros, es decir, es más o menos el doble de caro que los protectores de cristal templado tradicionales. Sin embargo, también veremos cómo su resistencia a los impactos será mayor, pues no se llegará a romper de una manera tan fácil como sucede con los de cristal templado.

Protectores de plástico

Cuando buscamos un protector de pantalla hay que mirar muy bien el material del que está hecho. No es lo mismo añadir un cristal templado que potencie la durabilidad de la pantalla rota a que usemos el clásico protector liviano que llena el panel de burbujas. Si ya va a ser complicado usar el display con una enorme raja en el medio, o cualquier otro tipo de golpe, imagina si además entorpecemos la visibilidad con multitud de burbujas.

En esta situación no recomendamos hacer uso de este tipo de plásticos que se venden por packs y que te va a crear más problemas que soluciones. En estos casos, lo ideal será llegar a hacer uso de los cristales templados. Y, como último recurso, deberemos tener en cuenta el reemplazo total del panel táctil del teléfono.

Cómo poner correctamente el protector

Este es el punto más determinante de todos. Si queremos preservar la integridad de nuestro panel dañado, hay que poner el protector de pantalla de la mejor forma posible.

Cuando compras un protector, sea del tipo que sea, te vendrá una toallita de alcohol, una de secad y el propio material para proteger la pantalla. No es fácil colocarlo, pero si sigues estos pasos lograrás hacerlo sin que queden rastro de burbujas de aire y otras incidencias.

  1. Usa la toallita con alcohol isopropílico incluida en el paquete para limpiar la pantalla del teléfono. Este es el paso más importante para evitar que el polvo interfiera con la instalación del vidrio, culpable de crear las burbujas de aire que son bastante difíciles de eliminar.
  2. No soples sobre la pantalla. Utiliza la pegatina azul proporcionada por el vendedor para deshacerte del polvo. Si todavía se ven pequeñas partículas de suciedad, la pegatina puede eliminarlas fácilmente.
    Protector pantalla
  3. Retira la pieza de plástico pegada al vidrio templado para poder instalarlo. Esta mantiene intacta la nitidez de la película protectora y deberás instalar el protector de inmediato tras quitarla para no arriesgarte a acumular más polvo.
  4. Alinea el vidrio o plástico en tu smartphone. Intenta superponerlo guiándote por el notch o agujero de la parte superior.

La mejor opción: repararlo

Los expertos que hemos consultado indican que la primera opción es reparar la pantalla del móvil, por muy caro que sea. Evidentemente, si el smartphone es nuevo, merecerá más la pena hacerlo que si el teléfono cuenta ya con unos cuantos años de vida. En esos casos, si el golpe o rotura del panel no nos dificulta su uso, podemos recurrir directamente a poner un protector en el táctil del terminal con el fin de que no se incremente el daño. O, mejor todavía, que no nos lleguemos a cortar al usar el dispositivo en caso de que el display comience a desprender pequeños cristales.

Si el smartphone no está en garantía, está claro que es la opción más cara de todas y, por lo tanto, la que más nos tocará el bolsillo, pero todos los SAT con los que hemos hablado afirman que un móvil con la pantalla rota es carne de filtraciones, ya sea en forma de humedad o suciedad que, a la larga, crearán un problema mayor.

cambio de pantalla en iphone

Las variables en este caso dependen mucho del presupuesto y el móvil de cada uno. No hace falta decir que no es lo mismo pagar 250 euros por el cambio de pantalla de un Galaxy S21, que 50 euros de arreglo por nuestro viejo LG G2. Básicamente, hay móviles mucho más baratos de reparar. Aun así, hay que tener claro que un iPhone, de Apple, son los que más inversión necesitan para cambiar su pantalla.

Por supuesto, puedes intentar cambiar el panel tú mismo. También puedes acudir a un soporte técnico cuyos precios sean algo más bajos que los del soporte oficial, pero, ya puestos, siempre será recomendable acudir a un taller de la marca donde, por una diferencia escasa de precio, nos aseguramos que se van a usar piezas de reemplazo originales y. cubiertas por una nueva garantía.

Y, si aún estás a tiempo y tu móvil aún no se ha roto, no descartes la idea de contratar un seguro de protección para el teléfono que, ahora sí, cubra los daños de pantalla.

1 Comentario