¿Por qué no puedes instalar GCam para hacer fotos?

Uno de los principales apartados de nuestro teléfono móvil es la cámara. Hacer fotos es una práctica que se ha extendido desde que aparecieron los primeros smartphones con lentes para ello. Desde entonces la tecnología de estas se ha mejorado hasta el punto de que resulta posible conseguir resultados por encima de lo que es capaz una cámara de fotos al uso.

Tales han sido los avances producidos en este ámbito que actualmente contamos con aplicaciones como la GCam, que se trata nada más y nada menos que del software fotográfico que utiliza Google para sus teléfonos. Gracias a él los resultados obtenidos a través del sensor consiguen una mejora drástica gracias a un procesado de imágenes de mayor calidad, pero no solo eso, sino que además puedes disfrutar de las herramientas que trae consigo.

En un primer momento era exclusiva de los Pixel, pero un desarrollador comenzó a trabajar en una forma de hacer llegar la GCam al resto de dispositivos. Hoy esto es posible, aunque no todos los terminales pueden hacer uso de ella. Estos son los principales motivos por los que no puedes utilizarla.

Marcas incompatibles

El número de teléfonos compatibles con la aplicación de la compañía estadounidense es bastante amplio. Sin embargo, existen también varias excepciones que ni siquiera pueden llegar a instalarla.

Este es el caso de los móviles de Apple, Samsung y Huawei, los cuales no disponen del hardware necesario para ejecutar la GCam, aunque si dispones de un Samsung Galaxy puedes aprovechar funciones interesantes como Motion Photo. En lo que a la marca coreana respecta, el uso de procesadores Exynos provoca la incompatibilidad. Del mismo modo, los iPhone llevan integrado un chip Bionic. En lo que al caso de la compañía china se refiere, se caracterizan por el uso de CPU Kirin.

El funcionamiento de la app se produce de forma correcta si el terminal en cuestión incorpora un procesador Snapdragon, pues son los mismos que acompañan a los Google Pixel. Es por ello por lo que las versiones existentes en forma de APK precisan principalmente de la CPU de Qualcomm.

Versión incorrecta

Una de las causas de la imposibilidad de instalar el programa de fotografía de Google en tu dispositivo puede ser haber descargado la versión errónea de la APK. Cada una de ellas ofrece más o menos herramientas y está optimizada en mayor o menor medida. Es por ello por lo que descargar la equivocada puede significar que el teléfono sea incapaz de abrir la app.

Para conocer qué versión exacta necesita el smartphone en cuestión puedes optar por acceder a la página del desarrollador y buscarla por tu cuenta o descargar una aplicación conocida como GCamator que te reconduce a la que mejor funcionamiento obtiene con base al teléfono indicado.

Controles manuales

Por muy buen móvil que tengas existe la posibilidad de que no puedas hacer uso de la GCam si este no cuenta con API camera2. Esto significa que el fabricante en cuestión debe haber permitido una comunicación entre el hardware y el software.

Comprobar compatibilidad GCam

Comprobar esto es verdaderamente sencillo, pues de la misma forma que el caso anterior tienes a tu disposición una app conocida como Camera2 API Probe. Dentro de ella se te mostrará si tu dispositivo soporta su uso en la sección ‘Hardware Support Level’.

¡Sé el primero en comentar!