Apaga el NFC del móvil y evita graves problemas

El avance tecnológico ha propiciado que los teléfonos móviles incorporen un gran número de herramientas que permite al usuario aprovechar y utilizar su terminal para un sinfín de acciones. El NFC es una de las más populares de los últimos años dada su gran utilidad.

Gracias a esta particular función de tu smartphone automatizar todo tipo de actividades con tan solo acercarlo a otro dispositivo. Una de las principales facultades de esta tecnología es la posibilidad de pagar con el móvil haciendo uso de aplicaciones como Google Pay o Apple Pay, pero sus beneficios no se quedan únicamente ahí, puedes usar etiquetas para acceder rápidamente a ciertos aspectos de este.

Claro está, no todo puede ser perfecto. Nadie duda de la versatilidad de esta opción, pero mantenerlo encendido continuamente podría provocar en el usuario un verdadero dolor de cabeza ante situaciones imprevistas.

Ahórrate un disgusto

Una enorme cantidad de usuarios acostumbran a dejar el NFC encendido de forma permanente para así evitar tener que habilitarlo cada vez que van a hacer uso de él. Sin embargo, esto no es del todo aconsejable debido a varios motivos.

Error pago NFC

Consume batería

Como cualquier otra función de tu smartphone, esta propiedad también drena la energía del terminal si se mantiene encendida constantemente. La cantidad que consume no es significativa, pero si queremos que la batería aguante lo máximo posible es un requisito obligatorio desactivar esta característica.

Alerta de seguridad

Esta es la razón de peso por la que deberías pensar en dejar inactiva esta prestación. Cada vez los ciberdelincuentes buscan nuevas formas de obtener los datos del usuario a través de prácticas maliciosas más avanzadas. La posibilidad de que roben tu información a través del NFC es real y es por ello por lo que tendrías que empezar a deshabilitar la función.

Eso sí, para que se produzca esta extorsión el sujeto debe aproximar cierto aparato a nuestro móvil, algo que resulta complicado sin que nos percatemos de ello, pero nunca está de más prevenir antes que curar.

Activa el NFC rápidamente

Si eres de los perezosos que siempre lo tiene activado, debes saber que existe un truco para habilitar esta propiedad de manera rápida en cuestión de segundos. De este modo, eludirás las posibles problemáticas mencionadas con anterioridad.

Para ahorrar tiempo y disgustos puedes configurar tu teléfono para que el NFC se encuentre a un simple toque. Para ello vas a servirte de los accesos rápidos que incorpora tu dispositivo al deslizar desde la parte de arriba de la pantalla hacia abajo. Esto desplegará todas las herramientas que incorpora el sistema y entre ellas se halla la cuestión de esta publicación.

posición nfc accesos rapidos

Si no has tocado este aspecto del smartphone en ningún momento las diversas funcionalidades aparecerán de forma predeterminada, pero puedes ordenarlas tú mismo a tu antojo. Una vez desplegado el panel de acceso vuelve a deslizar hacia abajo para que aparezcan todas las opciones posibles.

Cuando tengas localizada la correspondiente al NFC, echa un vistazo a la esquina superior derecha, donde debería estar un icono de un lápiz, aunque puede variar en función del fabricante. Al pulsar sobre él podrás comenzar a editar el menú. Mantén pulsado sobre cualquiera para moverlo según tus preferencias. Lo ideal sería establecerlo entre los cuatro primeros para tenerlo siempre a mano. Gracias a esta configuración podrás activar esta herramienta incluso con el terminal bloqueado. Además, los usos de esta conexión son variados, como es el caso de enviar fotos o vídeos por el NFC del móvil.

¡Sé el primero en comentar!