Problemas para Apple. ¿Adiós a la cámara periscópica?

Hace casi dos meses saltaba el rumor de que por fin podríamos ver un iPhone con un sistema de cámara periscópica. Una de esas tecnologías que lleva entre los dispositivos móviles Android desde 2019, pero que Apple todavía no había decidido dar el paso en apostar por ella. Sin embargo, después de conocer esa información, todo apuntaba a que veríamos este sistema en un terminal de los de Cupertino. Eso sí, estaba previsto que llegase para 2022.

Estaba claro que, en un momento u otro, la compañía estadounidense de smartphones iba a dar el salto para trabajar en un teleobjetivo periscópico. Aunque no sería para el iPhone 13, sino para el modelo que se estrene el próximo año. Además, la firma de móviles ya había dejado claro que su última patente se iba a convertir en realidad, en la que se podía ver claramente esta tecnología. Sin embargo, va a tener que hacer frente a un nuevo problema porque podría quedarse un año más sin contar con una cámara periscópica para sus smartphones. ¿Por qué?

Problemas de patente con Samsung

En estos procesos de innovaciones y nuevas características en los smartphones siempre suelen surgir problemas. Ya lo estamos viviendo con la cámara bajo la pantalla para decir adiós al notch en los paneles de los móviles, ya que no se consigue una calidad óptima. No obstante, esta vez no es un problema de desarrollo, sino más bien un problema de patentes entre Apple y Samsung.

Cámara iPhone

Según se ha podido conocer, un nuevo informe deja claro que la lente de periscopio para el iPhone que debutará para el próximo año tiene un inconveniente de por medio. A pesar de que ya pudimos conocer el diseño que tenía Apple para integrar este sistema de periscopio en sus smartphones, lo cierto es que Samsung fue uno de los primeros en apostar por ella y tiene la tecnología más avanzada en este campo. Por lo que la compañía estadounidense quiere trabajar con ella.

Pero, como decíamos, el verdadero problema que dejaría sin esta opción a los móviles de Apple es que no cuentan con las patentes necesarias para el sistema de estabilización de imagen óptica que quieren incluir en sus iPhone. Básicamente, la firma estadounidense quiere que conseguir la tecnología con la que se consigue mover el cilindro de la propia lente para hacer zoom. Para ello, han intentado suministrarse por parte de Jahwa Electronics, que es parte de la cadena de suministro de Samsung, para conseguir este módulo de estabilización.

La barrera principal es que esta empresa desarrolló esta tecnología con Samsung. Por lo que, ‘The Elec’ apunta que Apple está trabajando en una posible solución para no usar esta tecnología en su patente o, también, da la opción de que la marca decida pagar una tarifa de licencia a la compañía coreana. Además, esta misma fuente apunta que esta tecnología de periscopio no llegaría para los iPhone 14, sino para los modelos de 2023.