Los fallos más repetidos que no te dejan rechazar llamadas en el móvil

Que te encuentres con que recibes una llamada y no eres capaz de rechazarla es mucho más común de lo que te imaginas, es algo que sucede a muchas personas, y sobre todo en ciertas situaciones concretas, por eso vamos a comentarte algunos de los fallos o problemas más repetidos que hacen que no puedas rechazar tus llamadas en el móvil.

Puede que tu teléfono o la aplicación de Teléfono no funcionen bien, o que no puedas hacerlo porque te encuentras en otra llamada y piensas que esto no es posible. En todo caso, te decimos qué es lo que pasa y cómo puedes solucionarlo en cada uno de los casos.

Estás en otra llamada

Uno de los principales problemas con que te encuentras a la hora de rechazar la llamada de una persona es que te encuentras en otra llamada y tienes miedo a que si lo haces se cuelgue la actual o no sabes cómo hacerlo.

Este es uno de los principales problemas con las que se encuentran muchas personas a la hora de rechazar llamadas, y que quieren hacerlo, bien para que esa persona no les moleste, para que sepan que no se está disponible en ese momento y llamar después o para no escuchar el sonido que se produce cuando se está recibiendo una llamada mientras se está en otra.

Hombre llamando por teléfono

Por suerte, la solución es muy sencilla, ya que se arregla colgando desde la notificación. Así, ni pierdes la llamada actual ni renuncias a colgar ninguna llamada cuando lo desees.

Tu app de Teléfono funciona mal

Otro de los problemas más frecuentes de este tipo es que la aplicación de Teléfono funciona mal. Esto puede hacer que no puedas rechazar llamadas e incluso puede afectarte de diferentes formas. Por eso, lo que puedes hacer es comprobar si el problema se debe a esto.

Lo primero que debes hacer es comprobar a ver si hay alguna actualización y pasarla a la última versión, ya que puede que haya pasado mucho tiempo sin que la actualices y se hayan corregido errores que pueden afectarte y mejorado la funcionalidad, mejoras de las que no te has aprovechado.

app telefono

También tienes que tener en cuenta que, si el problema surge justo después de una actualización, pueda deberse a esto. En este caso, lo mejor es que desinstalar la actualización (lo harás desde los ajustes del teléfono en la gestión de aplicaciones) y esperar un tiempo a que se estabilice o haya una mejor.

Si no hay actualización o la situación no mejora, puede que te convenga plantearte pasarte a otra app de Teléfono. En la actualidad, hay varias opciones a las que puedes recurrir, así que no dudes en pasarte por la tienda de aplicaciones de tu móvil y buscar una opción segura, con buenas opiniones y que se adapte a tus necesidades.

Error del sistema

Lo que puede suceder es que no puedas rechazar la llamada por errores en el sistema, como que haya lag o el móvil sea tan lento que cuando quieras rechazar (o incluso aceptar) la llamada no te sea posible porque la otra persona ya ha colgado. Puede que simplemente tardes en hacerlo y la otra persona desista de su empeño, aunque el problema viene su vuelve a intentarlo más tarde y te encuentras con la misma situación.

También puede ser que tu móvil se bloquee temporalmente porque se satura y no permita realizar ninguna acción o se produzca cualquier fallo, error o problema relacionado con tu móvil.

En este caso, lo primero que debes hacer es reiniciarlo para ver si es un problema temporal. Puedes asimismo probar a instalar la última actualización del sistema, o comprobar si falla debido a una actualización reciente. También puedes restaurarlo de fábrica para acabar con todos sus males, aunque no sin hacer una copia de seguridad para evitar perder lo que tienes.

Sin embargo, antes de tomar esta decisión tan drástica puedes ver si tiene algún virus, hay aplicaciones que consumen mucha memoria de las que puedes prescindir, puedes liberar espacio o hacer alguna cosa que ayude a que tu teléfono funcione mejor y puedas rechazar las llamadas siempre que lo necesites.

En ocasiones, esta puede ser una señal de alerta que te avise de que tienes que cambiar tu móvil por uno con mayores prestaciones que se adapten a tus hábitos de uso actuales, especialmente si se trata de un móvil viejo o con el que llevas muchos años.

¡Sé el primero en comentar!