Cómo pueden entrar los virus a tu móvil y cómo podrías evitarlo

Seguro que estamos de acuerdo que ninguno de nosotros quiere pasar por el mal trago de hacer frente a algún tipo de los virus que existen en la actualidad para los móviles. Más que nada, porque no solo podría dañar en gran medida nuestro teléfono, sino que pueden robarnos datos y mucho más.

Es por esto mismo por lo que deberemos saber las diferentes ventanas que dejamos abiertas sin querer al malware de los smartphones. Bueno, en la mayor parte de los casos no es que entren así sin más, sino que hemos sido nosotros los culpables por no andar con cuidado con lo que estábamos haciendo con el teléfono.

Además, dará igual que sea Android o iPhone, ya que los smartphones son auténticos imanes para los creados de virus. Y para que os quedéis tranquilos, también veremos los diferentes indicios que podrían advertirnos de que nuestro terminal está infectado.

¿Cómo lo hacen?

Por desgracia, las posibilidades son varias. No obstante, a veces hay que pensar con lógica para no caer en las diferentes trampas que los hackers nos intentan ‘colar’ en nuestros teléfonos. Por tanto, os traemos un repertorio con las distintas puertas por las que pueden entrar malware en el móvil.

Desde una web

Al igual que en los ordenadores, los teléfonos los utilizamos de manera habitual para navegar por Internet. Por esto mismo deberemos tener cuidado en que webs decidimos acceder con el smartphone. Y es que por mucho que pensemos que no nos podría pasar nada malo, lo cierto es que la realidad es totalmente al revés. Incluso, algunas páginas que parezcan legítimas pueden haber sido manipuladas por ciberdelincuentes para que, cuando las visitemos, nos instalen cualquier tipo de virus al hacer clic en un anuncio o pestaña emergente.

Y no solo esto, son muchos los usuarios que deciden descargar todo tipo de archivos de webs. Otro de los grandes peligros a los que deberemos prestar atención, ya que no sabemos si ese documento, ya sea una canción, una app, etc., ha sido manipulada por un hacker y contiene algún malware.

virus Joker

Por SMS

Este es uno de los que, seguramente, habremos oído hablar en multitud de ocasiones. Además, entre los ciberdelincuentes está de moda. Nos referimos a los SMS que se hacen pasar por empresas reconocidas, especialmente, de mensajería, en los que nos encontramos un enlace extraño.

Por tanto, si hemos recibido recientemente alguno de este tipo, os recomendamos borrarlo de inmediato, ya que no nos espera nada bueno si pulsamos sobre el enlace que viene incluido en el SMS.

Correos electrónicos

Al igual que en el anterior ejemplo, el SPAM es otra de las grandes herramientas de los hackers para hacer con nuestros datos personales, además de que pueden conseguir infectar nuestros móviles. Es por eso por lo que deberemos eliminar tan rápido como podamos aquellos emails que tengan nombres extraños. Y ojo con aquellos correos que se hacen pasar por empresas. Lo mejor en estos casos es borrarlo inmediatamente y no entrar en ellos, y mucho menos hacer clic a alguno de los enlaces que venga en su interior.

Desde apps

Aunque no lo creas, esta es una de las vías más usadas por los ciberdelincuentes para tomar el control de nuestro móvil con troyanos, spyware o ramsonware. Y es que, no han sido pocas las ocasiones en las que los hackers han desarrollado apps tan ‘legítimas’ que han logrado saltarse la seguridad de Google, colándose de lleno en la Play Store o App Store.

apps infectadas virus

En estos casos, nuestra baza si hemos caído en la trampa será eliminar la app. Y, en la peor situación, tendremos que restablecer a los valores de fábrica el smartphone. En cualquier caso, antes de descargar cualquier aplicación lo mejor será comprobar si su fuente es conocida y si cuenta con reseñas positivas, además de una buena valoración. Así podríamos evitar caer en una app que está camuflada a simple vista.

Tarjetas de memoria

Otra de las puertas por las que un malware puede infectar un teléfono está en las tarjetas de memoria. Sí, así es. Cuando insertamos una microSD de origen desconocido que hemos comprado de segunda mano o nos hemos encontrado, lo mejor que podremos hacer será limpiarla previamente antes de introducirla en nuestro móvil. Pues, si el virus está programado para los smartphones, no infectaríamos otros dispositivos. Y no solo esto, sino que también habrá que tener cuidado a qué conectamos nuestro terminal, pues pueden entrar los virus por ahí sin problemas.

Los indicios del malware

Con el paso de los años, la seguridad en los dispositivos ha aumentado, pero también los hackers han ido creando malware cada vez más sofisticado. Por lo que son capaces de saltarse las barreras de Google o Apple con facilidad en diferentes situaciones. Es por esto mismo por lo que vamos a darte una serie de pistas para que puedas descubrir por tu cuenta cuándo hay virus en tu teléfono. De esta manera, saldrás de dudas de si tienes o no el móvil infectado:

virus movil

  • Toques fantasmas en el smartphone: si los menús y apps que se cierran, aplicaciones que se instalan sin nuestro consentimiento, se reinicia solo o los ajustes del terminal se cambian solos… Lamentamos decirte que tu teléfono tiene un virus.
  • Gasto desmesurado de batería: desde ajustes y batería podemos ver qué proceso está gastando tanta batería, ni lo reconocemos o es una app extraña, podemos estar infectados.
  • La batería se gasta demasiado rápido: el malware suele requerir de conexión permanente, ya sea a través de datos móviles, Wi-Fi o incluso GPS. A esto hay que sumarle que está trabajando constantemente en segundo plano. Por lo que provocará que la energía del terminal descienda mucho más rápido que antes.
  • Aparece publicidad donde no debería: otro de los indicios con los que nos daremos cuenta antes es si tu móvil ha comenzado a mostrar más anuncios de lo normal en webs o en apps. E, incluso, si lo hace en navegadores donde antes no había. En este caso, puede que tengas adware en tu smartphone.
  • Mensajes de error: de forma similar al punto anterior, en ocasiones el malware más inofensivo intenta tener un control mayor. Un método bastante clásico, básicamente se basa en generar falsos mensajes de error en el navegador o la barra de navegación, indicando que nuestro móvil tiene errores o virus. Por lo que, si pinchamos en el enlace, podemos acabar agravando el problema.
¡Sé el primero en comentar!