Cómo usar Android Auto en un coche no compatible

Con el paso del tiempo conducir un vehículo se vuelve una tarea más liviana y sencilla. Esto se debe a los avances tecnológicos que se producen con el paso del tiempo y que se implementan en los coches. Ejemplo de ello es Android Auto, el sistema de navegación inteligente de Google.

Gracias a este software podemos acceder a nuestro teléfono móvil de una forma rápida y sin despegar la vista de la carretera. Sin embargo, su principal desventaja es que no es compatible con una gran cantidad de automóviles, ya que no disponen de una pantalla donde ejecutarse, aunque esto no quiere decir que no pueda utilizarse.

Desde tu móvil

Por si no lo sabías Android Auto también puede emplearse desde tu propio smartphone, por lo que realmente no precisas de una pantalla en tu coche para controlarlo. Si bien es cierto que disponer de ella resulta de mucha más ayuda. Sobre todo, teniendo en cuenta que el número de información que aparece es mayor, pero a veces no se puede tener todo.

Si entras a Google Play y buscas Android Auto la única alternativa que aparece es ‘Android Auto para teléfonos’. En un principio no debería existir ninguna dificultad para llevar a cabo su descarga, pero algunos usuarios han experimentado complicaciones al respecto. Ojo, la app para móviles no te exime de problemas de funcionamiento, aunque pueden solucionarse.

android auto

Si te encuentras entre ellos, no te preocupes, hay una solución verdaderamente sencilla. Lo único que debes hacer es acudir a softwares como Activity Launcher. Se trata de un lanzador desde el que puedes descargar de forma manual la aplicación. Los pasos son sencillos: en primer lugar, abre el lanzador y busca Android Auto. Sobre cualquiera de las opciones pulsa ‘Ejecutar Actividad’. Si funciona, repite de nuevo lo anterior y pulsa ‘Crear acceso directo’.

La interfaz continúa destacando por su sencillez y minimalismo. La distribución de las diversas configuraciones no es tan efectiva debido al poco espacio donde se gestiona la información. Aun así, tenemos a nuestra disposición lo básico para responder rápidamente a un mensaje, reproducir contenido o navegar con el GPS.

No se mantiene solo

Difícilmente puedes hacer uso del sistema de navegación de la compañía estadounidense si no cuentas con algún tipo de soporte donde introducir el terminal. Sin uno en condiciones, no solo su manejo se vuelve más complejo, sino que también te expones a sufrir un accidente o una malta por utilizar el móvil durante la conducción.

La variabilidad de estos es más que considerable, pues hay de diversos tipos en función de donde quieras colocarlo. Tanto en el volante como en el parabrisas pasando por el salpicadero y el retrovisor. Pero lo más importante de todo es que se encuentre homologado.

Soporte Móvil Coche

Una vez elegido el tipo de soporte y cumplido este requerimiento toca colocarlo. En función de la clase escogida el lugar donde situarlo estará especificado, pero recuerda que no debe obstruir en ningún momento la visibilidad del conductor. Es por ello por lo que antes de iniciar la marcha debes cerciorarte de que su posición no influye negativamente en la labor de la conducción.

De todos modos, recordamos vehemente que el utilizar el teléfono móvil durante ella esta completamente prohibido y penado por la ley. Independientemente de si lo hacemos con el dispositivo encajado en el soporte. Si nos localizamos en pleno viaje es necesario estar detenido para manejar Android Auto.

¡Sé el primero en comentar!