Esta es la diferencia entre el malware y virus que acechan tu móvil

Esta es la diferencia entre el malware y virus que acechan tu móvil

David Girao

Aunque si se siguen las pautas de seguridad recomendadas por los expertos es difícil infectarse, lo cierto es que el denominado software malicioso está al acecho de nuestro móvil. Hemos visto como incluso los bazares oficiales, de donde nos recomiendan no salir nunca para instalar una app, han alojado este tipo de contenido malicioso. Pero ¿cuál es la diferencia entre virus y malware?

Los ciberdelincuentes saben que los usuarios de Android engordan la mayor parte de los smartphones activos en el mundo. Están llenos de información personal y datos sensibles, que son un jugoso caldo de cultivo como para que las amenazas sean constantes. En muchas ocasiones se alude al término malware y virus para el móvil, pero que son realmente.

Virus y malware ¿es diferente?

En muchas ocasiones, ambos términos son usados como sinónimos de lo que consideramos un software malicioso. La diferencia clara es que el malware es un término genérico, mientras que los virus son tipos concretos englobados dentro del malware reinante. El malware es un software desarrollado para intentar infectar y dañar el sistema del anfitrión o a su usuarios. Como diremos, el virus es un tipo de malware y de igual forma que no todos los virus son malware, no todos los malware son virus. Es curioso recordar, cómo los primeros malware que aparecieron en la década de 1970 se denominaron «virus». Por su parte,  los primeros programas antimalware publicados en las décadas de 1980 y 1990 se denominaron «antivirus» que era el problema reinante en aquellos tiempos y el mayor temor de cualquier PC. El malware para dispositivos móviles llegaría mucho más tarde.

android zombie

Aunque esto pueda resultar algo enrevesado, el resumen es que dentro del malware se incluye muchos programas dañinos como spyware, adware o el peligroso ransomware (secuestro de archivos). El virus por su parte, puede copiarse a sí mismo, propagarse por nuestros dispositivos y contagiar a otros anfitriones.  El código del virus puede ser más o menos sofisticado y propagarse con más o menos control sobre el software que infecta, pudiendo eliminar archivos, dañar los discos de lectura o realizar acciones no deseadas.

¿Es fácil infectarse?

El correo electrónico es una método habitual para la propagación del malware y los virus. Las descargas fuera de Google Play o seguir falsos SMS, como hemos visto recientemente, también pueden ser las causantes de su entrada en nuestro móvil. Pero como decimos, muchas veces han pasado los filtros de seguridad de Google Play, camuflándose como sencillas aplicaciones de ayuda en forma de linternas, calculadoras o coloridos juegos tipo puzle.

¡Sé el primero en comentar!