Análisis de la batería del Nokia 8.3 5G, funcionamiento impecable

No son muchos los smartphones que ofrecen un funcionamiento que corresponde con exactitud a lo que se espera debido al hardware que incluye. Pues bien, uno de los que consigue esto es el Nokia 8.3 5G en todo lo que tiene que ver con su autonomía. Te contamos los resultados que hemos obtenido al probarlo.

La verdad es que cuando se revisan los componentes que incluye este smartphone y de lo que depende de forma directa el tiempo de uso que se consigue con una carga completa de la batería, las perspectivas son bastante buenas. Uno de los motivos que existen para pensar esto, es que la carga de esta llega a los 4.500 mAh, lo que está muy bien para el grosor que tiene el dispositivo que se queda en los nueve milímetros. Por lo tanto, la relación es bastante correcta y esto ya hace pensar que las cosas irán muy bien.

Trasera del Nokia 8.3 5G

La pantalla IPS que utilizar este terminal, tal y como se ve en la ficha completa del Nokia 8.3 5G, no es excesivamente exigente en el apartado del consumo pese a que tiene unas dimensiones bastante notables: 6,81 pulgadas. Y, eso sí, hay que indicar que el procesador que se incluye en el interior del terminal (un Snapdragon 765G con tecnología de fabricación de siete nanómetros) es realmente eficiente en todo tipo de situaciones. Por lo tanto, desde el principio esperábamos buenos resultados en la autonomía.

¿Responde el Nokia 8.3 5G en la autonomía?

Muy buenos los resultados conseguidos con este modelo, ya que entre otras cosas siempre llegamos al final del día cuando lo utilizamos. Dependiendo de la intensidad de uso que se tenga, tanto de la pantalla como al gestionar contenidos y notificaciones, pero jamás nos fuimos a dormir con menos de un 15% de la carga de la batería. Y, esto, es todo un seguro de vida para el usuario. Si te preguntas por el uso de redes 5G, hay que indicar que al utilizarlo de forma parcial (ya que no hay cobertura en todos los lados), los resultados se mantienen igual de estables, con un cinco por cierto más de consumo en líneas generales.

Al probar con la pantalla siempre en funcionamiento hay que destacar que obtuvimos resultados dispares con el Nokia 8.3 5G. Si el brillo no supera el 80%, la verdad es que los resultados son excelentes con tiempos que no bajan generalmente de las 14 horas, por lo que hablamos de estar ante un modelo que es diferencial aquí. Por el contrario, si se abusa del brillo, las cosas cambian un poco, ya que se baja hasta tres horas en los tiempos de uso. Para nada son malos, pero muestra claramente que existen margen de mejora en la optimización de uso de este componente. Pero, en lianas generales, responde perfectamente este terminal y es de los recomendables para disfrutar sin miedo de contenidos multimedia.

Puerto USB del Nokia 8.3 5G

Una carga rápida que es bastante solvente

Aquí esperábamos algo más en este modelo, ya que la potencia que ofrece como máximo es de 18 W. Esto permite llegar a un 55% o algo más en media hora de proceso. Suficiente sin duda alguna, pero la verdad es que un poco más hubiera sido todo un acierto en este Nokia 8.3 5G. Por cierto, anda de opciones como carga inversa o inalámbricas, por lo que como decimos, se cumple bien, pero sin grandes alardes.

Otro buen detalle a comentar es que dentro de las opciones de Batería en el sistema operativo Android One existen opciones importantes y que funcionan a la perfección, como por ejemplo el uso inteligente u el Modo ahorro (que es excepcional). Aparte, no hemos detectado problemas excesivos en la temperatura que alcanza el terminal al cargarlo, incluso si está en funcionamiento.

¡Sé el primero en comentar!