Todos los problemas que el frío puede generar en tu móvil y sus soluciones

Con la llegada del frío nosotros mismos nos abrigamos más y a veces mucho más, algo que no solo afecta a los seres humanos dado que la propia tecnología también se puede encontrar con dificultades. Entre los más afectados están sin duda los móviles, los dispositivos que nos acompañan en todo momento. Aunque pueda parecer que no ocurre nada, el frío tiene efectos en los móviles que pueden ser fatídicos.

Para que no te encuentres con una sorpresa inesperada, te vamos a mostrar todo los problemas que el frío provoca en los móviles así como las soluciones más rápidas y efectivas. Tendremos que tirar de ingenio para que nuestro móvil no sufra problemas y supere las dificultades del clima, del mismo modo que en el verano las altas temperaturas tampoco le sientan nada bien.

Fallos y problemas de batería con el frío

Uno de los elementos más delicados del hardware de los móviles es sin duda alguna la batería, las cuales están pensadas para funcionar a pleno rendimiento entre los 10 y los 20 grados. Por lo tanto nuestro objetivo es conseguir que el móvil se mantenga entre esos estándares aunque no siempre resulta fácil. Los problemas de las temperaturas bajas en la batería de los móviles destacan porque podría descargarse mucho más rápido. Esto ocurre porque la batería no puede fluctuar como debería y puede haber reacciones inesperadas en el interior de la misma.

Problemas batería iPhone 6s

La pantalla del móvil no funciona

Otro de los problemas más comunes del frío en los smartphones tiene que ver con las pantallas. No importa si utiliza tecnología AMOLED o LCD IPS, todas se verán dificultades ante el frío. Esto ocurre porque nuestros propios dedos no son capaces de transmitir la conductividad eléctrica que caracteriza a nuestro cuerpo. Esto se puede agravar si utilizamos protectores de pantalla, dado que entre ambas capas se puede generar una fina e inapreciable capa de humedad que dificulta su uso.

La humedad del ambiente un gran enemigo

Aunque no esté lloviendo, durante el invierno es muy fácil encontrarnos con días nublados, con nieblas y situaciones muy frías que favorecen que la humedad se mantenga en el ambiente. Esto no es tan dañino para los móviles como el agua de las piscinas en verano, pero puede provocar que se cuele incluso a través de la condensación. Aunque no es habitual, podría darse el caso de que nuestro móvil detecte en sus conectores agua y nos impide utilizarlo con normalidad o incluso que se apague para protegerlo.

humedad movil

Nunca cargues un móvil «congelado»

Lo que debemos evitar de forma más drástica es un cambio de temperatura brusco y eso es algo que puede provocar cargar el móvil. Cuando llegamos a casa de la calle lo que solemos hacer es cargar el móvil, algo que debes evitar en el invierno para que no pase de estar a 0 grados o menos a una temperatura elevada en pocos minutos. Lo primero que debemos hacer par evitar esto es dejarlo en la mesa, ni demasiado lejos ni demasiado cerca de una fuente de calor par que poco a poco como nuestro cuerpo entre en temperatura ambiente.

Cómo mantener el móvil a buena temperatura en invierno

frio nieve movil

  • Mantenerlo pegado al cuerpo. La primera y mejor recomendación que podemos hacer es la más básica, pues con nuestras propias manos o bolsillos que están pegados a nuestro cuerpo estaremos haciendo que el móvil nunca tenga que enfrentarse directamente al frío invierno.
  • No exponerlo sin necesidad a bajas temperaturas. Este apartado va destinado especialmente a quienes trabajan en la calle o los que usan el móvil durante mucho tiempo en plena calle. Siempre que podamos será mejor tenerlo en nuestro bolsillo o dejarlo en lugares a temperatura estable.
  • Utilizar fundas acuáticas para trabajos a pie de lluvia o niebla. Para todos aquellos que necesitan el móvil y trabajan en la calle, la mejor protección sin duda alguna son las fundas acuáticas, así evitamos el agua y la humedad.