La cámara del móvil está empañada. ¿Tiene arreglo?

La cámara del móvil está empañada. ¿Tiene arreglo?

Daniel Caballero

Hay ocasiones en que la lente, o las lentes de tu teléfono móvil puedan mostrar unas pequeñas gotas de cualquier líquido. ¿Cómo es posible si el smartphone no se ha caído al agua? Este fallo, aunque no sea muy común, puede producirse por la condensación que, al igual que a otros dispositivos, puede afectar al teléfono. Pero, aunque veamos la cámara mojada del teléfono, puede que podamos arreglar el móvil de todas formas, así que te vamos a comentar qué es lo que puedes hacer para ver si puedes dar con la solución a tu problema.

Puesto que es un fallo físico, aquí no hay nada que puedas hacer configurando el móvil. ¿Si la pantalla se te rompe, vas a restaurar de fábrica el smartphone a ver si se arenga? Pues aquí sucede lo mismo, todo lo que podemos hacer es actuar sobre la lente del teléfono y tratar de arreglar el hardware con lo que tengamos en casa.

¿Por qué se empañan las lentes?

La lente de la cámara se puede empañar o mojar, arruinando las capturas y los vídeos, por diferentes motivos. El más obvio será porque el smartphone se ha caído al agua y ha entrado en los distintos sensores del terminal.

Find X3 Pro camaras detalle

Otro caso de lo más habitual es que el teléfono experimente un cambio drástico de temperatura que provoque la aparición de alguna forma condensación en la lente de la cámara. Por ejemplo, cuando sales a la nieve después de estar en un lugar cálido, cuando llevas tu teléfono en el bolsillo en un día helado o, en general, cuando el teléfono se traslada de un ambiente cálido y húmedo a otro seco o con aire acondicionado.

Se han dado casos, en móviles de realme y Nothing, que esto sucede simplemente llevando el móvil en el bolsillo. El motivo s que en un día caluroso el calor de nuestras piernas puede provocar la aparición de humedad dentro del equipo sin que se haya mojado o el ambiente esté demasiado húmero.

Por supuesto, si lo sumergimos en agua durante un período de tiempo prolongado, aunque el teléfono tenga un nivel de impermeabilidad IPX7 o superior, este mismo problema podría aparecer fácilmente si no prestamos atención al tiempo y profundidad en la que se ha sumergido el teléfono. Pero, lo cierto, es que se puede prevenir como veremos más adelante.

¿Seguro que es agua?

Una de las preguntas que nos tenemos que hacer antes de proceder a sacar el agua de nuestro teléfono es el de asegurarnos de que lo que ha empañado nuestra cámara es agua pues esto supondrá abrir nuestro teléfono casi de manera obligatoria, por lo que antes de llevar o comenzar a sacar el agua, tendremos que asegurarnos. Para ello tendremos en primer lugar que vigilar bien de cerca nuestra cámara para ver si tiene alguna gota de agua o algo por el estilo en su interior, pero si vemos que está empañada y no hay rastro de agua, quizás sea culpa de otras cuestiones.

Aquí entra en juego la necesidad de limpiar nuestro dispositivo móvil pues puede darse el caso de que el error de nuestra cámara radique en la suciedad que puede tener la misma. Algo que en realidad puede parecer ciertamente ‘bobo’, pero es importante hacer hincapié porque no siempre reparamos en limpiar nuestra cámara, pero que es un proceso que debería ser obligatorio al menos de manera sistemática. Por tanto, con un paño de microfibra intentaremos retirar toda la suciedad que pueda existir en nuestra cámara y acto seguido, comprobaremos si sigue empañada o si han desaparecido las manchas de nuestra cámara.

¿Lo cubre la garantía?

Esta es una de las preguntas más habituales que se hacen los usuarios. Y, aunque la mayoría de los teléfonos actuales que se anuncian como resistentes al agua, en realidad, no lo son tanto como creíamos. Esto quiere decir que, básicamente, los daños causados ​​por líquidos en dichos teléfonos no están incluidos en la garantía y el usuario deberá asumir la totalidad de los gastos de reparación. Un ejemplo claro de dos grandes marcas como Samsung o Apple es que no cubren los teléfonos dañados por agua bajo garantía.

Y así sucede en el resto de fabricantes de smartphones, ya que ninguno se hace responsable de lo que hagamos nosotros con los terminales que cuenten con protección ante el agua. Por ello, los daños nunca están cubiertos por la garantía que ofrecen las marcas de móviles. Además, al mojarse se producirá la corrosión de los elementos internos del terminal. Algo que podría ser el fin de cualquier teléfono.

En cambio, son muchos los seguros que sí cubrirán este apartado específico. Aunque, para ello, deberemos ser nosotros mismos quiénes contraten o no este tipo de ‘salvaguardas’. Suelen ser seguros a todo riesgo que pueden tener un coste variable en función del modelo del teléfono y que en ocasiones no merece la pena, pero en otros casos puede bien salvarnos de un apuro.

¿Cuál es la resistencia al agua de los móviles?

La protección frente a líquidos y resistencia de los móviles viene bajo estas certificaciones que tienen sus diferentes niveles:

  • IP x0: Ninguna protección
  • IP x1: Protección contra la caída vertical de gotas de agua, 10 minutos
  • IP x2: Protección contra la caída de gotas de agua con una inclinación máxima de 15 grados, 10 minutos
  • IP x3: Protección contra agua nebulizada en un ángulo de hasta 60 grados, hasta 11 litros por minuto, 5 minutos
  • IP x4: Protección contra chorros de agua desde cualquier ángulo, hasta 10 litros por minuto, 5 minutos
  • IP x5: Protección contra chorros de agua desde cualquier ángulo, hasta 12.5 litros por minuto, 3 minutos
  • IP x6: Protección contra chorros de agua potentes, 100 litros por minuto desde cualquier ángulo, 3 minutos
  • IP x7: Protección contra los efectos de la inmersión temporal, 30 minutos a 1 metro de profundidad
  • IP x8: Protección contra los efectos de la sumersión, duración dependiendo del fabricante
  • IP 9K: Protección contra potentes chorros de agua a altas temperaturas, entre 14 y 16 litros de agua a 80° C por minuto

No obstante, que nuestro smartphone haga gala de ello no quiere decir que esté libre de que el agua se cuele por alguna rendija del terminal. Esto implicaría que el smartphone tiene algún fallo de diseño o fabricación y, en este caso, haría que pasar a ponerse en contacto con el fabricante para que lo reparen. No obstante, también puedes probar una de estas soluciones para salir del apuro de forma rápida.

El seguro del hogar puede cubrirlo

Muchos de nosotros tenemos contratado un seguro de hogar que casi nunca utilizamos. Y si lo hacemos, es para dar partes de incidencias dentro de casa como con los azulejos, las tuberías o los electrodomésticos. ¿Sabes que tu cobertura suele incluir otro Tip Mode dispositivos que tengas en tu domicilio?

Ya no hablamos de que, en ocasiones, tengas soporte incluso para arreglar tu ordenador si le entra un virus, es que determinadas cláusulas podrán cubrir un smartphone que se ha mojado. Pero claro, eso dependerá de lo que hayas contratado en su día.

Lo normal es que en la mayoría de situaciones los daños por agua no estén cubiertos, como sucede con el 90% de los seguís de hogar que se contratan en nuestro país. Pero, hay ocasiones, en que quedan cubiertos los elementos que se encuentran dentro de la vivienda, es decir, el contenido. Si tu seguro cubre el contenido, deberás revisar las coberturas y comprobar si, efectivamente, los dispositivos móviles también están respaldados.

Como seguramente no encuentres la documentación, lo más rápido es llamar a la compañía aseguradora y preguntar. Si lo has contratado por Internet o lo tienes con tu entidad bancaria, puede que accedas más fácilmente a la información desde su web o app.

Arregla una cámara mojada

Si quieres la respuesta más directa a si es posible secar una cámara mojada: Sí, es posible, pero no podrá hacerlo todo el mundo y habrá que tener mucho cuidado para no dañarlo más. En ocasiones habrá que abrir el dispositivo y en otras los métodos a emplear son tan complicados que lo mejor es dejarlo en manos de un profesional. No obstante, si quieres seguir adelante, esto es lo que debes hacer si la cámara de tu smartphone muestra gotas de agua o vaho.

Cuidado con el arroz y el calor

Hoy en día casi todos los teléfonos cuentan con cuerpos unibody, es decir, son terminales que impiden la entrada de agua, pero si se cuela líquido en la cámara seguro que quieres probar el tradicional truco del arroz para secar el móvil.

Aquí es oportuno señalar que la mayor parte de los técnicos especializados se han encontrado con móviles llenos de arroz en su interior, o de partículas de grano minúsculas, que han estropeado componentes internos, por lo que depende de ti aplicar o no esta solución. En definitiva, aunque es un método bastante recurrente por muchos usuarios, podría resultar hasta contraproducente probarlo. Si optas por probarlo que sea bajo tu propia responsabilidad.

Móvil en arroz

Además, por mucho que veamos que una de las soluciones será aplicar calor… estaríamos cayendo en un tremendo error, a la par que peligroso. Y es que, no será lo mismo dejar que un móvil se seque por completo de manera natural con la temperatura ambiente, que, aplicándole calor con un secador, en un microondas (sí, hay gente que ha llegado a usar estos electrodomésticos con un dispositivo electrónico dentro), etc.

Si optas por usar una pistola de aire caliente o un secador, no debes aplicar calor de forma continua o acabarás dañando irremediablemente el teléfono. Si optas por este método te recomendamos no aplicar ráfagas de aire superiores a 15 segundos a una distancia respecto a la cámara de, al menos, 50 centímetros. No aplique calor ni más tiempo ni más cerca, simplemente repite el proceso hasta que las gotas de humedad y condensación vayan desapareciendo del cristal de la cámara. A más repeticiones, mejor será el resultado.

Sécalo a temperatura ambiente

Si optas por secar el móvil exponiéndolo a altas temperaturas, debes tener mucho cuidado. Puedes hacerlo siempre y cuando mantengas el smartphone bajo vigilancia. Entonces puedes ponerlo directamente a la luz del sol, con la pantalla hacia abajo, y la cámara mojada apuntando hacia el sol. Evita que haya un cristal entremedias o hará el efecto lupa y la cura puede ser peor que la enfermedad.

Esto eliminará algo de agua, pero si quieres terminal de eliminar la humedad con un deshumidificador o un aire acondicionado en modo absorción de humedad. Es probable que cuando se elimine la humedad vuelva a aparecer al cabo del rato, pero la solución está en repetir este paso una y otra vez hasta que desaparezca por completo.

Simplemente, ten paciencia, no te desesperes y no sobreexpongas a un calor excesivo al teléfono.

Bolsas de sílice

Uno de los métodos más recomendamos, que encontraremos en diferentes partes de Internet, será el uso de las clásicas bolsas de sílice. Este método nos podría ayudar a absorber la humedad que tiene la cámara del móvil y no es difícil de encontrar en muchas cajas de zapatos que tenemos por casa o en bolsas de ropa.

bolsas silice

Por tanto, podremos poner el móvil en torno a bolsas de sílice que suelen venir en algunos productos que compramos, ya que su objetivo sí es absorber la posible humedad que se llega a generar, por ejemplo, en las cajas de ropa u otros objetos. Es por ello por lo que os recomendamos a probar a comprar estas bolsas de sílice y meterlas en una bolsa hermética junto al teléfono mojado. Así que cada vez que un producto te llegue con estas bolsas, guárdalas porque puedes necesitarlas en algún momento para este fin.

Abre el teléfono

La solución más factible, si no quieres llevar el móvil a un centro técnico, es desarmar el móvil con el destornillador y un kit de palancas y herramientas que venden en Amazon. Por ejemplo, si estás buscando uno para ponerte manos a la obra, te recomendamos este kit de reparación móvil, en el que contarás con varias herramientas con las que podrás abrir el móvil para limpiar y arreglar la cámara mojada para que no se quede empañada:

Una vez que lo tengas abierto, simplemente deja que el cristal de la cámara se seque al aire libre. No uses un paño para limpiarlo ni lo expongas a más calor pues puedes acabar arañando este componente, deformándolo o, en definitiva, dejarlo peor que a antes. Si no eres un manitas o no crees conseguirlo, puede que no sea la mejor opción porque podrías dañar el teléfono de alguna manera o no saber montarlo nuevamente.

Contacta con el servicio técnico

La mejor opción para el usuario que sufre este problema es llevar el teléfono a un centro de soporte, ya que el mismo teléfono muestra signos de entrada de agua. Aunque solo lo veas en el cristal de la cámara, es bastante probable que haya accedido a otros componentes del teléfono como la placa base y pueda dañar para siempre el móvil.

modulo cámara Xiaomi mi 11 pro

Un técnico con experiencia puede abrir el teléfono de forma segura y secarlo correctamente para luego volver a sellar el teléfono y evitar problemas de entrada de agua en un futuro.

Cómo prevenirlo

El sentido común es la mejor forma de prevenir que el smartphone se dañe al mojarlo, ya sea en la cámara, en la batería, en cualquier otro componente o todo el terminal en general. No hay que olvidarse de que estamos ante un dispositivo electrónico, por lo que el agua o cualquier líquido, será su mayor enemigo. Y no te fíes de que el mismo tenga certificación IP68 o similar contra agua o salpicaduras, un pequeño fallo de fabricación o la propia condensación puede provocar que aparezca este problema.

funda-ivoler-agua

Si vas a usar el smartphone bajo la lluvia, cerca de una piscina o en entornos con mucha humedad, lo más oportuno es que te decidas por comprar una funda impermeable que protege el móvil de cualquier posible intromisión de líquidos por su carcasa. Tampoco debes exponerlos al agua salada, así que cuidado si pensabas llevarlo a la playa y llevártelo contigo cuando te des un baño. Sin embargo, lo mejor que puede hacer es no usarlo en esos momentos para ahorrar colores de cabeza y posibles disgustos, sobre todo, te asegurarás de no acabar con la cámara mojada. Incluso puedes llevarte otro móvil viejo a la playa, algo recomendable para evitar sustos como robos, daños y otros, aunque eso solo si lo tienes.

Por ejemplo, podremos utilizar este tipo de bolsas impermeables en las que introducir el teléfono cuando queramos, tan solo deberemos revisar que sea compatible con nuestro smartphone:

Esta es una excelente opción, aunque puedes encontrar muchas más en el propio Amazon con las que podrás tener tu móvil bien asegurado cuando te vayas a meter en el agua. Eso sí, comprueba antes que la funda está en buen estado y la has cerrado bien, con el móvil perfectamente protegido.

Cuidado con entornos húmedos

Tendremos que poner y mucho el foco a la hora de cuidar nuestro móvil y prevenir dañar la cámara para que no nos vuelva a ocurrir el problema que hemos estado teniendo en el smartphone, de manera que tendremos que alejarlo de entorno húmedos para que esto no vuelva a pasar. Y no nos referimos simplemente a piscinas o playas en las que pueda sufrir cualquier dispositivo tecnológico, sino que también puede dañarse en la propia casa, donde sin ir más lejos encontramos en el cuarto de baño un espacio en el que seguramente abundará la humedad, por lo que tendremos que estar alerta.

Y es que más allá de la actividad normal, son muchos los usuarios que cuando se van a duchar, llevan consigo el móvil para escuchar música o por no dejarlo a la vista de cualquiera que pueda cogerlo en casa y lo que no saben es que están dañando y mucho su teléfono móvil. Sobre todo a nivel de la batería o el funcionamiento de la propia cámara, factores externos como el vapor y la humedad que produce la propia ducha cuando nos bañamos, es muy perjudicial para ellos, por lo que lo mejor para prevenir será dejar fuera de la estancia el teléfono móvil.

Ten cuidado al manipularlo

No son pocas las ocasiones en las que a diario llenamos nuestras manos de agua; lavar los platos, fregar, ducharnos, lavarnos las manos… es la fuente principal de higiene que tenemos en nuestro día a día y con ello lo más normal es que en varias ocasiones tengamos estas manos llenas de agua. Por otro lado tenemos el móvil, uno de los elementos más manipulados por nosotros mismos al cabo del día y que si unimos las dos ecuaciones, puede acabar dándonos algún que otro dolor de cabeza, por lo que el cuidado que tendremos que tener en este sentido, deberá ser el más alto posible.

Por ello, aunque no lo creamos, siempre que vayamos a manipular el móvil tras haber tenido las manos muy mojadas, podremos estar ante un problema bastante grave en la que va a sufrir y mucho el smartphone en función de cómo coloquemos la mano, por lo que podrá acabar con agua en su interior. De esta manera, siempre que vayamos a tener nuestro dispositivo móvil en la mano tras haber tenido las mismas mojadas, lo mejor es que tengamos las manos totalmente secas, ya sea mediante el paso de los minutos para que se sequen naturalmente o con una toalla.

¡Sé el primero en comentar!