¿Móvil sin cobertura? Arregla los problemas en casa con estos consejos

Móviles

No sois un caso raro. Vais hablando tranquilamente con el móvil por la calle, llegáis al portal de vuestro edificio, abrís la puerta de casa y, ¡zas!, se acabó la conversación. Es como si hubierais entrado en Mordor. No hay cobertura, no podéis seguir hablando y no os queda otra que coger el fijo o recurrir a llamar a través de WhatsApp, que tampoco es que sea la solución perfecta. Así que, ¿cómo podéis mejorar la conexión móvil?

El primer impulso que os podría invadir es el de ir a la tienda de aplicaciones (iOS o Android) y buscar una de esas apps-milagro que ya os avanzamos que no os van a funcionar. ¿Y por qué? Pues porque es físicamente imposible que donde no llega la conexión móvil lo haga por arte de magia, así que toca calibrar la gravedad del problema y, en la medida de lo posible, atenuar su incidencia recurriendo a una solución en la que no habíais pensado.

Detecta qué lugares no tienen cobertura

El primero de los tres consejos que os vamos a dar para mejorar la conexión móvil es muy sencillo: hay que buscar qué lugares de la casa sí tienen algo de cobertura, aunque sea poca, para poder mantener una conversación. Para hacerlo tendemos dos opciones: una, fiarnos del indicador de cobertura del smartphone, de esas famosas rayitas que nos indican cuándo tenemos más o menos conexión a la red 5G, 4G, 3G o la que sea; y dos, acudir a las opciones del teléfono para contar con un dato algo más científico.

En el caso de Android, podemos consultar ese nivel de cobertura en Ajustes>Sistema>Información del teléfono>Estado. En iOS la manera de hacerlo será llamando al número «*3001#12345#*» (sin las comillas). En ambos sistemas operativos podréis ver el nivel de la señal que recibe el smartphone en tiempo real y que, para que signifique que tiene una buena señal, debe situarse entre los -50 y -80dBm., mientras que cifras realmente malas serán las que tengáis entre los 100 y 120dBm.

Mejorar la conexión móvil en casa. Antenas de móviles.

Con ese menú abierto, andad por la casa haciendo las lecturas y, en el momento de hallar un lugar donde sea posible mantener la conexión, recordadlo por si queréis dejar allí el terminal y usarlo con unos cascos inalámbricos para hablar con quien queráis. Es más (y este es el segundo consejo) si además instaláis un cargador para que esté conectado a la corriente, mejor, porque así el teléfono no reducirá la potencia del módem y será más sencillo que ganéis algo de cobertura. Al menos rascará mejor la poca que le llegue.

A la desesperada… confía en el Wifi

Llevamos dos consejos. ¿El tercero? Pues que verifiquéis que vuestro operador permite las llamadas VoIP, o llamadas a través del Wifi, que os permiten responder aunque la cobertura de datos sea cero, ya que se sirve de la conexión de fibra (O ADSL) que tengáis en casa. Sabemos que se trata de un mal menor, pero mientras vuestra operadora instala nuevos postes cerca y mejora la cobertura que tenéis, es la mejor solución.

Escrito por Jose Luiss