¿Se acabaron las prórrogas para Huawei? EE.UU se pone firme

Huawei

El tira y afloja entre Huawei y EE.UU no tiene pinta de acabar este año. Después de que la marca gozara de una primera prórroga para seguir colaborando con empresas americanas como Google, la firma se vio obligada ha lanzar sus nuevos Mate 30 sin una versión «oficial» de Android. ¿Volverá a gozar Huawei de una prórroga que devuelva las cosas a la normalidad?

Antes de verano, cuatro días después del anuncio de que se le impedía a Huawei trabajar con componentes o software de empresas de los Estados Unidos, el gobierno emitió licencias especiales de 90 días que ha permitido a las empresa poder desarrollar sus teléfonos con la mayor normalidad posible que podemos encontrar en una situación de este tipo. Cuando el primer período de 90 días expiró, el Departamento de Comercio de Estados Unidos volvió a dar otros tres meses a los proveedores para trabajar con la firma china. Gracias a este movimiento hasta 130 empresas estadounidenses solicitaron una licencia para trabajar codo con codo con Huawei.

Si Trump acaba su mandado y repite presidencia de los EE.UU, la cosa pinta muy mal para Huawei. Aunque tras el veto de la Administración Trump a Huawei para trabajar con cualquier empresa estadounidense ha sufrido varias interrupciones y breves periodos de relax, el presidente norteamericano vuelve a atacar a la marca, mas fuerte que nunca, asegurando que nunca más se le otorgará una prórroga a la firma.

No más prórrogas

Esta última prórroga para empresas norteamericanas y fabricante chino llega a su fin en noviembre, y parece que será así para siempre. Esto es lo que lleva a pensar Rob Strayer, subsecretario adjunto del Departamento de Estado para la política cibernética, quien afirma que «las licencias generales temporales no duran para siempre.» El mandatario apunta que estas licencias están diseñadas «para proporcionar un alivio inmediato y evitar la interrupción en el mercado.»

El mismo Strayer amplía este veto a los equipos 5G. La administración Trump está considerando la posibilidad de castigar a todas aquellas empresas nacionales que permiten el uso de equipos de redes de Huawei en las redes 5G. Los EE.UU. han estado advirtiendo a sus firmas de no usar equipos de Huawei, una orden que hasta ahora pocas empresas han seguido.

¿Será esta una medida más de presión del gobierno estadounidense para el gobierno chino o es el movimiento definitivo que acabe con la guerra para siempre, con más vencidos que vencedores?

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > PhoneArena