El Samsung Galaxy A80 sometido a una tortura: ¿resistirá su cámara giratoria?

Samsung

El Samsung Galaxy A80 llega como una apuesta innovadora de Samsung, destacando en el apartado de las cámaras. El terminal se caracteriza principalmente por contar con un sistema rotatorio que hace las veces de cámara frontal y trasera. De esta forma cuenta con una triple cámara tanto para las tomas traseras como para el modo selfie. La gran duda en un sistema así es si será o no resistente, al poder dar una impresión inicial de sofisticado/delicado. Ahora hemos salido de dudas gracias a una de las clásicas y duras pruebas de resistencia del canal JerryRigEverything.

La cámara rotatoria de 180 grados, es una solución alternativa a los “notch” o agujeros en la pantalla, y algo muy diferente a las cámaras frontales emergentes al uso. El Galaxy A80 permite que el usuario tenga la misma calidad desde todos los ángulos. El terminal cuenta con un sensor principal de 48 megapixels, un gran angular de 8 megapixels y una lente 3D para tomas de profundidad. Dispone de un chip Snapdragon 730 acompañado de 8 GB de RAM y 128 GB de memoria interna. Cuenta además con una batería de 3.700 mAh compatible con carga rápida de 25W.

Frontal y trasera del Galaxy A80

Comprar Samsung Galaxy A80 con descuento en Amazon

Rayado a nivel normal

Cuando echamos un vistazo al test de resistencia de JerryRigEverything, vemos que el Galaxy A80 es más resistente de lo que pudiera parecer a simple vista. En la prueba de rayado, comienzan a notarse los envites del punzón a partir del nivel 2. No obstante es debido a que cuenta con una lámina protectora, una vez retirada el terminal se raya al nivel 6 y 7, muy en la media de otros terminales incluyendo la gama alta.

Cámara resistente

La cámara frontal rotatoria no es fácil de dañar, teniendo en cuenta además que cuenta con mecanismos de seguridad que oculta los sensores en caso de caída. Al forzar la cámara para hacerla emerger de forma física, vuelve a su lugar pasados unos segundos. En términos de durabilidad es posible que se trate de las cámaras frontales emergentes más duraderas que han pasado por este tipo de test.

Ni quemándolo

El terminal también ha pasado por la prueba de quemado, que si bien no es algo que nos vaya a pasar habitualmente, ha demostrado estar muy a la altura. El Galaxy A80 ha resistido 30 segundos bajo la llama de un mechero, sin mostrar daños ni restos en su panel AMOLED de 6.7 pulgadas. Por último, en la prueba de doblado, el terminal no sufre daños pero la parte posterior se ha despegado ligeramente tras infringirle la presión máxima. En definitiva estamos ante otro ejemplo que no sofisticado no tiene por qué se frágil. El Samsung Galaxy A80 y su cámara giratoria son una fiel prueba de ello.

Escrito por David Girao

Fuente > JerryRigEverything