Mi móvil no reconoce el USB. ¿Que puedo hacer?

Móviles

El puerto USB de nuestro terminal es uno de los elementos más sensibles y susceptible de dañarse en caso de que no tengamos cuidado. Aunque, gracias a las conexiones inalámbricas, cada vez usemos menos el puerto USB, no por ello no resulta fructante, en muchas ocasiones, descubrir que nuestro móvil Android no es capaz de reconocer el controlador USB cuando deseamos transferir archivos o recuperar datos del teléfono. Ante esta situación, ¿Qué podemos hacer?

Los motivos por los que podamos tener problemas con el USB de nuestro móvil pueden ser varios, y suele provocar momentos de confusión en los que, probablemente, no sabremos cómo actuar, ni que solución encontrar. Por ello, hoy os traemos unas cuantas soluciones para los problemas más comunes que se pueden presentar en caso de que el puerto USB de nuestro móvil falle en algunas circunstancias.

El puerto USB está sucio

Uno de los motivos más comunes por lo que podamos tener problema con el puerto USB, es que esté sucio. Es algo habitual, pues no solemos taparlo y con el uso del día a día es probable que acumule suciedad y polvo en su interior. El mantener limpio el puerto USB es una tarea sencilla y que no requiere de un desembolso importante. Para ello, con cuidado y paciencia, podemos usar un alfiler u otro utensilio super fino, e introducirlo en el puerto para ir retirando toda la suciedad. Si no es posible, de esta forma quitar toda la suciedad, lo más recomendable es llevarlo a un servicio técnico especializado, ya que deberán desmotar el móvil para poder retirar toda la suciedad. Os dejamos un video de como limpiarlo con cuidado.

 

Mi móvil no reconoce un pendrive

Una de las grandes utilidades del puerto USB de nuestro móvil es poder pasar datos a través de un pendrive o disco duro externo. Esto es posible gracias a la tecnología USB OTG, por lo que, para poder utilizarla, es importante saber si tu móvil es compatible y contar con el adaptador adecuado. Para saber si tú móvil es compatible puedes descargar la aplicación USB OTG Checker para saber si puedes hacer uso de esta tecnología y así poder conectar un pendrive USB a tu móvil Android. Una vez comprobado, deberás tener un adaptador adecuado, ya sea el puerto microUSB o USB-C, o bien disponer de un pendrive con ese tipo de entrada y prescindir del adaptador. Si todo está bien, una vez conectado el pendrive, debería reconocer el dispositivo y aparecer una notificación en pantalla que permitirá la transferencia de archivos.

conectado un pendrive por USB al móvil

El ordenador no reconoce el puerto USB

Otro de los errores más comunes sucede cuando conectamos nuestro móvil por cable al ordenador y este no lo reconoce. Para ello, una posible solución sería conectar el móvil Android al ordenador en modo MTP. Cuando tenemos conectado el móvil al ordenador debe aparecer una notificación en el menu despleable de nuestro móvil. Desde ahí deberemos activar la conexión USB y seleccionar «Utilizar USB para… transferir archivos (MTP)». Si esto no funcionara, deberíamos comprobar que los drivers de nuestro ordenador esté actualizado. Con nuestro ordenador Windows, debemos descargar drivers ADB, disponible aquí. Una vez instalados, reiniciamos el ordenador y debería funcionar sin problemas

Móvil conectado al ordenador por USB

El puerto USB de móvil está roto

En el peor de los casos, si nada de lo anterior funciona, puede suceder, que el puerto USB de tú móvil esté roto. Si esto sucede, es necesario cambiar los pines de conexión en su interior. No es una tarea demasiado dificil pero sí que es necesario disponer de unos conocimientos básicos sobre el tema y disponer de unas herramientas adecuadas para poder realizar el trabajo. Como es algo que no es fácil de explicar con palabras o imágenes, os dejamos un video al final, por si decidís poneros manos a la obra y arrglarlos por vosotros mismos. Si no quieres arriesgarte, la otra opción sería llevarlo a un servicio técnico especializado y que sean ellos lo que se encarguen, ya que no debe ser una reparación demasiado cara.

 

Escrito por Fran Castañeda