Poweramp, un reproductor de música para Android completo y ligero

Análisis Aplicaciones

No todos los terminales Android incluyen un reproductor de música que ofrezca una calidad adecuada (incluso, algunos ni lo integran, por lo que hay que recurrir a servicios como Play Music de Google que dejan mucho que desear para algunos usuarios). Si buscas una aplicación de este tipo, una opción es que te hagas con Poweramp.

Este desarrollo está pensado por y para reproducir música, por lo que no se debe pensar que es como VLC que aparte de esto también permite ver vídeos que se tiene en los teléfonos y tablets. Por lo tanto, su función es única y clara, y ya adelantamos que la realiza con una eficiencia que está fuera de toda duda… pero sin grandes alardes. Por cierto, un buen detalle: Poweramp está completamente traducido y con una calidad en este apartado excelente.

La interfaz que ofrece Poweramp es la habitual en este tipo de trabajos, con los controles de reproducción en la parte inferior y, en la superior, existen diferentes iconos de acceso directo a diferentes apartados. Nos parece un acierto que el color que se utilice de fondo sea el negro, ya que le permite ser diferente a su competencia -además, esto encaja perfectamente con la tendencia actual de las aplicaciones Android y el Modo Oscuro-. Curiosamente, se incluye un asistente que aparece la primera vez que se accede a una nueva pantalla para dejar claro para qué sirve cada botón. Un buen añadido, que sin ser muy necesario, no está de más que se incluya y ya podrían hacer lo mismo otros.

Consejos para proteger el oído a la hora de escuchar música con el móvil

El funcionamiento es realmente ligero y fluido en todo tipo de situaciones, incluso cuando se tiene reproducciones en segundo plano. No hemos detectado retardo incluso en terminales que utilizan procesadores de cuatro núcleos y que sólo disponen de 2 GB de RAM. Es decir, que estamos ante un trabajo que realmente está bien optimizado. Aparte, nos ha parecido un buen detalle que se ofrezcan amplias opciones de configuración en los Ajustes, destacando posibilidades como el cambiar de tema que se utiliza (sí, se puede poner un acabado en aluminio o en blanco) o indicar cómo se desean ver las imágenes que representan a las diferentes pistas que se reproducen. Excelente la cantidad de opciones que existen a la hora de gestionar el uso de auriculares, tanto de cable como Bluetooth.

Uso de la aplicación Poweramp

Como ya hemos indicado todo es realmente sencillo, ya que simplemente hay que elegir la pista a escuchar y, entonces, esta comienza y se puede gestionar la reproducción con los controles habituales. Es posible acceder a diferentes carpetas del terminal Android y, además, el escaneo de archivos compatibles es automático. Por cierto, hay que decir que la compatibilidad con diferentes formatos es amplísima, donde no faltan MP3; OGG; FLAC; WMA; e, incluso, MP4. Excelente, sin duda.

En Poweramp se incluyen opciones avanzadas de control del sonido, ya que no le falta una ecualizador manual (que tiene preselecciones muy acertadas) y, además, también se permite acceder a una pantalla en la que hay posibilidades de establecer diferentes balances o uso del sonido estéreo -lo que, sin duda, posibilita que todo se escuche exactamente como se desea-. Por cierto, se puede dar uso a esta aplicación para establecer como tono del teléfono una pista que se tenga en el terminal y, también, se dispone de u temporizador para que se apague la reproducción -por si se desea escuchar música justo antes de ir a dormir-.

Descarga Poweramp, una aplicación para disfrutar de la música

Si deseas probar este desarrollo, puedes descargarlo de forma gratuita en las tiendas de aplicaciones Galaxy App y Play Store, en ambos casos sin que exista dificultad alguna para ello. Si das uso a este desarrollo, te harás con un reproductor de música eficiente y que no ofrece problemas, por lo que es posible que sea justo lo que más de un usuario está buscando.

tabla de la aplicación Poweramp

Consigue Poweramp en la tienda Galaxy Apps
Escrito por Iván Martín