Cámara dual del Motorola One, el desenfoque es su gran virtud

Motorola

La universalización de las cámaras duales se ha producido en este año 2018, donde los modelos que no son parte de la gama alta las incluyen. Un ejemplo es el Motorola One, un terminal que llega con Android One y con todas las opciones que permite el contar con dos elementos que trabajan en paralelo al hacer fotos.

Pensado para ser una buena opción en la gama media de producto, algo en lo que tiene mucho que ver el uso de 4 GB de RAM y un almacenamiento de 64 gigas ampliable (acompañados por un Snapdragon 625), uno de los grandes atractivos que ofrece el Motorola One es su cámara principal y trasera. Esta cuenta con dos sensores que son los siguientes:

  • Elemento principal de 13 megapíxeles con focal F:2.0, este es el encargado de realizar las fotos de forma tradicional
  • Sensor secundario, que tiene la función de adquirir datos de la profundidad, de 2 Mpx con focal F:2.4

Precio y características del Motorola One. Competencia directa para Xiaomi

No se debe olvidar que en el frontal del Motorola One se incluye una cámara más tradicional con un único sensor de ocho megapíxeles que, eso sí, tiene el interesante añadido de un flash propio y, en lo que tiene que ver con la apertura, esta es F:2.2.

Diseño del Motorola One

Opciones que ofrece la cámara del Motorola One

 Una de las primeras cosas que se deben indicar es que este teléfono incluye un software propietario que es más completo que el utilizado por defecto en Android One. Así, se incluyen opciones avanzadas como por ejemplo la gestión del HDR (que se puede activar de forma automática y, esto, hace que el usuario tenga que estar menos pendiente de los parámetros). Además, se incluyen una buena cantidad de Modos que permiten darle un uso amplio y avanzado al terminal, como por ejemplo Manual; Embellecimiento facial; Fotos activas; Panorámicas; y, también, el crear selfies en grupo que es algo de lo más habitual actualmente.

Cámara integrada en el Motorola One

El efecto bokeh, que es el propio de desenfoque en los retratos, está muy presente en el Motorola One. En la cámara trasera esto se consigue por hardware en este caso ya que se dispone de dos sensores. El caso es, que conseguir primeros planos con un fondo borroso es tan sencillo como seleccionar la opción en la aplicación y disparar. Los resultados en el recorte son muy eficientes. En la cámara frontal también se incluye esta posibilidad, pero en este caso el trabajo se realiza por software, y lo cierto es que no se consiguen malos selfies de esta forma.

Pero no sólo hay que destacar las fotos con desenfoque que se hacen con el Motorola One. Otras posibilidades curiosas y diferenciales están presentes en el terminal del que hablamos. Un ejemplo es que se pueden realizar creaciones a modo de GIF en el que con un vídeo -la calidad máxima es de 2160p-, es posible congelar una imagen mientras que el resto de lo que ocurre se mantiene animado. A esto el fabricante lo llama cinemagrafía, y la verdad es que los resultados son atractivos. Tampoco le falta al teléfono la opción de seleccionar un color para que el resto de la imagen pase a estar en blanco y negro -esta es una opción heredada, pero no por ello deja de ser interesante-.

Aplicación cámara del Motorola One

La cámara del Motorola One es también un asistente

 Tampoco se debe olvidar que en el Motorola One se integra la herramienta Google Lens integrada con la cámara. Este desarrollo permite realizar gran cantidad de acciones que son muy útiles, como por ejemplo el reconocer objetos y lugares (esto es muy interesante al salir de viaje). Y, además, también los textos se “entienden” por lo que es posible dar uso a esta funcionalidad para realizar traducciones o para guardar un número de teléfono. Como se ve, son muchas las posibilidades que llegan en este terminal que cuenta con un precio atractivo: 299 euros.

Escrito por Iván Martín