Todos, a la hora de acudir a comprar un nuevo smartphone, acostumbramos a mirar características clave como la capacidad de la batería, las posibilidades que ofrece su cámara, la potencia y el diseño, e incluso la política de actualizaciones de fabricante. Sin embargo, hay algo mucho más importante en lo que pocos se fijan: la radiación SAR.

Aunque no hay un consenso generalizado sobre los peligros de este tipo de radicación, la propia OMS avisa de que es algo muy a tener en cuenta dado que la rápida expansión de los teléfonos móviles ha llevado a la necesidad de investigar su desarrollo con un posible vínculo entre las emisiones emitidas por los mismos y la formación de tumores cerebrales cancerígenos. Cada smartphone cuenta con su propio grado de emisión SAR, y es importante conocerlo antes de proceder a la compra de un dispositivo que nos va a acompañar día a día.

Evidentemente, al igual que no todos los móviles hacen las mismas fotos, ningún smartphone emite la misma cantidad de radiación que otro. Para averiguarlo se usa la ‘tasa de absorción específica’ (SAR) que mide la cantidad de ondas que puede retener un tejido humano desde la emisión de su teléfono. Cuanto menor es el SAR, más seguro es el móvil y mejor es para el usuario, como así sucede con la mayoría de terminales a la venta en nuestro país, pero hay que diferencias entre móviles con poca radiación SAR, y móviles con altos niveles de radiación SAR.

radiacion sar

Cabe destacar que la reducción de la radiación SAR que emiten nuestros móviles no solo es un ejercicio de marketing, sino una labor de responsabilidad social de cara a preservar la salud de los usuarios así como una contribución a un mundo más sostenible.

El LG G7 ThinQ, entre los nuevos móviles que menos radiación SAR emiten

La Unión Europea fija como límite 2 W/kg, promediados en 10 gramos de tejido y en base a ello podemos determinar qué marcas trabajan mejor en este aspecto. Si nos fijamos en la tabla que aparece sobre estas líneas, vemos que marcas como Samsung, Google y LG son las que menos emisiones SAR incorporan en sus teléfonos.

A la hora de hablar de smartphones recién llegados al mercado, vemos como el LG G7 ThinQ logra reducir aún más las emisiones del LG Q6, uno de los smartphones que menos radiación SAR emiten. Accediendo a los datos del SAR actualizados vemos como el nuevo tope de gama de LG alcanza unas emisiones de 0,24 W/Kg, convirtiéndose así en uno de los mejores smartphones que podemos comprar a día de hoy, y además con una emisión de radiación muy por debajo del estándar.

LG-G7-ThinQ

 

El Xiaomi Mi A1, a la cabeza de emisión de radiación SAR

En el lado contrario de la balanza tenemos a los móviles chinos. Muchas veces nos preguntamos cómo lo hacen los fabricantes orientales para reducir tanto el precio de sus terminales, y la radiación SAR es una de las muchas explicaciones a este fenómeno. Basta con echar un vistazo al listado de los móviles que más radiación SAR emiten para encontrar multitud de móviles chinos en los primeros puestos.

XIAOMI MI A1

El smartphone que más radiación emite SAR es el Xiaomi Mi A1 con 1.75 W/Kg, es decir, casi 8 veces más radicación que el tope de gama de LG. Le siguen el OnePlus 5T, con 1.68W/Kg y, a continuación, seis móviles de Huawei, además del OnePlus 5 y el Nokia Lumia 630. Pero no sólo los móviles chinos emiten una alta concentración de radiación SAR, ya que empresas como Apple también se encuentran en este “top” con el iPhone 7, que está en la posición 11, e incluso el reciente iPhone 8 presentado el año pasado, el cual se queda en la decimotercera posición.