¿Cómo de rápido es el Samsung Galaxy S8 con Android Oreo?

Samsung

Samsung parece que está yendo muy deprisa con la actualización a Android Oreo, pero parece que finalmente va a acabar con los mismos plazos que el año pasado. Hoy, aprovechando que ya están casi en la última beta de programa de Android Oreo en el Galaxy S8, os vamos a traer una comparativa con el Google Pixel 2 XL para ver cómo de rápido es esta actualización.

Ya vimos hace unas semanas una comparativa entre el Galaxy S8 con Oreo y con Nougat y, teniendo en cuenta que era una versión aún menos avanzada de la beta, nos dejó bastantes buenas impresiones debido a que el sistema estaba más optimizado y la gestión de RAM era mejor. Android 8 es un sistema mucho más estable y cerca de ser el mejor sistema operativo que hay actualmente en el mercado de los móviles.

Notificaciones transparentes en la pantalla de bloqueo del Galaxy S8 con Android Oreo

Eso sí, todavía Samsung puede mejorar en ciertas cosas, como en conseguir un sistema más rápido que Android puro, ya que, aunque Samsung Experience sea una de las mejores capas de personalización del momento, nos encontramos que normalmente, Android nativo gana a cualquier capa de personalización si manejamos más o menos las mismas características, por lo que todavía nos puede sorprender con la actualización final.

Android Oreo en el Pixel 2 XL y Galaxy S8, ¿quién es más rápido?

En este vídeo vamos a ver otra comparativa entre dos de los mejores móviles del mercado. El Pixel 2 XL tenemos que decir que tiene un poco de ventaja en esta comparativa dado que ya tiene Android 8.1 y salió al mercado con Android 8, por lo que es un sistema más optimizado y que le queda menos margen de mejora, mientras el Galaxy S8 tiene una fase beta de Android 8. Pero aún así, nos deja ver cómo avanza la compañía coreana en el apartado del rendimiento.

En comparación el Nougat en el Galaxy S8, vemos que de verdad, el S8 planta cara al terminal de Google. Vemos que en muchas ocasiones son los primeros en abrir las aplicación, e incluso ha mantenido algunos juegos más en la multitarea abiertos, pero el Pixel 2 XL gana en el apartado de la gestión de la memoria RAM. Es decir, el Galaxy S8 mejora respecto a la versión anterior en la multitarea, pero todavía se queda un pequeño paso por detrás del Pixel, y el Pixel sigue un paso por detrás del móvil de Samsung en abrir aplicaciones y, sobre todo, abrir juegos.

Escrito por Miguel Ángel Ramírez Ciarreta