Después de todo, los analistas creen que el iPhone SE tendrá unas ventas considerables

Los iPhone SE ya están a la venta en muchos países y las primeras noticias sobre sus índices de ventas no fueron precisamente alentadoras, ya que hubo quien rápidamente empezó a comparar estos nuevos modelos con los iPhone 5c de 2013 y su escaso éxito comercial, a pesar de que eso en Apple significan muchos millones de unidades vendidas al año.

De la decepción a la alegría

Si al principio de semana eran las noticias de una total indiferencia del mercado por el nuevo dispositivo las que copaban los titulares, ahora se están reportando problemas de abastecimiento en algunas tiendas de EE.UU. donde, literalmente, afirman que «no se puede encontrar en las estanterías». Y no lo dice solo la calle o los fans muy acérrimos, sino analistas y la propia tienda online de los de Cupertino donde los pedidos del iPhone SE de 16GB tienen una demora de una semana mientras que el de 64 va por las dos.

iPhone SE rosa en mesa negra

Esta información podrían tener todo el sentido si consideramos que este nuevo iPhone SE no va destinado a un público heavy consumer, que no se ve seducido por los cantos de sirena de las pantallas más grandes, o el contar con el móvil con diseño más avanzado, y es capaz de esperar varios días hasta que toma la decisión de compra.

Ventas y margen de beneficio

De todas formas, aunque la demanda esté superando a la oferta, está por ver cuáles fueron las previsiones de ventas de Apple. Así las cosas, el analista Amit Daryanani de RBC Capital Markets ha confirmado esa rotura del stock de iPhone SE y ha dado una cifra de lo que el terminal podría vender este año: 15 millones de unidades. Eso significaría que Apple podría alcanzar los 40 millones de smartphones vendidos en 2016 solo de modelos con pantalla de 4 pulgadas, si se suman todas las variantes que ha tenido a la venta, como el ya descatalogado iPhone 5s.

Por otra parte, los analistas señalan que el iPhone SE no es tan rentable como otros modelos de la casa ya que los márgenes que deja cada unidad vendida es de un 35 por ciento sobre su precio. Esto, sobre las ventas estimadas suponen unos 6.800 millones de dólares de ingresos en 2016, lo que traducido a beneficio neto supondrán 1.280 millones que irán a parar a las cuentas de la compañía. ¿Os parecen malos datos?

También te puede interesar…