Prueba a fondo del Motorola Moto G 3ª Generación

Cada vez que se presenta un nuevo terminal de Motorola hay gran expectación, en especial si es el modelo orientado a la gama media de producto. El caso es que ya hemos podido probar el nuevo Motorola Moto G 3ª Generación, que es el teléfono que tiene como objetivo que este fabricante siga siendo una referencia en el segmento que hemos indicado antes. ¿Lo conseguirá?

Para conseguir en el Motorola Moto G 3ª Generación se han incluido novedades que llaman la atención, como por ejemplo la protección frente al agua (IPX7), que sin duda es la más diferencial de todas ya que pocos modelos con precio ajustado ofrecen. Pero hay más, por ejemplo la cámara ha evolucionado ya que ahora se integra una con un sensor de 13 megapíxeles y la batería de 2.470 mAh con una mayor carga (lo que, en principio, debe influir positivamente en la autonomía).

Pero también hay un continuismo que no es precisamente positivo, ya que el sector de la movilidad es uno de los que avanzan con mayor rapidez. Sin ir más lejos, esto queda patente en una pantalla de 5 pulgadas con calidad a 720p y, también, en una cantidad de RAM que se mantiene en 1 GB -esto es así en el modelo de 8 “gigas” de almacenamiento, el de dieciséis tiene 2 GB-, lo que para algunos ya no es precisamente mucha.

Caja del Motorola Moto G 3ª Generación

Android casi puro

Si deseas conocer las impresiones que hemos tenido al probar el nuevo Motorola Moto G 3ª Generación, que llega con sistema operativo Android Lollipop sin apenas modificaciones -lo que ya es una característica habitual en los teléfonos de esta compañía-, puedes hacerlo utilizando el enlace que dejamos tras este párrafo.

Si quieres ver la prueba completa del Motorola Moto G 3ª Generación pulsa aquí.