Telefónica cierra unos resultados en 2014 para olvidar debido a Venezuela

Operadores

De 2010 a a 2013, España ha sido uno de los países más problemáticos para Telefónica cada año, sin embargo, a partir de 2014, el mercado nacional además de Brasil y Alemania serán la palanca para mejorar los ingresos que si bien han aumentado en 2014, no han sido todo lo rentables que hubieran deseado César Alierta y su equipo ya que desciende el beneficio neto de la compañía en un 34,7%.

El propio Alierta, en la presentación de resultados, indicaba que suponen la culminación de un periodo de intensa transformación que permitirá reforzar la compañía, su potencial de crecimiento y su posición financiera. Sin embargo, esto es de cara a 2015 porque los resultados de 2014 han vuelto a mostrar un año difícil para la operadora incumbente española.

De nuevo, esto tampoco ha sido algo que haya influido definitivamente para cambiar el signo de las cifras en 2014 que desde hace ya cuatro ejercicios viene arrastrando unas pérdidas que se han vuelto a repetir en 2014, donde hay un nombre propio especialmente señalado al que hacer responsable, Venezuela. Los ingresos totales de la compañía se situaban en 50.377 millones de euros, lo que supone un crecimiento de 2,6% frente a 2013 pero no se reflejaban en el beneficio neto de 3.001 millones de euros, lo que supone un 34,7% menos que el año pasado. Incluso si se descontarán los gastos de reestructuración o el ajuste de la depreciación de la moneda venezolana, el impacto seguiría siendo negativo de un 18,6%.

Alierta, chairman of Spain's telecoms giant Telefonica, speaks at news conference in Madrid

 

Resultados de España

Se puede decir que en España, al menos, la tendencia está cambiando para Telefónica. Si bien, como veíamos en la progresión de la portabilidad móvil mes a mes, sigue perdiendo clientes cada vez lo hace en menor medida gracias a su potente oferta convergente ADSL/fibra + móvil + TV, especialmente en este último apartado donde encara un 2015 con mucho contenido en exclusiva que no se podrá encontrar en otras plataformas.

Pese a todo, la facturación ha bajado un 4,9% sólo en el cuarto trimestre aunque sube el número de los clientes de TV pago a los 1,9 millones, por las razones antes mencionadas, así como alcanza el millón de hogares con fibra óptica y la cifra neta de clientes móviles con contrato es positiva, algo que no veía la compañía desde 2011. Movistar Fusión es el pulmón en España de la oferta de Telefónica con 3,7 millones de clientes y 1,4 millones de líneas móviles adicionales.

Alemania y Brasil, las otras grandes apuestas

Alemania y Brasil no han sido especialmente destacados por sus resultados en 2014, pero se espera que de cara a 2015 sean piezas claves de la nueva estrategia de la compañía, que también tiene en su haber la inyección de 13.500 millones de euros por la venta de la británica O2 a Three.

En estos dos países se han adquirido GVT y E-Plus, donde espera sacar muchas sinergias que junto al impulso en España, donde se prevé 1,5 millones más de hogares con Movistar Fusión para 2016 y la inversión de 3.500 millones en fibra óptica para alcanzar un total de cobertura de entre 13 y 18 millones de viviendas.

Se espera que este plan reporte a la compañía un 7% más de ingresos este año, pero en ellos habrá que excluir cosas como los gastos extraordinarios o si se repite el caso de Venezuela que ha sido el gran pozo por donde se ha ido el dinero este año para la compañía, ya que redujo Oibda, beneficios e ingresos que han impedido bajar la deuda de los 43.000 millones de euros en ese país.

 

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)