Algunos Xperia M2 empiezan a recibir ya su ración de KitKat 4.4.2

Escrito por José Luis
Android

Uno de los dispositivos de gama media de Sony, el Xperia M2 que tan buenas sensaciones nos dejó durante su prueba, es el protagonista de una nueva actualización a una de las versiones más recientes de Android. La que tiene que ver con KitKat 4.4.2 que ya está llegando a algunos terminales.

Como sabéis, estas noticias suelen tener dos caras. Por un lado está la parte buena de saber que hay un ‘update’ que se está liberando para subir el smartphone desde su instalación de Android 4.3 Jelly Bean hasta otra 4.4.2 KitKat (la más actual es la 4.4.4) y por otra, nos quedamos un poco ¡chof! al conocer los territorios a los que ha empezado a llegar y que, como podéis imaginar, no tiene a España entre uno de los elegidos.

Esta actualización ha empezado a liberarse en Francia, Irlanda, Israel, Rusia, Singapur y Tailandia para el modelo LTE D2303 por lo que se han quedado fuera los D2305 y D2306. Además, lo ha hecho dobre los móviles que se han vendido a través de algún operador así que ni siquiera los libres, los comprados a ‘full price’ en las tiendas están recibiendo el nuevo sistema operativo.

Sony Xperia M2 en color violeta

Parace lógico pensar que una vez que la rueda empieza a moverse, esta ya no se detiene y hasta que no cubre con su manto todos los territorios a los que ha llegado este Xperia M2, la cosa no se termina. Pero falta por conocerse el calendario concreto ya que es muy ¿extraño? que los primeros no hayan sido, precisamente, los terminales que se han adquirido completamente libres.

Aun así, si queréis saber si vuestro Xperia 2 puede ya recibir esta actualización, tened en cuenta que debe tener el ‘serial number’ D2303 y la instalación OTA os llegará con una referencia de compilación 18.3.C.0.37. Como siempre, imaginamos que no habrá que esperar mucho para que desde la ‘scene’ podamos coger esos ficheros de actualización y metérselos a nuestro móvil para disfrutar cuanto antes de las mieles de KitKat. Pero mientras… toca esperar.