Samsung Galaxy S5 frente a iPhone 5s, comparativa en vídeo de sus sensores de huellas dactilares

Samsung

Apple abría la veda el año pasado, con permiso de Motorola que fue la pionera, y parece que ha marcado la tendencia de la presencia de sensores de huella dactilar en los terminales móviles siendo el Samsung Galaxy S5 el siguiente en incorporarlo, lo que hace inevitable la comparativa entre el funcionamiento de las dos propuestas que, aparentemente, son similares pero esconden bastantes diferencias.

Si hay un detalle que parece que se va a poner de moda, ya que también se le supone al Huawei Ascend P7 y al LG G3, es la presencia de lectores de huella dactilar como elemento tanto para la seguridad de los smartphones como para ampliar sus posibilidades. Aunque no fueron los primeros, recordemos que Motorola ya tenía un producto, el Motorola Atrix con sensor de huella dactilar, los más destacados actualmente son el Samsung Galaxy S5 y el iPhone 5s, con su Touch ID, en este aspecto. Sin embargo, la pregunta, ¿son los dos iguales? Vamos a intentar responderla gracia al vídeo en el que los miembros de iCrackUriDevice enfrentan ambos elementos en cada uno de los terminales.

Ambos ofrecen un sistema de configuración no sólo sencillo, sino similar en el que podemos fácilmente registrar varias huellas dactilares que estarán autorizadas para utilizar el dispositivo. Y aunque parezca que el Samsung Galaxy S5 tiene el sensor bajo la pantalla, en realidad no es así ya que está situado en el botón Home, como el del iPhone 5s pero de dimensiones más reducidas. Esto, según comenta en el vídeo, causa algún que otro problema si tenemos un dedo demasiado grande o pequeño a la hora de registrar la huella.

Eso sí, una vez reconocida, parece que funciona sin ningún tipo de problemas en el Galaxy S5 pero, siempre y cuando, no deslicemos el dedo de forma diagonal. Esto presenta un pequeño inconveniente para utilizar el terminal con una sola mano ya que es necesario deslizar la huella por el centro del sensor y de forma lo más vertical posible para que no haya errores de detección.

Es algo que parece que no ocurre en el iPhone 5s que reconoce la misma huella en varias posiciones sin problemas. Apple, por otra parte, no solicita que deslicemos el dedo, en su lugar debemos posarlo sin moverlo, gracias al mayor espacio que se le ha dado al sensor.

En el vídeo destacan que si el iPhone 5s aún cuenta con jailbreak, es decir, no lo hemos actualizado a iOS 7.1, es posible mediante diferentes tweaks añadirle más funciones al Touch ID. El Samsung Galaxy S5 aún no ha salido a la venta, pero siendo Android no dudamos que los “cocineros” de ROMs le echarán el diente a este elemento para sacarle todo el jugo más allá de sus posibilidades “oficiales”, que por otra parte ya exceden a las del iPhone 5s puesto que es posible verificar compras con el móvil mediante la huella dactilar.

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)