Se prohibirá el “spam” telefónico por la noche y los fines de semana en España

Operadores

Muchas novedades en materia de servicios telefónicos van a llegar con la nueva Ley de Consumo, siendo la principal que se acabarán las llamadas comerciales o “spam” desde las 21:00 de la noche a las 9:00 de la mañana así como también los fines de semana.

Seguro que alguno se ha visto en la tesitura de recibir una llamada de madrugada y, después del susto correspondiente, descubrir que al otro lado hay un teleoperador despistado, normalmente de otro país, que no sabe qué hora es donde está llamando.

Esto se va a acabar con la nueva Ley de Consumo que traerá, además, alguna que otra novedad a los contratos y servicios de las operadoras de telefonía. Entre ellas, según han confirmado fuentes del congreso de los diputados a Europa Press, se ha acordado que las facturas electrónicas se emitan sólo en papel en el caso de que el consumidor de su consentimiento y estas no deberían suponer un coste adicional, como ocurre ahora con algunas empresas.

spam telefonico

Por otra parte, tanto PP, como PSOE y CiU, partidos detrás de esta reforma de la ley que será aprobada, si se cumplen las previsiones del Gobierno, el próximo miércoles, han acordado que los contratos telefónicos que se prolongan de manera automática, sea obligación de la operadora informar al consumidor de forma expresa y clara si existen compromisos de permanencia o las vinculaciones de uso exclusivo de los servicios de un prestador así como las penalizaciones en el caso de baja. Casi todo esto se cumple actualmente, pero la clave será que ahora tendrán que ser más transparentes, sobre todo en el último punto, desde un principio.

Finalmente, se han incorporado al texto presentado por el Gobierno dos enmiendas más relacionadas con la accesibilidad de las personas con discapacidad a los contratos, que pueden exigir que tanto estos documentos como las facturas se emitan con letras más grandes si el usuario lo solicita y, de nuevo, sin coste adicional.

Fuente: EuropaPress

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)