Séptimo aniversario de la presentación del primer iPhone

Apple

Tal día como hoy hace siete años el gran Steve Jobs ampliaba su leyenda en Apple tras presentar al mundo el primer iPhone. Fue en 2007 y el evento estuvo plagado de anécdotas. Finalmente la presentación y posterior venta del modelo fue un éxito total. Tanto es así que lograría revolucionar el sector de la telefonía móvil y en la actualidad se mantiene como uno de los referentes en el sector de los smartphones, los teléfonos inteligentes.

Tras dos años de desarrollo, Apple lograba fusionar la tecnología táctil de las pantallas con una prematura versión de lo que por entonces se conocía como iPhone OS. El resultado fue un dispositivo que se podía usar por medio de una interfaz que reaccionaba a los toques y movimientos en pantalla. Fue un ejemplo más del instinto de Steve Jobs y su capacidad para trasladar al usuario un producto final con tecnología ya descubierta pero no aplicada.

Un hito en la historia de Apple

Fue un momento memorable para Apple, sus empleados y la figura de Jobs. Aunque meticulosamente programada, los numerosos fallos de los primeros prototipos amenazaban cada minuto la presentación del primer iPhone. Nuestro compañero David Gómez ya ofreció en su momento destellos de todo lo aconteció ese importante día para la compañía. Tras las dudas del sector y las burlas de algunos ejecutivos de otras compañías llegaba el momento de la verdad. El primer iPhone se ponía a la venta un 29 de junio del año 2007, seis meses después de su presentación. Tras la incertidumbre inicial se produjo el boom del Apple iPhone. Desde aquel entonces las ventas del smartphone con el logo de la manzana mordida han aumentando exponencialmente.Presentacion del primer iPhone

Evolución tecnológica

Tanto es así que la compañía ya ha actualizado su popular y característico teléfono hasta en seis ocasiones. La última derivaba en la presentación del iPhone 5s y iPhone 5c, la primera vez que Apple muestra dos versiones distintas de su equipo en un acto. A lo largo de las distintas generaciones que han ido sucediéndose hemos sido testigos de importantes acontecimientos. En el apartado técnico el salto de prestaciones ha sido brutal. El primer iPhone aparecía en el mercado  con pantalla de 3.5 pulgadas y resolución 480 x 320 píxeles, procesador de un núcleo a 412 MHz, 128 MB de memoria RAM, 8 GB de ROM, cámara de dos megapíxeles y batería de 1.400 mAh. Actualmente estos datos quedan totalmente eclipsados por el avance tecnológico que atesora el último iPhone, el iPhone 5s (ficha técnica).

Un producto Made in Jobs, sin Jobs

No obstante, las distintas generaciones de iPhone no solo ha traído alegrías -y beneficios económicos- a la compañía. También ha generado situaciones insostenibles y una gran cantidad de anécdotas. No obstante, si debemos recordar situaciones destacadas en la evolución del iPhone esa es la filtración del prototipo del iPhone 4. El equipo, que supuso un importante cambio de diseño respecto a la anterior generación, se perdía en un bar y acababa en manos de Gizmodo, un portal que lanzó la exclusiva de su historia al filtrar imágenes de por aquel entonces un desconocido iPhone. También debemos recordar los problemas conocidos como Antennagate, defecto que impedía al terminal captar cobertura al ser acomodado en la mano del usuario. El mismísimo Jobs acusaba a los clientes de no saber sostener el equipo debidamente. Poco después la compañía rectificaba y enviaba gratis un bumper que atenuaba el defecto de fabricación.

El lanzamiento del iPhone 4S fue un acontecimiento teñido de negro. Ese 4 de octubre de 2011 Steve Jobs no subía al escenario para sacar a relucir su carisma y publicitar un producto ya en la cima. El alma máter de Apple consumía sus últimas fuerzas en la batalla contra un cáncer de páncreas que padecía desde 2004. Horas después de la presentación oficial del quinto iPhone Steve se apagaba definitivamente y dejaba un legado imposible de cuantificar en la industria tecnológica.

Las siguiente generaciones del iPhone vendrían precedidas de las dudas sembradas por la desaparición del precursor del smartphone. Sin la brillantez de éste como timón de la compañía, Apple ha sorteado la situación con el iPhone 5, iPhone 5s y iPhone 5c. Si bien las cifras de venta están a favor de los norteamericanos, el aparente desatino con el iPhone de plástico y la enorme competencia del mercado dilucidan un futuro un tanto incierto ante la posible falta de ingenio  “made in Jobs”.

Escrito por Víctor Rodríguez