El iPad mini Retina desmontado: comparte piezas con el iPhone 5s

Escrito por Carlos González Villamil
Apple

No es la primera, ni será la última vez que veamos un despiece como este llevado a cabo por los chicos de iFixit. Ellos se encargan de desmontar cada dispositivo y revelarnos la realidad de sus componentes, que en el caso del iPad mini Retina nos hace darnos cuenta de que nos encontramos ante un dispositivo que, básicamente, podría definirse como una mezcla de piezas entre el iPad Air y el iPhone 5s. A continuación os ofrecemos toda la información y las fotografías del iPad mini Retina “en el chasis”.

Los fabricantes, como “padres” de sus dispositivos siempre tienen que decirnos lo mejor de los mismos. Sin embargo, algunas veces ha ocurrido que, al desmontar el dispositivo en sí nos hemos dado cuenta de que no todo era tan bueno como nos lo vendieron. No es “grave”, pero en el caso del iPad mini Retina pudimos darnos cuenta de que el procesador, el chip A7 de Apple, no es tan potente como el del iPad Air, lo cual tiene mucho sentido teniendo en cuenta el tamaño de la tableta.

El iPad mini Retina al descubierto: Se parece al iPad Air y al iPhone 5s

ifix it ipad mini retina

Como habéis podido ver en las fotografías anteriores, gran parte del espacio interior del iPad mini Retina lo ocupa una batería de gran tamaño, pero no todo es batería aquí, ni mucho menos. El procesador, como antes decíamos, es el mismo que incorpora el iPhone 5s, el nuevo teléfono inteligente de gama alta de la compañía de Cupertino. Por lo tanto, en cuanto a rendimiento notaremos que no ofrece la misma potencia que el iPad Air, aunque tampoco tiene demasiado que envidiarle en este sentido. Por otro lado, la pantalla del iPad mini Retina es fabricada por LG, y muestra grandes similitudes con la del iPad Air, aunque la diferencia más clara es la de su tamaño, que se queda en poco menos de 8 pulgadas.

iPad mini Retina, ¿una importante actualización?

A pesar de que el dispositivo haya estado recibiendo importantes críticas por su procesador, se trata de una tableta que sin duda ha recibido una importante actualización con respecto al modelo “original”. En cuanto al diseño, las modificaciones han brillado por su ausencia, algo que “no ha sentado mal”, puesto que difícilmente se podía mejorar este aspecto. En otro campo, los componentes han recibido un “plus” de potencia que se nota al trabajar con el equipo, sobre todo una pantalla que “desborda píxeles”.

Vía