Google actualizará Android una vez al año

Parece ser que Android entra en una nueva fase en la que las actualizaciones se producirán una vez al año. Después de haber lanzado cuatro versiones en poco más de año y medio, Andy Rubin considera que Android ya está lo suficientemente maduro como para no necesitar la frecuencia de actualización seguida hasta la última versión, Froyo.

Desde su nacimiento, allá por agosto del 2008, Google ha sacado actualizaciones cada 6 meses aproximadamente. Desde luego que esta medida ha permitido a Android conseguir el nivel de competitividad del que hace gala en su última versión, Android 2.2 Froyo, pero en los últimos meses empezaba a aflorar la sensación de división entre las diferentes versiones, efecto más conocido por fragmentación de Android.

Arma de doble filo

Hasta ahora, el ritmo de mejoras que Google ha inyectado a su sistema operativo le ha permitido alcanzar, en tiempo récord, un producto final completo y competitivo, llegando incluso a ser la amenaza número uno de sistemas tan consolidados como Symbian o el polémico iPhone OS de Apple. Nosotros nos aventuraríamos a decir que en estos momentos es el sistema a batir. Pero la frecuencia de actualizaciones ha traído consigo una fragmentación importante del software. Cupcake, Donut y Eclair, diferentes versiones de Android, aun conviven en un mercado en el que los mayores perjudicados son los usuarios, que ven como muchos modelos de teléfonos se van quedando sin las últimas versiones, algo que provoca el sentimiento de que sus terminales se quedan obsoletos con tan solo unos meses de vida.

Actualizaciones una vez por año

Los planes de Rubin pasan por actualizar Android una vez al año, al estilo de Apple con su iPhone OS. El frenético de trabajo de Google empezará a ralentizarse hasta llegar a la actualización por año. Esta decisión va a repercutir positivamente en los fabricantes y los desarrolladores, que tendrán tiempo para trabajar sobre Android. Además, los fabricantes podrán ofrecer a sus clientes un teléfono actualizado sin tener que hacer distinciones. Un claro ejemplo este año ha sido HTC, que mantiene a los clientes que en su día decidieron apostar con el HTC Hero con la obsoleta versión 1.5 Cupcake. Y es que recordemos que los teléfonos que no llevan soporte oficial de Google deben ser actualizados por el propio fabricante, que en muchos casos, se le viene encima un arduo trabajo. A la pertinente adaptación de Android al hardware de sus teléfonos, en muchos casos hay que adaptar la interfaz gráfica propia del fabricante. Para el que no lo sepa, Android permite modificar la interfaz de usuario por defecto a otras más vistosas basadas sobre todo en widgets.

+ Fichas técnicas Google
+ Foro Android

Fuente