¿El mando del aire acondicionado no funciona? ¡Usa tu móvil!

Sin duda en estos días de tanto calor veraniegos muchos mantenemos cerca de nosotros el mando del aire acondicionado, por lo que pueda pasar. Pero si estos se averían, y nuestro aire no tiene mandos físicos, sí que estamos en un problema. Así puedes utilizar el móvil como un mando para el aire acondicionado.

Hoy domingo no está de más disfrutar de varias apps que habitualmente son de pago, y que ahora podemos conseguir completamente gratis, aquí tenéis una interesante selección.

¿Qué necesita tener tu smartphone?

Muy sencillo. Igual que para controlar la TV a distancia con el teléfono móvil necesitamos, sí o sí, que el smartphone cuente con un puerto infrarrojos, necesitamos lo mismo para controlar otros dispositivos del hogar que tengan un mando a distancia.

Ya vayamos a usar el teléfono para cambiar de canal, reproducir canciones en un equipo de música e incluso subir y bajar las persianas de casa, también podemos usarlo para regular la temperatura del aire acondicionado.

Como saber si tiene infrarrojos

El puerto infrarrojos del teléfono no suele estar presente en muchos modelos, pero sobre todo los terminales de China siguen presentándolo, como es el caso de móviles de Xiaomi o de Huawei. Si tienes uno de esta marca, seguramente lo tengas.

Lo puedes localizar como un pequeño punto negro, o con un ligero cristal negro en la parte superior del teléfono, en el borde del perfil de arriba del todo.  También puedes usar una app que te da acceso a toda la información de los componentes instalados en tu smartphone. Simplemente localiza la pestaña «Communication peripherals», donde habrá una sección de infrarrojos y mostrará si el teléfono es compatible o no.

infrarrojos

Convierte el móvil en el mando del aire acondicionado

Es un problema en el que muchos nos hemos visto envueltos, en plena ola de calor el mando del aire acondicionado deja de funcionar, o de repente le perdemos de vista por la casa, y no tenemos manera alguna de configurar el aire que expulsa el aparato de ninguna manera. Pues bien, como acabamos de decir, muchos móviles chinos siguen contando con un puerto de infrarrojos, que es ideal para poder utilizar como mando a distancia del aire acondicionado.

Para ello solo necesitamos una app que sea capaz de emular la señal del mando de nuestro aire a través de este puerto de infrarrojos. Ya os contábamos precisamente hace unas semanas si la tendencia de los móviles con puerto de infrarrojos era cada vez más a la baja.

mando del aire acondicionado

En la Play Store hay muchas apps de mando a distancia, que pueden configurar multitud de dispositivos. Y por experiencia personal, hay una app que funciona extraordinariamente bien, y que además tiene una interfaz agradable. Y más importante que todo eso, es compatible con numerosos aparatos de aire acondicionado de los que tenemos en las casas europeas, que es uno de los grandes handicap de este tipo de apps. Esta app se llama ASmart Remote IR, y desde luego es muy sencilla de utilizar. Solo tienes que pulsar sobre el botón «+» para añadir un nuevo dispositivo, seleccionamos aire acondicionado, y la marca de este. En ese momento comienza un pequeño proceso de prueba, en el que debemos dar con el código que mejor funciona con nuestro aire acondicionado.

mando del aire acondicionado

Se trata de probar diferentes perfiles con botones básicos, como el de encender, apagar, subir y bajar temperatura etc. Una vez que comprobamos que funciona con nuestro aire acondicionado y comenzamos a estar fresquitos de nuevos, guardamos la selección para poder acceder a ella rápidamente, y ajustar el frío a nuestro gusto. Una app que podemos disfrutar con otros dispositivos, pero por las fechas en las que estamos, nos interesan especialmente los del aire acondicionado.

AnyMote

Otra aplicación de nuestra lista es AnyMote – Smart Remote Control, que cuenta con una de las mejores interfaces que hemos visto en una aplicación de mando remoto universal. Y es que esta app no solo sirve para controlar el aire acondicionado con el móvil sino que lo puedes usar para controlar cualquier otro equipo que funciones con puerto de infrarrojos.

Su configuración es extremadamente intuitiva. Simplemente instala AnyMote gratis desde Google Play Store. Cuando abras la aplicación, se te presentarán algunas pantallas de configuración extremadamente sencillas que te ayudarán a ponerte en marcha. Una vez que elijas tu tipo de dispositivo, tendrás que buscar o seleccionar la marca y el modelo del mismo. En algunos casos, la opción general «La mayoría de los modelos» debería funcionar.

aire acondicionado

Elija el IR en tu teléfono (debe ser la única opción) y serás llevado a la pantalla de control remoto. Aquí, verás la interfaz en forma de botón que puedes tocar para establecer controles de gestos, y una vez que estés satisfecho con tu control remoto, solo selecciona el botón «Keep» en la parte inferior.

Eso sí, la versión gratuita solo te permite tener 1 control remoto guardado a la vez, por lo que tendrás que comprar la actualización si tienes varios aires acondicionados que controlar.

¿Y si no tengo infrarrojos?

SURE es una de las aplicaciones Android de control remoto mejor valoradas en Google Play porque es súper fácil de configurar, controla cualquier dispositivo que puedas imaginar e incluso puedes usarlo con un teléfono inteligente que no tenga un sensor IR, aunque tendrías que comprar un controlador Wi-Fi a Infrarrojos.

Instala SURE Universal Remote gratis desde Google Play Store, a pesar de que tengas que soportar anuncios y  simplemente abre la aplicación y agrega un nuevo dispositivo de infrarrojos o Wi-Fi. Una vez dentro puedes personalizar el control remoto con una lista de botones favoritos presionando durante algo de tiempo el icono del lápiz.

Es compatible con los últimos modelos de smartphones que utilizan un sensor de IR, como teléfonos Samsung, Huawei y Xiaomi, pero puedes hacer uso de su soporte Wi-Fi a través de un convertidor Wi-Fi-IR. Sus precios suelen girar en torno a los 50 euros, lo que no es demasiado caro para tener un mando extra para el aire acondicionado en casa.